El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

NORTEAMERICA  

 

Navidad en Texas
Lo que trae el arbolito para Irak: Bush y la lógica del Imperio ¿De que estrategia hablan?

 
 

(IAR-Noticias) 24-Diciembre-06

Después de un año agitado (perdió la mayoría parlamentaria en los dos cámaras del Congreso), el presidente Bush pasará las navidades en compañía de su familia en su rancho de Crawford (Texas), y a su regreso a Washington tiene previsto anunciar, en enero, una nueva estrategia para el conflicto iraquí, aunque no habrá cambios drásticos, según informaron agencias internacionales citando fuentes oficiales.

Informe especial

Desde hace algunas semanas Bush recoge "información" y se reúne con expertos y miembros de su administración, para encontrar un nuevo camino para Irak, según el mismo lo dice.

"Mi administración trabajará con republicanos y demócratas para diseñar una nueva estrategia que pueda funcionar en Irak", ha explicado Bush.

"Podemos consultar más a nuestros colegas iraquíes y lo haremos", dijo en su conferencia de prensa del miércoles 20 en la Casa Blanca.

Pero, y como es su costumbre (y su forma de ganar tiempo) Bush afirma una cosa y luego la desmiente con otra.

En la conferencia de prensa dijo que todavía no tiene una decisión tomada sobre Irak, pero señaló que entre las ideas que baraja está el aumento de las tropas.

Luego comentó que, tras escuchar al nuevo secretario de Defensa, Robert Gates, llegó a la conclusión que "la victoria [en Irak] es alcanzable aunque no se está produciendo con toda la rapidez que nos gustaría".

Y luego remató diciendo que EEUU "ni está ganando, ni está perdiendo" la guerra en Irak.

Y luego de afirmar que no tiene claro si aumentará los efectivos en Irak, se despachó diciendo que tiene la intención de aumentar los efectivos del Ejército y del cuerpo de infantería de Marina de forma permanente.

Pregunta: ¿Qué va a hacer Bush en realidad?

Respuesta: Bush va a hacer lo que quiere el establismnet económico norteamericano (el poder real con asiento en Wall Street), o sea permanecer en Irak por tiempo indefinido, y solo retirará parte de sus tropas si la OTAN se implica en el control militar como en Afganistán.

En lo concreto, y mientras saborea el pavo navideño con su familia, George W. Bush se prepara para librar otra guerra a escala global, con un 2007 marcado por una escalada militar en Medio Oriente y en Asia, y el desenlace de un conflicto nuclear que tiene a Irán y a Corea del Norte como protagonistas centrales.

Primera señal: EEUU -según la CNN y las otras cadenas norteamericanas- incrementará su flota con nuevos portaaviones, buques y aviones en el Golfo Pérsico y frente a la península coreana.

Segunda señal: El nuevo secretario de Defensa, Robert Gates, entregará al presidente "lo antes posible" un informe sobre un incremento, en este caso del Ejército y el cuerpo de Infantería de Marina de EEUU,  que cuentan con 507.000 soldados (el Ejército) y 180.000 (los marines).

Pero volviendo a Irak, Bush fue claro y terminante: EEUU no se retira.

Esta decisión compartida por el establishment económico se basa en una lógica: Imposible pensar que EEUU y las naciones capitalistas con sus trasnacionales (incluidas China y Rusia) puedan pescar con tranquilidad en el "río revuelto islámico" que dejaría el retiro de las bases y tropas norteamericanas de Irak.

Más allá de la guerra interna que  disputan demócratas y republicanos por el control de la Casa Blanca, subsiste la lógica que hoy esgrime el establishment económico estadounidense para oponerse al retiro de las tropas de Irak:

Si los soldados norteamericanos se retiran de lo que hoy es una "masacre controlada" por la CIA y el Pentágono, el país se convertiría en una "triple guerra" entre kurdos, chiíes y sunies.

La apariencia formal del "gobierno de Irak" (que contiene a las facciones y le da una unidad política y económica) estallaría, y con el también estallarían los negocios con el petróleo, las armas, los servicios de "seguridad"  y la "reconstrucción" de las corporaciones del Complejo Militar Industrial y de Wall Street  que hoy se benefician de la ocupación militar.

Los demócratas, grandes manipuladores mediáticos con la prensa "anti-Bush", saben tanto como los republicanos, que (en la realidad)  un retiro militar de Irak sería peor para EEUU que quedarse en Irak.

Sin las tropas norteamericanas, el chaleco que hoy contiene con una fachada institucional a las facciones (el gobierno títere iraquí) se rompería en dos minutos, y el principal beneficiario de la guerra abierta inter-étnica que estallaría entre kurdos, chiíes y sunies, sería el Irán de los ayatolas con su proyecto de convertir al Golfo y al Medio Oriente en un gran gobierno islámico fundamentalista.

El gobierno de mayoría chií que hoy está asociado con la ocupación estadounidense, cambiaría a Washington por Teherán, y la super-embajada estadounidense y las corporaciones transnacionales asentadas en la "zona verde" deberían mudarse dejando el petróleo y los negocios de Irak en otras manos.

Y hay otro detalle de por medio: el 2007 nacerá marcado por el desenlace militar del conflicto con Irán, cuya escalada  ya comenzó cuando el Consejo de Seguridad en la ONU decidió sobre las sanciones y el bloqueo propuesto por EEUU para castigar a Teherán por su programa nuclear.

