El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

IRAK  

 

Lo que oculta la prensa internacional
Rebeldes que se multiplican como hongos, marines "sacados" y dementes, exterminios represivos y escuadrones criminales: quiénes son los que matan en Irak

 
 

(IAR-Noticias) 01-Noviembre-06

Irak es la única región del mundo donde la muerte parece estar "burocratizada", y aunque mueren un promedio de 70 a 80 personas por día (lo que en otro lugar causaría un gran impacto mediático) las mismas solo adquieren status de información rutinaria que -salvo a los propios protagonistas o afectaddos- a nadie parece interesarle ni en Irak ni en el mundo.

Informe especial

Féretros con soldados de EEUU muertos en Irak.

En  10 días de masacre en Irak mueren casi  la misma cantidad de civiles que murieron durante los 33 días de genocidio militar aéreo israelí en Libano, sin contar los miles de heridos y mutilados como consecuencia de los atentados explosivos.

La prensa internacional, las grandes cadenas distribuidoras de información a escala planetaria, califican esta carnicería como "violencia" (a lo mucho "sectaria") sin analizar ni aclarar qué factores y qué grupos intervienen, el qué y el para qué de los enfrentamientos y los atentados, quién es quién en la matanza, con lo cual los lectores y televidentes masivos han  terminado por registrar que Irak, simplemente es un manicomio criminal de "violencia por violencia misma".

Y esto no sucede por casualidad: al presentar todo el cuadro iraquí como "obra exclusiva de la violencia" , se licua la comprensión de los hechos, desaparece de escena la invasión y ocupación militar,  se diluye la figura del invasor (EEUU) y los combatientes de la resistencia (el invadido)  adquieren el rol de "violentos", o (como le gusta decir al insano Bush) de "terroristas" que matan por el placer de matar.

Calificando de "guerra", lo que solo se trata de una ocupación militar sangrienta, y de "violencia indiscriminada", lo que en realidad se trata de una resistencia armada asimétrica por parte del invadido, hacen desaparecer el qué y el para qué de los actores, y el invasor se nivela en una sola escala de violencia con el "invadido".

De esta manera los titulares y portadas diarias saturan y enferman las mentes masivas mostrando a un "Irak violento y sangriento"  que -de tan sangriento e irracional- terminan por generar rechazo y/o indiferencia de los que leen masivamente  titulares y números de muertos casi al borde del bostezo.

Con está técnica de reduccionismo y ocultamiento de causas y efectos, la prensa internacional convirtió la sangrienta ocupación militar de EEUU en Irak (cuyo objetivo fue el apoderamiento del mercado y del petróleo iraquí)  en una especie de apartado irrelevante (burocratizado) del paquete informativo diario.

En Irak (vale puntualizarlo, dado que la prensa del sistema lo oculta) se mata en cuatro frentes:

1) La represión sangrienta y los bombardeos (diarios) de las tropas ocupantes norteamericanas a aldeas y poblaciones civiles "sospechadas" de albergar "bunkeres terroristas", donde además se detiene indiscriminadamente a mujeres y hombres a los que luego se los tortura para sacarle información en prisión.

2) Los ataques y atentados explosivos (diarios) de los grupos de la resistencia iraquí contra la fuerzas ocupantes estadounidenses y  el aparato militar y de seguridad del gobierno colaboracionista iraquí, que causan muerte y mutilación entre sus soldados y oficiales.

3) La masacre programada y con tortura previa (diaria) de los escuadrones de la muerte entrenados por la CIA y protegidos por el gobierno colaboracionista iraquí, y cuya función es activar y mantener el estado de "guerra civil" que el Pentágono está utilizando para dividir y enfrentar a los grupos confesionales mayoritarios de sunies y chiíes.

4) Un cuarto frente de matanza está constituido por el "gatillo fácil" de los marines que, en estado de paranoia y demencia acentuada,  a diario asesinan a civiles en rutas, calles y ciudades, ante el menor movimiento que les parece "sospechoso".

