El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

NORTEAMERICA  

 

Misiles peligrosos

Bush y Putin se reúnen en Washington en plena
escalada de la guerra fría

 
 

(IAR-Noticias) 02-Junio-07

En abril pasado, en lo que ella misma calificó como su "misión más difícil" desde que ocupa el cargo, la "misionera" de Bush, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, visitó Rusia con el objetivo de bajar los decibeles de la escalada desatada tras la llamada "crisis de los misiles" en el espacio post soviético de Europa del Este. La halcona negra fracasó en su misión, y la crisis ya tocó un pico que obliga a Bush y a Putin a reunirse en una cumbre solicitada por Washington

La decisión del gobierno de Putin de no dar marcha atrás con su oposición a la instalación del sistema AMB yanqui frustró el objetivo principal de la visita de la secretaria de Estado a Moscú, y en los días que siguieron la crisis siguió aumentando los decibeles hasta alcanzar su máxima tensión cuando Rusia anunció esta semana la puesta en marcha de un súper-misil con múltiples cabezas nucleares orientado a neutralizar al escudo de EEUU.

El clima se volvió a calentar cuando el miércoles el presidente  ruso Vladimir Putin advirtió sobre el  riesgo de "transformar a Europa en un polvorín" si Estados Unidos despliega junto con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) un escudo antimisiles en Polonia y Checoslovaquia.

La advertencia fue simultánea al anuncio del Ministerio de Defensa ruso que confirmaba que Moscú había probado con éxito un nuevo proyectil intercontinental, capaz de portar hasta diez cabezas nucleares y superar los sistemas de defensa convencionales de misiles.

La operación -según la Defensa rusa- tuvo lugar en la región norte del Pacífico, donde Estados Unidos ha realizado ensayos del escudo que pretende instalar en Europa oriental.

Como efecto inmediato, desde Washington se anunció una reunión con carácter de "urgente" que mantendrán en la Casa Blanca, entre el 1 y 2 de julio, los viejos conocidos Bush y Putin con la intención de poner paños fríos a un  conflicto que ya está rozando la confrontación militar.

El vocero de la Casa Blanca, Tony Snow, justificó la elección de ese "escenario familiar" en la buena relación entre los presidentes que "disienten abiertamente en muchas cosas" pero en los encuentros cara a cara "son brutalmente honestos para decirse lo que piensan".

Pero, y vale aclararlo, el conflicto a varias puntas que mantienen Washington y Moscú en Europa (que muchos ya califican como "guerra fría")  trasciende las voluntades de Bush y de Putin  para convertirse en una confrontación de intereses estratégicos entre los dos Estados capitalistas más poderosos de la Tierra.

Entre EEUU y Rusia se concentra más del noventa por ciento del potencial mundial, no sólo nuclear sino además militar, tecnológico y espacial, y ambas naciones se encuentran en una peligrosa competencia no ya en una guerra entre sistemas diferentes (como en la época de la Unión Soviética), sino entre potencias capitalistas que se disputan mercados y fuentes de recursos que aseguren su supervivencia.

Por otra parte, a Washington el frente de conflicto abierto con Rusia (con su influencia militar y comercial-estratégica en Medio Oriente) le complica seriamente la resolución de la escalada con Irán y su programa nuclear ya que la administración Bush tiene previsto dar un "desenlace militar" cuando se agoten las negociaciones en la ONU.

En el comunicado anunciado la cumbre de julio, la Casa Blanca señala que Bush "tiene muchas ganas de que llegue el momento de la visita que forma parte del diálogo bilateral intensivo que mantiene con Putin".

"La cooperación entre EEUU y Rusia es importante para resolver los conflictos regionales, detener la propagación de armas de destrucción masiva, así como la lucha contra el terrorismo y el extremismo", agrega la nota.

Por último, señala que ambos mandatarios hablarán de un amplio abanico de temas, "incluida la situación en Irán, sobre la cooperación nuclear y los misiles de defensa".

