El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

ASIA  

 

"Iraquización" sangrienta

Pakistán es un caos:
Con Clinton de visita y el atentado más mortífero

 
 

 (IAR Noticias) 29-Octubre-09

En  medio de una escalada sangrienta en Pakistán, que ya ha causado centenares de muertos en los últimos días, la secretaria de Estado del Imperio USA, Hillary Clinton, visita el país ocupado recibida por uno de los atentados más mortíferos que -hasta el momento-  ha dejado más de cien muertos y centenares de heridos, según la información oficial.

Informe
IAR Noticias
/
Agencias

Más de 100 personas habían muerto el miércoles y alrededor de 200 resultaron heridas tras la explosión de un coche bomba en un concurrido mercado de la localidad de Peshawar, en el norte de Pakistán, según fuentes médicas, en el último de una serie de sangrientos atentados en el país ocupado por fuerzas extranjeras.

La explosión, la más mortífera en Pakistán este año, se produjo horas después de que la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, llegara a Pakistán, prometiendo una nueva relación con un socio cada vez menos confiable.

"Fue un coche bomba. El vehículo estaba aparcado frente a un mercado frecuentado principalmente por mujeres", dijo por su parte Azam Jan, funcionario del gobierno de la ciudad.

Pakistán está en alerta máxima por temor a que se produzcan atentados en represalia por la ofensiva contra los bastiones de las milicias talibanes paquistaníes en la provincia de Waziristán del Sur, en la frontera con Afganistán, según las autoridades.

La explosión del miércoles causó graves daños en un barrio con muchas construcciones de madera y ladrillo, calles muy transitadas y estrechas.

El ataque provocó el incendio de los edificios aledaños. Mientras avanzaba la remoción de los cuerpos y el rescate de los heridos, columnas de humo negro se elevaban sobre la zona, donde abundan comercios dedicados a la venta de ropa femenina.

Según las autoridades, entre las víctimas fatales hay mujeres y niños, y se teme que el número de fallecidos aumente con el paso de las horas.

En un escenario de "iraquización", más de 300 personas han muerto en atentados similares en los últimos días, desde que el ejército de Pakistán lanzó una ofensiva a gran escala en la región de Waziristán del Sur, un bastión de los combatientes del Talibán.

El ataque en Peshawar se produjo en momentos en que la canciller de la potencia ocupante, Hillary Clinton, iniciaba una visita a la capital, Islamabad, para "debatir" con el gobierno paquistaní la escalada de la violencia y la seguridad del arsenal nuclear del país.

En los últimos meses, y desde la renuncia de Musharraf a la presidencia, continuas advertencias de EEUU sobre el "peligro talibán" consiguieron anarquizar el país convirtiéndolo en un nuevo teatro operativo de la "guerra contraterrorista" que traslada el escenario afgano a Pakistán.

La secretaria Clinton prometió más ayuda al gobierno paquistaní para combatir los ataques de la "insurgencia", pero -según la corresponsal de la BBC Kim Ghattas- se necesitará mucho más que firmas y discursos para sanar una relación bilateral malherida.

La funcionaria estadounidense deberá escoger sus palabras con cuidado, añadió Ghattas, puesto que su visita ocurre en momentos en que los lazos entre Islamabad y Washington, aliados estratégicos en la lucha contra  el "terrorismo" de Al Qaeda y el Talibán, reciben una oleada de críticas antiestadounidenses.

"Es muy desafortunado que haya quienes cuestionen nuestras motivaciones o duden de que tenemos un compromiso de largo plazo, y quisiera aclarar eso", dijo la secretaria de Estado de EE.UU. a su llegada a Islamabad.

Tras reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Mahmoud Qureshi, Clinton añadió que la administración de Barack Obama quiere que la relación bilateral "vaya más allá de la lucha contra el terrorismo" y abarque también la cooperación en áreas como infraestructura, energía y educación.

