El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

MEDIO ORIENTE  

 

La "madre de todas las guerras"
El lobby sionista-capitalista y su guerra contra el "eje del mal": Quién es quién en el Holocausto

 
 

(IAR-Noticias)  21-Diciembre-06

Ahmadineyad aplaudido por judíos antisionistas en la conferencia sobre el Holocausto en Teherán, el martes 12 de diciembre.

Medio Oriente, principalmente Líbano y Palestina, detonaron y mostraron durante el curso del 2006 los profundos lazos de conexión existentes entre el eje sionista capitalista Washington-Tel Aviv-Unión Europea con la  ONU y la estructura de la prensa internacional (cadenas gráficas, televisivas y radiales) controlada por el capital del lobby judío europeo y estadounidense.

Los 33 días de genocidio militar israelí continuo en Líbano, donde tanto la ONU como las grandes cadenas mediáticas sirvieron como los instrumentos claves para ocultar y/o deformar a la masacre, desnudó como ningún acontecimiento anterior el estratégico papel de la prensa internacional y de la ONU, para tapar la verdadera cara (imperialista y asesina) del lobby sionista, una, y para legitimar y "legalizar" los crímenes de Israel en Medio Oriente, la otra.

Finalmente, y luego del asesinato impune de civiles en masa, y después de la destrucción física del Líbano, tanto las cadenas mediáticas como la ONU concluyeron que en Líbano (tanto como en Palestina) no hubo un genocidio militar de una superpotencia extranjera sobre un pueblo desarmado, sino un "conflicto entre Israel y Hezbolá".

Obviamente, que al genocidio de Líbano (al igual que al de Palestina) a ningún periodista o analista de la prensa internacional controlada por el sionismo se le ocurriría llamar "Holocausto".

El Líbano y Palestina terminaron de demostrar definitivamente que cuando Israel sufre bajas, el acontecimiento se llama "Holocausto", y que cuando Israel asesina a civiles inocentes, o a militantes que resisten a sus tropas de ocupación, el acontecimiento se llama "conflicto".

Presidente  de EEUU George W. Bush

Así lo decretaron universalmente la ONU y la prensa internacional,  controlados por el eje sionista Washington-Tel Aviv-Unión Europea.

Y esto, por otra parte, explica la revulsión visceral que produjo en la llamada "comunidad internacional" (manipulada por las cadenas del lobby) la conferencia de revisión del Holocausto judío realizada en Teherán la semana pasada.

La conferencia internacional para tratar el Holocausto celebrada en Teherán hace una semana ha servido también para medir la libertad de expresión en Occidente, señaló el martes 19 la agencia oficial iraní IRNA.

Tras la "negación" del Holocausto por un conjunto de académicos en Teherán, el lobby sionista de EEUU y Europa reaccionó con energía condenando y descalificando el evento como "antisemita", movida a la que se sumaron el Vaticano y la prensa europea en su conjunto.

En una actitud que  provocó el inmediato rechazo del eje Washington Tel Aviv y la "comunidad occidental" el gobierno de Ahmadineyad convocó en Teherán a decenas de críticos a la versión oficial sobre el Holocausto judío contada hasta ahora por los historiadores y la prensa del sistema.

Entre los temas tratados en la  segunda jornada del martes figuraban: "El desafío a la historia oficial del Holocausto" o "El Holocausto, el talón de Aquiles de un caballo de Troya judío".

Durante su participación, Ali Akbar Mohtashemipur, secretario general de la Conferencia Internacional para el Apoyo de la Intifada (CIAI), señaló que "los sionistas tienen que presentar pruebas sólidas y fehacientes de que ha sucedido el Holocausto".

Entre los participantes estuvieron los revisionistas Robert Faurisson, un catedrático francés condenado en varias ocasiones por la Justicia de su país por "negar la realidad del Holocausto", y el australiano Fredrick Toeben, que pasó varios meses en una prisión alemana por "incitación al odio racial" con sus criticas al suceso histórico.

