El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

EUROPA  

 

La futura "presidencia en las sombras" /
Ya eligió a su sucesor: Putin se apresta a manejar a Rusia por control remoto

 
 

(IAR Noticias) 11-Diciembre-07                            

Putin y Medvedev: El poder real y el poder formal en el futuro de Rusia. (Foto: AFP)

Apostando  a su continuidad en el poder "por otras vías", Vladimir Putin y su partido acaba de nombrar como candidato presidencial de Rusia en el 2008 al vice-primer ministro Dmitri Medvedev, según informaron este lunes tres agencias rusas. Como "presidente formal" de Rusia,  Medvedev deberá, según los expertos, cultivar dos virtudes principales: Escuchar y ejecutar lo que ordena y decide Putin, el futuro "presidente en las sombras" de la segunda potencia nuclear del planeta.

Informe especial
http://www.iarnoticias.com/

Tras meses de especulación sobre quién sería el "sucesor" en Rusia, el viceprimer ministro Dmitri Medvedev emergió como el claro favorito para suceder al presidente Vladimir Putin cuando éste finalice su mandato en marzo próximo.

Medvedev, de 42 años de edad, será el candidato de Rusia Unida, el partido de Putin, y de otras tres organizaciones aliadas del Kremlin: Rusia Justa, el Partido Agrario y Fuerza Ciudadana., según las agencias rusas.

En una reunión conjunta, Putin manifestó este lunes su total apoyo al Medvedev, a quien dijo conocer "estrechamente" desde hace más de 17 años.

El mandatario ruso, inhabilitado constitucionalmente,  para ejercer un tercer mandato, debe dejar el poder tras la elección del próximo marzo luego dos mandatos, pero Medvedev es considerado un leal incondicional al presidente.

Según los observadores, Medvedev es considerado como un miembro de la nueva generación de políticos "técnicos" y "liberales" del Kremlin, y se desempeña, además, como presidente del directorio de la estratégica corporación estatal Gazprom, que produce y exporta gas natural y representa una columna vertebral en el proyecto de poder energético de Putin.

El partido oficial obtuvo el 64,1% de los votos en las elecciones legislativas del dos de diciembre pasado, y el amplio respaldo a la candidatura del viceprimer ministro, según Putin, "significa que tenemos una oportunidad de formar un gobierno robusto".

La fortaleza de la posición política de Putin coloca su favorito en una posición muy fuerte para ganar los comicios.

Medvedev debe el ascenso de su carrera en la la élite del poder ruso al propio Putin, quien lo trajo a su círculo de colaboradores cercanos desde el inicio de los años 1990 para trabajar en el equipo de gobierno local en San Petersburgo.

Nacido el 14 de septiembre de 1965, Medvedev es hijo único de Anatoly Medvedev, un profesor del Instituto Tecnológico de Leningrado y de Yulia, profesora de filología en el instituto Gertsen.

Tras desempeñarse como director de campaña de Putin en el año 2000, Medvedev fue nombrado director administrativo de la presidencia en el Kremlim y luego gerente de Gazprom, empresa clave del sector energético ruso.

En 2005, Putin lo nombró vice-primer ministro encargado de los grandes Proyectos nacionales (salud, vivienda, educación), lo que fue considerado por los observadores como un nombramiento que le serviría de trampolín hacia el Kremlin.

Apoyado en su profundo conocimiento de la burocracia del Kremlin, Medvdevev es considerado como el principal responsable de la pirámide política que ayudó a Putin a permanecer sin tropiezos en la presidencia.

En particular ha reorganizado las relaciones con algunos de los oligarcas multimillonarios que dominaron la escena política rusa durante la presidencia del predecesor de Putin, Boris Yeltsin.

El partido Rusia Unida se reunirá el 17 de diciembre en un congreso para nombrar oficialmente a su candidato.

El candidato Medvedev no es miembro de Rusia Unida, pero no tiene necesidad de pertenecer a ese partido para aspirar a la presidencia en las elecciones que se llevarán a cabo los días 2 y 23 de marzo próximos

La "refundación" de Rusia

Vladimir Putin, de 54 años, presidente de Rusia desde el año 2000, consolidó su liderazgo y su gestión presidencial a partir del combate contra el "terrorismo checheno", y Bush proyectó su administración combatiendo al "eje del mal" representado por Bin Laden y la red Al Qaeda, y contra todo lo que se asociara al "terrorismo musulmán" por el planeta.

Igual que Bush, Putin consolidó su poder a partir del complejo militar y de un férreo control sobre las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia, que le posibilitó terminar con todos sus enemigos, internos y externos.

Utilizando como herramientas estratégicas al petróleo y al desarrollo armamentista, Vladimir Putin puso en claro mediante nuevos gestos y movidas que intenta relanzar a Rusia como la gran potencia del siglo XXI en abierta competencia con EEUU y sus socios de la Unión Europea.