Horas antes el presidente ruso había dicho:  "Estimamos peligroso y nefasto transformar a Europa en un polvorín y llenarla de nuevos tipos de armamentos", afirmó Putin después de una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Portugal, José Sócrates, cuyo país presidirá la Unión Europea a partir de julio, por un periodo de seis meses.

"Son riesgos nuevos e inútiles para el sistema de relaciones internacionales y europeas",añadió Putin en el Kremlin.

EEUU pretende establecer una base antimisiles en Polonia y un centro de control por radar en República Checa como parte de su programa de Defensa Nacional de Misiles para 2011.

Especialistas en materia de seguridad en Rusia, vienen señalando que la base forma parte de los intentos de Estados Unidos para hacer frente a futuras amenazas de China y Rusia, pero sostienen que Moscú ya desarrolló la tecnología que le permitiría sortear el costoso proyecto de un escudo de defensa.

Junto al mega-proyecto de escudo espacial que Washington planea para Europa, otros conflictos enturbian la relación  y alimentan la "guerra fría", como la injerencia creciente de Washington y la Unión Europea en las ex repúblicas soviéticas.

Parte de las ex repúblicas comunistas de Europa del Este que conformaron la Unión Soviética -y el Pacto de Varsovia-, ahora son miembros de la OTAN., la fuerza militar liderada por Estados Unidos que nació para combatir la expansión militar del ex Imperio Soviético del que formaban parte estos flamantes miembros de la alianza atlántica.

Desde el fin de la Guerra Fría, la estructura militar controlada por Estados Unidos primero, incorporó a Polonia, Hungría y la República Checa, y ahora se extiende a Rumania y Bulgaria. Además, con las tres repúblicas bálticas de Lituania, Letonia y Estonia, llega casi hasta Finlandia.

Con la ampliación de la OTAN con "socios confiables" de las ex repúblicas soviéticas de Europa del Este, Estados Unidos consiguió  la consolidación de su poder geopolítico y militar estratégico en la región, en desmedro de Rusia, y China que ven afectadas y desestabilizadas sus fronteras y áreas de influencia.

El caos y la desestabilización planificada con las "revoluciones de terciopelo" en el Asia Central forman parte del mismo proyecto estratégico, cuyo objetivo central apunta a desestabilizar las fronteras y áreas de influencia de Rusia con el propósito del control militar y geopolítico sobre las ex repúblicas soviéticas.

No obstante, y en los últimos movimientos de piezas, el eje sionista  Washington- Europea  viene perdiendo terreno y fuerza en sus áreas de influencia en la región, principalmente en Ucrania, donde el gobierno pro-Washington de Yushenko esta deteriorado y enfrenta una crisis con el ascenso de los sectores pro-rusos que están regresando al poder.

Simultáneamente a la crisis de los misiles, Moscú y sus servicios de inteligencia siguen insistiendo que EEUU y sus socios de la Unión Europea, utilizando  la fachada de organizaciones no gubernamentales (ONGs), están realizando una campaña desestabilizadora contra Rusia y contra el espacio post-soviético, y la frustrada operación en Bielorrusia (cuyos últimos comicios fueron ganados por el presidente pro-ruso), conformó la jugada más reciente en ese tablero.

Complicando el panorama de la crisis Rusia-EEUU, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo el martes en Minsk que su país está "listo para actuar conjuntamente con Rusia, en tanto los estadounidenses están intentando desplegar estos sistemas en Europa, lo que es completamente inadmisible".

La propuesta estadounidense para instalar un sistema antimisiles en Polonia y República Checa motivó que un alto jefe militar ruso, el mes pasado, advirtiera que el plan llevaría a que Moscú apunte sus misiles hacia sus antiguos aliados.

                             ******

 VOLVER A HOME

   MAS CONTRAINFORMACION

© Copyright 2007  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1