Según la agencia IRNA, Robert Faurisson, ex catedrático universitario, investigador y autor francés y otro de los invitados de la conferencia del Holocausto de Teherán,  está siendo nuevamente perseguido por el Gobierno de Francia.
Jan Bernhof, profesor sueco y otro de los participantes en dicha conferencia, fue destituido de su puesto dos días después de regresar a su país.

Francia es uno de los diez países europeos que consideran delito cualquier expresión de duda sobre el Holocausto, por lo que juzgan y encarcelan a los investigadores que nieguen o cuestionen su historicidad.

Sin embargo  en Suecia -señala IRNA- cuestionar el Holocausto no supone delito, y de hecho la destitución del profesor sueco que asistió a la conferencia de Teherán no es justificable ni siquiera mirado bajo el punto de vista de la legalidad occidental.

El francés Faurisson, líder del movimiento de revisionistas, fue condenado recientemente a tres meses de prisión por afirmar que las cámaras de gas fueron simplemente "hornos crematorios donde se llevaban los cadáveres. Era necesario, porque entonces había muchas infecciones".

Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán

Philippe Douste-Blazy, ministro de Exteriores de Francia, en la reunión de los miembros del gabinete con el Parlamento nacional de este país declaró que el Ejecutivo estudia todas las opciones jurídicas para procesar a Faurisson.

La reacción ante la conferencia de Teherán, con sus definiciones e interpretaciones del Holocausto al margen de la estructura "oficial", sirvió para medir el rol de los gobiernos y de la prensa europea en defensa del lobby sionista que controla el mundo capitalista a través de la Reserva Federal de EEUU, los "clubes financieros y petroleros", los bancos centrales europeos, Wall Street, los complejos militares industriales, los ejércitos y las decenas de miles de ojivas nucleares que concentran los arsenales atómicos de EEUU, Gran Bretaña, Francia e Israel: la santa alianza militar del lobby.

A esta "santa alianza" respondían los gobiernos y medios europeos cuando lanzaban sus "veneno informativo" contra la conferencia de Teherán.

Desde Bush, Olmert, Chirac, Blair, Merkel hasta Zapatero, las condenas a la conferencia revisionista de Teherán fue unánime.

Durante su visita a Alemania, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, señaló que la conferencia "es nauseabunda y demuestra la amplitud del odio" de Irán hacia los judíos y el Estado judío.

La Casa Blanca, por su parte, afirmó  que el foro es "una afrenta al mundo civilizado".

"La reunión de negacionistas en Teherán es una afrenta a todo el mundo civilizado, así como a los valores iraníes tradicionales de tolerancia y respeto mutuo", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

El comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, dijo estar conmocionado e indignado por el encuentro.
"Quiero dar a conocer públicamente mi reacción conmocionado y mi indignación concerniente a la conferencia sobre el Holocausto", declaró el comisario en un comunicado.

"Quiero mostrar mi firme condena de todo intento de negar, banalizar o minimizar la Shoah, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad", añadió.

La canciller alemana, Angela Merkel, censuró "en los términos más enérgicos" la conferencia. "Alemania no aceptará jamás" ese tipo de acontecimiento, aseguró.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Philippe Douste-Blazy, criticó por su parte "el resurgimiento de las tesis negacionistas o revisionistas" sobre el Holocausto.

El Vaticano, viejo socio encubierto del lobby sionista  rechazó  la Conferencia sobre el Holocausto organizada por Irán, luego de un pedido del premier israelí, Ehud Olmert al Papa Benedicto XVI en el encuentro que ambos mantuvieron en Roma.
"Ahmadineyad mueve sus peones en el tablero político, con la bomba atómica y la hegemonía regional como meta. Es un juego peligroso que recuerda los capítulos más oscuros de la historia", señaló el diario Liberatión de París.

"Rabinos antisionistas; notorios negadores del Holocausto, condenados ya a penas de prisión, miembros del Ku-Klux-Klan y 'profesores' neofascistas llenan los paneles de discusión de esta tan internacional conferencia. Pero lo que le interesan al presidente Ahmadineyad y a la cúpula de Teherán no es la investigación ni la aclaración, sino sólo y exclusivamente provocar nuevamente a la comunidad internacional en general y a Israel en particular", resaltó Die Welt, de Berlín, Alemania.

