El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

ASIA  

 

Talibanes al ataque
La OTAN y la "guerra contraterrorista" en Afganistán: La "otra guerra" de Bush

 
 

(IAR-Noticias) 28-Enero-07

Soldado de la OTAN en Afganistán

Tras los atentados del 11-M, en el 2001, la administración Bush invadió Afganistán contando con el apoyo de la OTAN, lo que -a diferencia de Irak donde no actúa- supuso a posteriori para la organización atlántica una involucración directa en la "guerra contraterrorista" de Bush en el país ocupado.

Como está sucediendo con la resistencia iraquí, a lo largo de casi 6 años de ocupación la stropas conjuntas de la OTAN y EEUU no pueden controlar a la guerrilla talibán que en los últimos meses lanzó una feroz contraofensiva que ya causó enormes bajas y daños a las fuerzas ocupantes.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) se reunieron el viernes26 en Bruselas, Bélgica, para discutir el fortalecimiento de su "guerra contraterrorista"  en Afganistán, en anticipación a la esperada ofensiva del Talibán.
Estados Unidos ya anunció que inyectaría otros US$10.600 millones a su "esfuerzo militar" en el país asiático.

El Pentágono también prometió que 3.200 de sus soldados se quedarán en el país por cuatro meses más después del supuesto fin de su misión.

En ruta hacia Bruselas, Rice dijo que US$8.600 millones del dinero adicional serían invertidos en "seguridad", incluyendo capacitación y equipos para las fuerzas afganas, mientras que US$2.000 millones estarían destinados a la reconstrucción del país.

La OTAN considera que los combatientes del Talibán aprovecharán la llegada de la primavera en el hemisferio norte para lanzar una nueva ofensiva contra el gobierno afgano, apoyado por EEUU y la Unión europea.

Estados Unidos tiene 24.000 soldados en el país, más que todas las otras naciones de la OTAN combinadas.

Según corresponsal de la BBC en Bruselas, Rob Watson, EEUU presiona con más combates contra los talibanes para demostrarle a los socios de la alianza que no abandonará a Afganistán a pesar de los problemas de sus tropas en Irak.

Tropas estadounidenses en Afganistán.

La OTAN y la "guerra contraterrorista"

Nacida con la finalidad de proteger a los países occidentales contra el bloque soviético, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debería haber desaparecido con el fin de la Guerra Fría, y sin embargo no fue así.

Desaparecida la URSS y la guerra por aéreas de influencia con el bloque soviético, la organización amplió su estructura y se inventó un nuevo enemigo para justificar su existencia: "el terrorismo internacional", caracterizado por EEUU tras el 11-S como el nuevo "enemigo estratégico" que venía a sustituir al "comunismo internacional".

El 1 de julio de 1991, con la disolución del Pacto de Varsovia (la fuerza oponente de la OTAN desde el bloque soviético) se ponía fin a la razón de ser oficial del Tratado del Atlántico Norte. No obstante, y reciclada dentro de la nueva hipótesis de conflicto con el "terrorismo", la OTAN continuó en pie y en plena fase de ampliación con nuevos miembros.

Con 12 miembros en el momento de su creación, el 4 de abril de 1949, la OTAN contaba con 16 cuando se produjo la disolución del Pacto de Varsovia y ahora cuenta con 26 países, y entre los nuevos miembros se cuentan ex republicas soviéticas integrantes del ex Pacto de Varsovia.De esta manera la Alianza Atlántica puso los ejércitos de los países que la componen al servicio de la "guerra contraterrorista" piloteada desde Washington participando de la invasión y bombardeo a la ex Yugoslavia (hoy Serbia) primero, y luego del ataque y la conquista de Afganistán.

En ese país ocupado, la OTAN fue sustituyendo gradualmente en el mando a las fuerzas norteamericanas en las tareas represivas contra la guerrilla talibán, hasta que, el ñao pasado, , cuando el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, anunció la expansión de la misión de la Alianza en Afganistán hacia el este del país, con lo que pasó a ser responsable de las operaciones militares en la mayoría del territorio afgano.

"Hemos decidido entrar en el este; es una decisión muy importante, clave, y ocurrirá muy pronto", declaró De Hoop Scheffer en una rueda de prensa al término de una reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN en Portoroz, en el sur de Eslovenia.

Con la ampliación al este, la Misión de Asistencia a la Seguridad en Afganistán de la OTAN (ISAF) pasó de 20.000 a 32.000 efectivos, en un momento en el que el país vive su peor ola de violencia de los últimos años y en que la Alianza se enfrenta a una dura y feroz resistencia de los talibanes en el sur.

La medida, que se llevó a cabo en octubre, según fuentes aliadas, no requirió sin embargo el reclutamiento de nuevas fuerzas, ya que unos 12.600 soldados de la operación antiterrorista "Libertad Duradera" liderada por EEUU pasaron a estar bajo mando de la ISAF mediante un sencillo cambio de insignias.

Además, aportaron helicópteros y aviones de vigilancia y transporte.
"Libertad Duradera" siguió manteniendo otras 10.000 soldados en Afganistán bajo mando estadounidense, dedicados a las operaciones "antiterroristas" de busca y captura de rebeldes.

La OTAN,  desde su despliegue al sur del país el pasado 31 de julio está haciendo frente a una dura resistencia de los talibanes, lo que llevó al comandante supremo de la Alianza en Europa, general James L. Jones, pedir refuerzos con carácter de "urgencia".

"Hemos hecho progresos en la última semana y creo que lo estamos haciendo bien, pero aún no estamos allí", declaró el jueves De Hoop Scheffer, aunque advirtió de que la extensión al este "no puede ser una excusa para dormirnos en los laureles".

En su último informe, titulado "Afganistán cinco años después: El regreso de los talibanes", el Senlis Council, organización independiente integrada en la red de Fundaciones Europeas, señala que el hambre y la pobreza que vive la población del sur de Afganistán ha propiciado el retorno de los talibanes, que ahora dominan la zona.

Para una mayoría de observadores las tropas de la OTAN están en una "trampa" porque se han metido en "una espiral de violencia" sin control, en tanto que "los talibanes cada vez tienen más apoyo en la población, que ve el conflicto como una lucha entre Occidente y el Islam".

Al sustituir a las tropas norteamericanas en la represión, las tropas de la OTAN atraviesan por una situación parecida a la viven los soldados estadounidenses en Irak.

Y como ya sucede en EEUU, los muertos y mutilados provenientes de Afganistán ya empiezan a convulsionar a las naciones europeas que integran la coalición multinacional en ese país

                             ******

 VOLVER A HOME

 MAS CONTRAINFORMACION

© Copyright 2007  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1