Al enterarse del sangriento atentado de este miércoles, Hillary Clinton expresó su "solidaridad" con Pakistán en lo que calificó como "una esforzada lucha contra grupos extremistas tenaces y despiadados", en la que el país "no está solo".

"Queremos reforzar nuestra relación. No queremos que se limite a la lucha antiterrorista, aunque ésta sea nuestra principal prioridad", explicó la jefa de la diplomacia estadounidense a bordo del avión que la condujo a Islamabad, en su primera visita a Pakistán desde que tomó posesión de su cargo.

Clinton también expresó su deseo de "pasar página" en esos "malentendidos y errores de comunicación" ocurridos entre Washington e Islamabad.

Hillary Clinton instó a Pakistán a conversaciones sobre la no proliferación y le advirtió frente a la amenaza de grupos terroristas en búsqueda de armas nucleares.

La secretaria de Estado afirmó que Washington tenía "un alto nivel de confianza" en el control de las autoridades paquistaníes sobre su arsenal nuclear. "Pero estamos inquietos respecto de la proliferación y tenemos buenas razones para ello", agregó, haciendo implícita referencia al inventor de la bomba atómica paquistaní caído en desgracia, Abdul Qadir Jan.

Para Estados Unidos, Abdul Qadir Jan, que en 2004 admitió haber transmitido sus conocimientos a Irán, Corea del Norte y Libia antes de retractarse, representa siempre un "riesgo de proliferación".

"Queremos alentar a Pakistán a unirse a nosotros durante la conferencia sobre la no proliferación que tendrá lugar en la primavera (boreal) próxima. Queremos que trabajen con nosotros en el Tratado sobre la prohibición de la producción de materias fisibles (FMCT)", señaló Hillary Clinton ante los periodistas que la acompañan.

La secretaria de Estado llamó al ejército paquistaní a tener en cuenta la "amenaza terrorista nuclear" de Al Qaeda. "Sabemos que Al Qaeda y sus aliados extremistas siguen en búsqueda de material nuclear y que no se necesita mucho para provocar una explosion muy grave con consecuencias políticas y psicológicas temibles", alertó  la canciller de la potencia ocupante.

La secretaria de Estado provocó una conmoción en el establishment de poder norteamericano cuando, el 22 de abril, en el Senado de EEUU, acusó al gobierno de Islamabad de "abdicar ante el Talibán y los extremistas”.

La jefa de la diplomacia USA dijo ante un comité del Senado que el incipiente gobierno del Partido Popular de Pakistán afrontaba una “amenaza existencial” de los combatientes islamistas que podrían apoderarse de su arsenal nuclear y convertirse en un "peligro mortal" para EEUU y otros países.

Los comentarios de Clinton coincidieron con los del asesor estratégico del Comando Central de las fuerzas de EEUU, David Kilcullen, quien afirmó al diario The Washington Post, en marzo, que Pakistán podría colapsar en menos de seis meses.

Hillary Clinton impulsa la nueva ley Kerry-Lugar-Berman, que prevé triplicar la ayuda estadounidense para Pakistán, fijándola en 7.500 millones de dólares en cinco años.

La ley suscita fuertes polémicas y críticas en Pakistán, e influyentes  paquistaníes acusan a Washington de querer "condicionar con esas ayudas la soberanía del país".

"No hay condiciones impuestas a Pakistán", reiteró Clinton en una entrevista concedida a la cadena Geo TV. "No tratamos de ninguna manera de dictar nada al gobierno o al ejército paquistaní", subrayó.

Sin la mano dura de Musharraf, atacado por un vacío de poder ascendente, metido en una espiral de crisis económica, y con una escalada indetenible de violencia y atentados (promovidos por la CIA) en las grandes ciudades, Pakistán se ha convertido en un resorte geopolítico-militar clave en la estrategia regional de Washington.

*****

Informe relacionado:
Qué se prepara en Pakistán: El factor nuclear y la "iraquización"

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2009  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com