El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

NORTEAMERICA  

 

Obsesión fatal /
Bush no quiere terminar su mandato sin atacar a Irán

 
 

(IAR-Noticias) 26-Julio-07

George W. Bush

La actual obsesión de Bush y de Cheney es no abandonar el poder sin antes atacar a la "cabeza de la hiedra" conformada por  Irán y Siria, que promueven y le dan sustento logístico a los grupos armados que le están propinando una derrota militar catastrófica a las fuerzas norteamericanas en Irak.

Informe especial
Fecha de publicación
19-Julio-07

En los últimos días medios y analistas estadounidenses vienen destacando que el problema nuclear con Irán dividió al entorno de Bush en dos líneas claramente diferenciadas: Partidaria de la "opción diplomática" una, e impulsora de la "opción militar", la otra.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el jefe del Pentágono, Robert Gates, lideran la "opción diplomática", mientras que Bush, el vicepresidente Cheney y los funcionarios más conservadores del lobby sionista de la Casa Blanca, impulsan la "opción militar" para dar un desenlace a la crisis nuclear con Irán.

Según la prensa británica y estadounidense, en los últimos meses los que están en favor de adoptar acciones militares contra Irán antes del término del mandato de Bush  han ocupado una posición predominante, y el presidente estadounidense ha dado todo su apoyo a la teoría de la "opción militar” liderada por vicepresidente Dick Cheney, el lobbysta más empedernido del ataque a Irán

Según lo que han deslizado medios y analistas estadounidenses, en los últimos meses Bush se ha contagiado de la "obsesión" de Cheney por la iniciativa militar contra Irán, pero en el seno de la Casa Blanca se encuentran con la oposición de la secretaria de Estado, Condoleezza  Rice y del secretario de Defensa, Robert  Gates, a quienes acompañan otros miembros prominentes del "clan Bush" (liderado por el padre de W) afectos a la búsqueda de una solución en el plano diplomático.

En un artículo publicado el 1 de marzo pasado, el influyente diario diario The New York Times señalaba que con respecto a Irán (y en general a toda la política exterior estadounidense) existen dos posiciones en la Casa Blanca: una "moderada" caracterizada por la búsqueda  del diálogo y la "salida diplomática", personificada en la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y otra "ultradura" representada y conducida por el vicepresidente Dick Cheney, que propicia operaciones militares inmediatas contra el régimen de Teherán.

Desaparecido Rumsfeld (renunció a fines del año pasado) Cheney quedó como principal jefe político del lobby de la derecha sionista y militarista dominado por un fanático compromiso y lealtad ciega hacia el Estado de Israel y su política expansiva en Medio Oriente.

Como se sabe, el lobby sionista neocons opera (hace negocios y posibilita negocios) sobre los sectores claves del poder estadounidense que se enriquecen con la guerra: Defensa, el Complejo Militar Industrial, y los consorcios armamentistas, petroleros, financieros, tecnológicos y de servicios que se benefician de la conquista militar de mercados, como en Irak y Afganistán.

Considerado el "gran lobbista de la guerra" en la Casa Blanca, el vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, dedica todas sus horas a  "promocionar" las ventajas de un ataque militar a Irán en el Congreso y entre el establishment de poder estadounidense que se beneficia económicamente de las campañas militares.

Pero, y de acuerdo con lo que dejan trascender los medios en Washington, Cheney, amigo de años de "papá Bush" (el jefe del clan y ex presidente de EEUU), ejerce una influencia notable sobre George W. Bush, a punto tal, que se lo considera como una especie de "tutor político" de las decisiones que adopta el actual mandatario norteamericano.

EEUU: Impresionante movimiento aeronaval frente a Irán

Además, de Cheney se dice, entre otras cosas, que es la "voz de Papá Bush" dentro del gabinete presidencial, y el único (junto con Condoleezza Rice) que puede ingresar a la oficina de W. sin tocar la puerta.

Los que conocen el entresijo del poder en Washington, aseguran que dentro del entorno "místico" de los halcones del círculo íntimo (que mezclan el fundamentalismo religioso con los negocios de la guerra) George W. Bush retroalimenta su obsesión personal influenciado por Cheney, de atacar a Irán antes de terminar su mandato.

Según The Washington Post, Bush y Cheney evalúan su misión como un imperativo casi religioso en función de los intereses nacionales de EEUU, ya que, según ellos, el próximo que ocupe la Casa Blanca, sea republicano o demócrata, difícilmente podrá emprender esa tarea debido a la situación internacional adversa que rodeará seguramente, estas decisiones.

