El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

IRAK  

 

Irak en estado de emergencia
Una oleada mortal de coches bomba y ataques en serie dejan más de 170 muertos: aparecen 30 cadáveres

 
 

(IAR-Noticias) 25-Noviembre-06                            Vídeo Video

Cuerpos de víctimas del atentado en la morgue del hospital. (Foto: AP)

A solo 24 horas de un informe de la ONU señalando que en octubre fueron muertas más de 3.700 personas en Irak (a un promedio de 120 por día) una oleada de explosiones en un barrio chií de Bagdad y ataques en otros puntos dejaron el jueves más de 200 muertos en una de las jornadas más sangrientas desde la invasión norteamericana. A esa cifra luctuosa se suma la muerte de más de 22 personas en un doble atentado suicida este viernes, y la  aparición de 30 cadáveres en la capital iraquí, con signos de torturas y de haber sido ejecutados por escuadrones de la muerte. Mientras se abre un signo de interrogación, el gobierno iraquí (de mayoría chií) decretó el toque de queda y el estado de emergencia.

Informe especial

Un atentado antichiíta mató el jueves a por lo menos 200  personas e hirió a otras 236 el jueves por la tarde en Bagdad, dejando el saldo de víctimas más alto desde la invasión Irak en 2003, según informes de la policía iraquí citados por agencias internacionales.

Sin embargo no fue la jornada más mortífera. El 31 de agosto de 2005 casi 1.000 peregrinos chiitas que acudían a un mausoleo perdieron la vida en una avalancha humana después de que se propagara un rumor sobre la presencia de kamikazes entre la muchedumbre.

Hasta ahora, el ataque más trágico en una única acción terrorista ocurrió el 28 de febrero de 2005, cuando 125 personas fallecieron al explosionar un coche bomba frente a un centro médico en la ciudad de Hilla, al sur de Bagdad.

En cuanto a la jornada más trágica fue la del 2 de marzo de 2004, cuando 182 personas murieron en una cadena de ataques suicidas casi simultáneos -cinco en Kerbala y cuatro en Bagdad-, coincidiendo con el día de la Ashura chií.

En el atentado de este jueves en Ciudad Sadr, un mercado fue devastado por la explosión de seis vehículos estacionados, cada uno con casi media tonelada de explosivos, así como por proyectiles de mortero, según informaron fuentes del Ministerio del Interior iraquí.

"Cuatro coches bomba estallaron (...) y una decena de obuses de mortero cayeron sobre el barrio", declaró a la televisión el general Abdel Karim Jalaf, portavoz del ministerio del Interior.

Una de las explosiones alcanzó de lleno un mercado en esta zona, poblada por 2,5 millones de personas y habitual blanco de atentados.

Varios hombres trasladan el cuerpo de una de las víctimas de los ataques. (Foto: AP)


"Ocho coches bomba entraron en Sadr City; cuatro de ellos estallaron, uno fue interceptado por la policía, que detuvo al conductor, y otros tres no han sido localizados y están siendo buscados por la policía. El ejército cercó el sector", declaró el general.

En el lugar de los hechos el panorama era desolador. Los cadáveres yacían sobre ríos de sangre y entre coches en llamas, escombros desparramados y restos de tenderetes derribados de un plumazo por la potencia de la explosión, señaló un fotógrafo de la agencia AFP.

Los hospitales no daban abasto. El hospital Imam Alí contabilizó 88 muertos y 105 heridos y el centro Sadr otras 55 cadáveres y 120 personas con lesiones de diversa consideración.

El personal sanitario del hospital Sadr llegó a estar tan desbordado que atendía a algunos de los heridos en el suelo, según imágenes transmitidas por la televisión iraquí.

Los familiares de las víctimas se agolpaban a la puerta de los centros médicos, donde no paraban de llegar cuerpos, a veces calcinados, destacó un corresponsal de AFP.

Poco antes de las explosiones del jueves, un centenar de hombres enmascarados y armados atacaron el ministerio de Salud, cuyo titular Ali al-Chemmari es un partidario del dirigente chiita radical Moqtada Al Sadr.

La agresión "comenzó por disparos de mortero desde el barrio cercano de Al Fhadel. Después, un centenar de hombres enmascarados y con armas automáticas atacaron el edificio", explicó Al Chemmari.

Una fuente médica del Hospital del Imam Ali, ubicado en Ciudad Sadr, calificó lo sucedido en ese barrio como una "masacre".

Reacción contra los sunies

Poco después de la cadena de atentados contra el barrio chiíta, alrededor de diez proyectiles de mortero impactaron en las áreas bagdadíes de mayoría suní de Al Azamiya, Al Adel, Al Ghazaliya y Al Jadra.

En esos bombardeos murió una persona y nueve resultaron heridas en la mezquita de Abu Hanifa, y en Al Azamiya, y en sus alrededores.