Sin las bases militares de EEUU en Irak, y con el gobierno iraquí controlado por la mayoría chií pro-iraní, un ataque preventivo contra Irán, como ya está planificado, convertiría al país petrolero en una base de las fuerzas de Teherán.

Además, sin el corset de las fuerzas norteamericanas, el aparato de seguridad iraquí (ejército y policía), compuesto por más de 160.000 efectivos, seguiría reprimiendo a los suníes (a los que se agregarían los kurdos) no ya por cuenta de Washington sino por órdenes del régimen de Teherán.

Es decir que en Irak todo seguiría como hasta ahora, pero con otro patrón dirigiendo simultáneamente la represión y el exterminio: el Irán de los ayatolas, los que pasarían de ser socios encubiertos de EEUU en la ocupación (a través del clero y los políticos chiíes) a una guerra global contra la dupla Washington Tel Aviv en todo el Medio Oriente.

Y como efecto inmediato, el "triunfo islámico" que representaría el retiro de las tropas invasoras de EEUU incendiaría toda la región, desde el golfo hasta Palestina, convirtiendo a Irak en el gran centro irradiador del "terrorismo islámico" (el preferido de Bush) actuando libremente y sin ninguna contención militar.

El desmadre "islámico" de Medio Oriente que produciría un retiro de las bases y efectivos norteamericanos en Irak, despertaría, a su vez, una ola "anti-occidental" que repercutiría negativamente en la operatividad y en los negocios de las corporaciones capitalistas, no solamente yanquis, sino europeas y asiáticas, que operan en la región.

Bancos, transnacionales y petroleras que hoy operan normalmente dentro de la llamada "región inestable del Medio Oriente", verían amenazadas sus plantas y estructuras por sabotajes y ataques continuos de grupos fundamentalistas que fluirían continuamente desde el "Irán de los ayatolas".

Un "triunfo islámico" en Irak, sería interpretado,  simultáneamente, como un triunfo del "nacionalismo" árabe-musulmán , que alcanzaría y repercutiría en  países hoy aliados de EEUU en la región , cuyos  gobiernos (caso de Egipto y Jordania, por ejemplo) serían alcanzados y desestabilizados y/o derrocados por la dinámica del islamismo triunfante anti-EEUU .

¿Y que pasaría con Israel en medio de una oleada islámica, antisionista y antinorteamericana, con epicentro en Teherán?

Las fuerzas armadas israelíes, a pesar de su tremendo poder de fuego aéreo, no tienen hombres ni capacidad de despliegue o estructura para ocupar y/o combatir en varios frentes a la vez, por lo que EEUU y su ejército tendrían que venir forzosamente en su auxilio "regionalizando" su conflicto con Irán y con el mundo islámico.

Hay una tesis que esgrimen los expertos al respecto: Si EEUU abandona Irak, tarde o temprano deberá ocupar con sus tropas a todo el Medio Oriente si quiere que Israel y el negocio del capitalismo estadounidense y trasnacional sobrevivan en la región.

Esto es, si EEUU abandonase el control militar de Irak, lo que hoy le insume 145.000 soldados y menos de un tercio de su presupuesto militar, le costaría en el futuro algo más que la totalidad de sus fuerzas desplegadas a lo largo y a lo ancho del planeta.

Su retiro, en calidad de vencido de Irak, sería el principio de un conflicto de "mil cabezas" que se extendería desde el Medio Oriente hacia las naciones con mayoría musulmana, y desde allí a todo el planeta hoy en manos del sistema capitalista occidental.

Algo de eso contenía aquel axioma que sostenía que Irak "es la madre de todas las guerras".

¿Y que pasaría con las naciones capitalistas-furgones, caso de Francia, Gran Bretaña, y Alemania, cuyos bancos y transnacionales hoy se expanden y hacen negocios en Medio Oriente con la bota norteamericana-israelí  como garantía de "orden"?

Imposible pensar que las naciones capitalistas (incluidas China y Rusia) puedan pescar con tranquilidad en el río revuelto islámico que dejaría el retiro de las bases y tropas norteamericanas de Irak.

En este escenario resumido, ¿Cuál es la lógica capitalista de un retiro de las tropas norteamericanas de Irak?

Ninguna, salvo la propaganda y el marketing mediático de los demócratas para terminar con Bush y quedarse con la Casa Blanca

No hay ninguna hipótesis inteligente, planteada desde el interés estratégico del Imperio y la supervivencia capitalista, que justifique dejarle Irak a los ayatolas de Teherán.

En consecuencia, después de comer el pavo navideño con su familia, y de brindar por un "feliz 2007",  Bush regresará a Washington donde, en enero, anunciará oficialmente que EEUU y sus tropas permanecerán en Irak hasta "ganar la guerra contra el terrorismo".

La decisión ya la tiene Bush en el bolsillo, y es producto de sus incontables consultas con los sectores del establishment de poder económico estadounidense (el lobby sionista que controla la Casa Blanca), al que no le gusta suicidarse ni perder mercados conquistados.

La continuidad de la guerra contra el "eje del mal": Esa es la estrategia y el objetivo que cuelgan en el arbolito de navidad del Imperio para el 2007.

Lo demás es solo guerra mediática y campaña electoral demócrata vendida como "información objetiva".

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1