Emergente de las cenizas de la URSS y de la Guerra Fría, y luego de expulsar del poder al lobby sionista  infiltrado con Yeltsin tras la caída de la URSS, la  Rusia de Putin se proyecta hacia la consolidación de un imperio forjado a partir de la vieja sociedad capitalista de las armas, el petróleo y las finanzas.

En el marco de la llamada "crisis de los misiles" con EEUU en Europa, y en medio de un recrudecimiento de la "guerra fría", la Rusia de Putin acaba de colocar su bandera debajo del Polo Norte, paralelamente a los movimientos que ejecutan sus bombarderos nucleares en el Pacífico y a los ejercicios militares con China.

Además, Rusia multiplicó sus anuncios de fabricación de nuevos armamentos estratégicos y convencionales, e incrementó en grados notables sus exhibiciones de fuerza militar ante Occidente para mostrar la voluntad de mantener sus ambiciones de superpotencia en expansión.

Pero, Putin enfrenta un límite insalvable: su segundo período presidencial se termina en el 2008, y la constitución rusa lo inhabilita para la reelección en las próximas elecciones.

El "presidente en las sombras"

Pero ¿puede Rusia prescindir de la mano de hierro del hombre que la catapultó nuevamente a la condición de superpotencia nuclear que hoy disputa áreas de influencia (en una "guerra fría" intercapitalista") con el Imperio unipolar de Bush?

Mejor dicho: ¿Puede Putin, a los 54 años de edad, prescindir del poder de la Rusia energética-nuclear para  realizar sus sueños de nuevo zar de todas las Rusias?

Imposible: Por eso Putin, apostando a su continuidad en el poder "por otras vías", acaba de elegir a su "sucesor".  Un  hombre que en el futuro, y al frente de la "presidencia formal" de Rusia va a cultivar dos virtudes principales: Escuchar y ejecutar lo que ordena y decide Putin, según los expertos, el futuro "presidente en las sombras" de la segunda potencia nuclear del planeta.

Putin (un formidable jugador de ajedrez), según medios y analistas rusos manejará por  control remoto la presidencia formal de  Medvdevev hasta su regreso "oficial" al poder.

 Curiosamente, el futuro rol de Putin como "presidente en las sombras" de Rusia, reviste una asombrosa analogía con el papel que desempeña el ex presidente, George Bush, a quién se le asigna un poder hegemónico en las decisiones de su hijo, el actual presidente de EEUU, George W. Bush.

Tanto Putin como el jefe del clan Bush, George, (padre de W), ex presidente de EEUU y director de la CIA,  se "cruzaron" por Asia y por los Balcanes cuando el hoy presidente ruso era espía del KGB (ya dedicado a negociar espacios de poder con la inteligencia americana)  y el padre del hoy presidente Bush comandaba desde la Casa Blanca los operativos de la CIA en Afganistán.

Como los Bush, padre e hijo, Vladimir Putin concentró su administración en dos temas claves: la Defensa, la Seguridad y los servicios de inteligencia, a los que asignó, fuertes presupuestos del Estado.

En julio de 2004 Putin aprobó la reforma de los servicios secretos que dota al FSB, el heredero de la KGB, de más poderes y apunta a la creación de un todopoderoso Ministerio de Seguridad Estatal en Rusia. La reestructuración consolidó al FSB, bastión de Putin, en la cúspide de la pirámide del poder ruso.

Putin, formado en el mundo del espionaje (KGB) y con un curriculun que incluye una tesis doctoral sobre la utilización del petróleo como instrumento de poder geopolítico-económico estratégico, comenzó su proyecto de reposicionar a Rusia como gran potencia mundial luego de la caída de la URSS, utilizando como herramienta sus colosales reservas de petróleo y gas y su condición de país pivote entre Asia oriental y Europa.

En el presente, favorecido por los altos precios del petróleo, con US$400.000 millones en reservas de oro y divisas duras, y con su renovado sistema de armamento nuclear y convencional, el gobierno de Putin comienza a desafiar a la hegemonía imperial estadounidense en todos los frentes, principalmente en el terreno nuclear y armamentista.

Sus colosales alianzas económicas-energéticas y geopolíticas-militares estratégicas con China, Irán, Medio Oriente y el eje asiático lo perfilan a Putin como "imprescindible" para la continuidad del poder en Rusia.

Este es el argumento central que esgrimen los expertos a la hora de señalar a Putin como el futuro "presidente en las sombras de Rusia" a partir del fin de su segundo mandato constitucional en el 2008.

Informe relacionado:
La guerra de Putin con el lobby sionista USA-Europa

                            ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2007  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1