De acuerdo con lo que describen algunos analistas estadounidenses, Bush, Cheney, y el entorno guerrerista de los halcones del lobby sionista neocons consideran a Irán como el principal escollo para "terminar con el terrorismo" en Irak y el Medio Oriente, y posibilitar un desenlace victorioso para las tropas estadounidenses empantanadas cada vez en la ocupación militar.

Para Bush y Cheney, el alargamiento de la "opción diplomática" favorece a los planes de los ayatolas de fortalecer y armar a los grupos "terroristas" que, ante una salida de EEUU de Irak, tomarían el poder y lanzarían un ataque contra los intereses norteamericanos en todo el Medio Oriente, recreando una derrota más aplastante que la de Vietnam.

La actual obsesión de Bush y de Cheney -según lo que trasciende de la propia prensa norteamericana- es no abandonar el poder sin antes atacar a la "cabeza de la hiedra", Irán y Siria, que promueven y le dan sustento logístico a los grupos armados que le están propinando una derrota militar catastrófica a las fuerzas norteamericanas.

Cuando hablan del final del mandato de Bush, los periodistas norteamericanos destacan "18 meses cruciales" en los cuales Bush y su entorno intentarán sin pausa encontrar la forma y el consenso (internacional y local)  para ejecutar un ataque preventivo contra las usinas iraníes, mediante el cual confían en desestabilizar el poder de los ayatolas, posibilitando un golpe interno con cambio de régimen.

Desde enero del 2006, la mayoría de los medios, analistas y expertos militares de EEUU y Europa vienen coincidiendo en que EEUU, Gran Bretaña e Israel, ya tienen preparado un plan de ataque contra Irán, que se lanzaría luego de agotada la "opción diplomática" en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Citando fuentes del Pentágono, los más influyentes diarios de Gran Bretaña y Estados Unidos (The New York Times y The Washington Post, entre los últimos) han publicado artículos y se han hecho eco de estas versiones,  precisando que EEUU  ya tiene todo preparado para un ataque a Irán.

El año pasado, una informe de la revista The New Yorker señalaba que la Casa Blanca ha creado un comité en el Pentágono para planear un ataque que pueda llevarse a cabo sólo 24 horas después de que el presidente así lo decida.

En su  edición del domingo 25 de febrero, el influyente semanario estadounidense The New Yorker señaló que a pesar de la insistencia del Gobierno de Estados Unidos sobre que no tiene planes de ir a la guerra con Irán, se ha creado un comité en el Pentágono para planear un ataque que pueda lanzarse 24 horas después de recibir la aprobación del presidente.

El grupo de planificación especial fue establecido dentro de la oficina de Jefes del Estado Mayor Conjunto, según un ex oficial de inteligencia de Estados Unidos no identificado, citado en el artículo firmado por el laureado e influyente periodista Seymour Hersh.

Quien también difundió la versión del ataque, este año, fue el diario británico The Guardian,  el que, citando fuentes militares de Washington, señaló  que el Pentágono realiza continuos ejercicios de bombardeo a las plantas nucleares de Natanz y Arak.

Hace dos semanas el Pentágono anunció que el Enterprise se sumará a la flota compuesta por el portaaviones Dwight Eisenhower  y al  portaaviones de propulsión nuclear USS John C. Stennis, cuyos grupos aeronavales ingresaron en la zona de operaciones frente a las costas de Irán, en febrero pasado, con el argumento de "apoyar a las fuerzas terrestres que operan en Afganistán y en Irak", según el comunicado de la Marina norteamericana.

En lo que ya se configura como la mayor concentración de fuerzas aeronavales con capacidad nuclear de toda la historia, el Enterprise tomará posición frente a la costa iraní y se sumará a la flota estadounidense ya desplegada en la región, que cuenta en estos momentos con más de 12.000 mil efectivos de combate.

En resumen, las posibilidades de que Bush y Cheney cumplan con su "obsesión fatal" de atacar a Irán antes de finalizar su mandato, va cobrando forma a diario con las señales que arrojan los movimientos militares USA y también desde  la información que se filtra por las propias cadenas mediáticas del Imperio.

                             ******

 VOLVER A HOME

    MAS CONTRAINFORMACION

© Copyright 2007  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1