Asimismo, ocho de las bombas cayeron en la sede de la Organización de Ulemas de Irak, la principal institución religiosa suní del país, aunque no causó víctimas.

Entretanto, el portavoz de la milicia chií "Ejercito del Mahdi", jeque Abdul Hadi al Darrayi, dijo en declaraciones a la televisión qatarí Al Yazira, que la "ocupación" (militar estadounidense), "los takfiriyun" (extremistas islámicos suníes), y los seguidores del ex presidente iraquí Sadam Husein, eran los responsables de esos ataques.

"Estos atentados se dan en el marco de los crímenes que perpetra la ocupación, los takfiriyun y los seguidores de Sadam. La agenda de EEUU para Irak tiene como objetivo a todos los iraquíes. Los ataques no tienen como blanco a dirigentes políticos sino a inocentes", recalcó Darrayi.

Por su parte, Adnan Deleimi, líder del Frente del Consenso Nacional Iraquí (FCNI), la principal coalición política árabe suní del país, subrayó que esos actos de violencia forman parte de "conspiraciones que tienen como objetivo incitar la discordia sectaria para llevar al país a una guerra".

La oleada de atentados ocurrió pocas horas después de que al menos cuatro personas muriesen y varias más resultaran heridas por disparos de soldados estadounidenses cuando viajaban en un vehículo en una de las avenidas de Ciudad Sadr.

En respuesta al sangriento ataque contra el paupérrimo bastión chiita de Ciudad Sadr, las autoridades iraquíes decretaron un toque de queda de duración indefinida que prohíbe el tránsito a partir de las 20H00 (17H00 GMT) del jueves.

Mas ataques

Hombre herido atendido en hospital de Bagdad. (Foto: AP)

Por otra parte, fuentes policiales anunciaron que en las últimas 24 horas han sido hallados 30 cadáveres en diferentes áreas de Bagdad.

El resto del país tampoco se salvó el jueves de la violencia, que acabó con la vida de 12 personas en Baaquba (60 km de Bagdad). Otros ocho cadáveres fueron encontrados en la región de Hilla, a 100 km al sur de la capital.

Por la mañana, responsables del movimiento de Moqtada Sadr acusaron a soldados estadounidenses de haber disparado contra un minibús que transportaba civiles a su lugar de trabajo, matando a cuatro personas e hiriendo a ocho, entre ellas dos mujeres.

"Los estadounidenses dispararon a sangre fría contra un autobús que transportaba trabajadores en la calle Al Falah, en Ciudad Sadr, afirmó a la AFP el imán Abdul Zahra Al Zuwaidi, un responsable del movimiento.

Según un comunicado de la Fuerza Multinacional "las fuerzas especiales iraquíes, junto con asesores de la coalición" llevaron a cabo una operación durante la cual "dispararon contra un vehículo (...) que tenía un comportamiento hostil". La nota no precisa si hubo muertos o heridos.

El Ministerio del Interior decretó el toque de queda en Bagdad por tiempo indefinido a partir de las 20.00, hora local (17.00 GMT) para evitar represalias por parte de los chiíes, informó ésta noche la televisión oficial iraquí Al Iraquiya.

Las autoridades ordenaron también el cierre del Aeropuerto Internacional de Bagdad, por lo que tanto los vuelos internacionales como locales han sido suspendidos.

 El primer ministro de Irak, Nuri Al Maliki, instó a sus conciudadanos a mantener la calma, tras la cadena de atentados cometida hoy en el barrio chií de Ciudad Sadr, en Bagdad.

"El horrendo crimen cometido por los baazistas (en alusión a los militantes del Partido Baaz, que monopolizó el poder durante el régimen de Sadam Husein) y de los takfiriyun (islamistas radicales) supone un peligro para la fraternidad musulmana (entre chiíes y suníes)", agregó Maliki.

El ayatolá Ali Sistani, la máxima autoridad religiosa chií de Irak, exhortó también a la población a que guarde la contención, según informó el portavoz oficial del gobierno, Ali Dabag.
Los llamamientos a la calma van dirigidos principalmente a la comunidad chií, que constituye casi el 60 por ciento de los 25 millones de habitantes del país.

Esta nueva masacre en la capital iraquí se produce un día después de que se conociera un informe de Naciones Unidas que revelaba que en el mes de octubre se había batido el récord de civiles muertos en Irak con 3.709 víctimas.

La masacre de suníes y chiíes se desencadenó el pasado mes de febrero, tras el atentado que destruyó la cúpula de un santuario chií de la ciudad de Samarra, al norte de Bagdad.

La ONU, la Cruz Roja y organizaciones de derechos humanos han acusado y responsabilizado de estas masacres a escuadrones de la muerte que salen de las estructuras oficiales del gobierno chíi, con el objetivo de provocar una guerra civil entre chiítas y sunies.

Situación que -según marcan las evidencias- ya está sucediendo.

                              ******
 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1