"El cónclave iraní, condenado internacionalmente, con Europa y el Vaticano al frente, no pasaría de ser un chiste extravagante y enfermizo si no fuera por su inevitable utilización como una nueva plataforma de odio en un escenario tan absolutamente degradado como Oriente Próximo", señaló el diario El País, vocero del lobby sionista "por izquierda" de España.

Según la agencia del gobierno iraní, IRNA, "La revelación de la realidad sobre el Holocausto definitivamente no beneficiará al régimen sionista ni a EE.UU ni sus aliados europeos, porque ellos no quieren que el mundo conozca que el régimen israelí se estableció en los territorios ocupados con el objetivo de actuar como vigilante y brazo militar de Occidente en la región sensible de Oriente Medio, que también cuenta con reservas de energía".

Se trata nada más ni nada menos que de la "madre de todas las guerras", entre el lobby sionista capitalista Washington-Tel Aviv-Unión Europea, y el "eje del mal" Irán-Irak-Siria-Palestina-Líbano-mundo árabe, islámico (1500 millones de personas en todo el planeta).

Ya no se trata de una guerra "entre sistemas" (como la de la URSS con las potencias capitalistas) sino de una guerra "por la supervivencia" entre el capitalismo sionista hegemónico (el invasor) y el mundo islámico periférico sometido y explotado (el invadido).

Una guerra donde los códigos ideológicos-racionales de la "revolución comunista" fracasada en occidente, fueron sustituidos por los códigos fundamentalistas-religiosos de la resistencia al invasor por puro instinto de supervivencia: el mundo islámico.
Y un detalle: en el mundo islámico muy poca gente lee (o leyó) a Marx, a Lenín, al Ché Guevara, o a las obras completas de Freud: generalmente solo leen a Mahoma, y las consignas escritas con sangre en las paredes: yanqui-judío go home.

El mundo islámico (el "eje del mal") no es revolucionario ni de izquierda: es nacionalista-religioso-heroico-fundamentalista y su pelea no es contra el capitalismo, sino contra el "Satán" invasor.

En el mundo islámico la "noticia" todavía no pasa por la "TV-espectáculo", el pacifismo, las modelos, la "revolución gay", o las grandes concentraciones deportivas o de "música top", sino por las grandes concentraciones en las mezquitas con el Corán como guía.

Señores pasajeros, lamentamos informarles que la guerra "racional" del comunismo contra el capitalismo se terminó (el capitalismo se asimiló al comunismo y la izquierda quedó convertida en una red operativa del "capitalismo por izquierda").

Solo queda la guerra del eje sionista (el planeta capitalista nivelado mediáticamente por la "democracia electiva" y la sociedad de consumo) contra  el "eje del mal" (donde las cadenas mediáticas del lobby judío todavía no pudieron vencer a la religión, convertida en último baluarte de la resistencia al capitalismo imperial).

Los finales de 2006, marcan que estamos parados sobre la "madre de todas las guerras".

Se trata de una guerra de la "civilización contra la barbarie", donde el capitalismo sionista invasor (la "civilización") trata de someter e integrar al "mercado" a los que todavía resisten con el Corán y las armas en las manos (los "bárbaros").

Una guerra enmascarada en la religión, donde el eje sionista quiere matar dos pájaros de un tiro: asegurarse su propia supervivencia como "civilización" y terminar de apoderarse  de los recursos estratégicos de los bárbaros del "eje del mal".

Una guerra clave y fundamental alrededor de la cual giran el resto de las potencias y todos los acontecimientos geopolíticos y militares estratégicos que  hoy se desarrollan en el planeta.

Y que con Irán y Corea del Norte (con Rusia y China como padrinos de la boda) ya amenaza con convertirse en "nuclear".

¿La "civilización" sionista vs. el "eje del mal" como  detonante de una tercera guerra mundial intercapitalista, con la inclusión de Rusia y China?

¿Y porqué no? ¿Quién la puede parar?

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1