En todo Irak, principalmente en su capital, Bagdad, hay un sentimiento generalizado de indignación y de miedo a transitar por las calles, principalmente por las carreteras, por temor a ser muerto por alguna de las patrullas militares que se desplazan en blindados y disparan sin preguntar ante la menor sospecha.

Marines norteamericanos, en un estado de "nerviosismo" que ronda el pánico, durante las 24 horas, y ante la menor sospecha, comienzan a disparar contra todo lo que se mueve a su alrededor, y cuyo número de victimas aparecen disimuladas en el número de muertos diarios que colapsan morgues y hospitales.

Todos los días se conocen historias trágicas de acribillamiento de vehículos particulares, con heridos, victimas fatales, autos destruidos y cubiertos de sangre, y ciudadanos civiles convertidos en blanco permanente de las balas invasoras, que no son registrados por la prensa internacional.

En cuanto al Frente1 de matanza (la masacre de las tropas ocupantes) , para los iraquíes, "el triángulo suní" y las regiones de más actividad de la resistencia se ha convertido en sinónimo de la brutalidad diaria y sangrienta de las tropas invasoras norteamericanas.

Las regiones de alta operatividad de las guerrillas rebeldes (sobre todo al norte y noroeste de Bagdad) son objeto de bombardeos aéreos diarios, detenciones arbitrarias y torturas de civiles (mujeres y hombres), registros y destrucción de viviendas, que terminan en masacres como las de Hadiza, al-Qaem y al-Ishaqi.

Estas operaciones de represalia y de "búsqueda de terroristas" (léase combatientes rebeldes) se han convertido en la mayor fuente de muertos iraquíes registrados en las estadísticas desde la invasión, en marzo de 2003, que  para el Pentágono no superan los 30.000, en tanto que para un reciente informe de una organización médica británica esa cifra asciende a más de 250.000 civiles asesinados desde la invasión militar

En cuanto al Frente 2 (los invasores muertos por la resistencia),  las estadísticas oficiales arrojan que, desde la invasión en marzo de 2003, murieron  2.810 soldados de EEUU en Irak, registrándose solamente en octubre la cifra de 101 bajas, lo que arroja un promedio de tres soldados invasores muertos por día.

En cuanto al Frente 3 (los escuadrones de la CIA) solamente entre julio y agosto 6.599 civiles iraquíes murieron víctimas de ataques, atentados y de escuadrones de la muerte de acuerdo a un reporte de Naciones Unidas divulgado a principios de octubre.

Las cifras representan un promedio de más de 100 muertes diarias, la gran mayoría (5.106) sucedidas en Bagdad.

En los últimos meses se contabilizaron 1.129 víctimas civiles en abril, 2.669 en mayo, 3.149 en junio, 3.590 en julio y 3.009 en agosto.

A esta masacre selectiva y programada (principalmente de suníes vinculados a la resistencia), que funciona durante las 24 horas, Bush, la Casa Blanca, los gobiernos europeos y la prensa internacional denominan "guerra sectaria".

Hoy la función y misión de esos grupos, reciclados en escuadrones de la muerte, se orienta a la cacería y exterminio de combatientes suníes y a la preparación del clima de "guerra civil" mediante atentados a instituciones y centros religiosos chiíes que luego son atribuidos a la resistencia suní.

Con ese objetivo, dotados de impunidad y de zona franca por las fuerzas norteamericanas y el aparato de seguridad iraquí, esos escuadrones de la muerte actuaron por primera a la luz del día, el 22 de febrero pasado, tras la destrucción de la mezquita chií de Samarra, realizando una inédita operación relámpago de exterminio de sunies que incluyó el secuestro y la tortura.

Estos, en resumen, conforman los cuatro frentes de matanza en Irak, con sus respectivos actores y objetivos, que las cadenas internacionales de prensa caratulan como "violencia en Irak", o "guerra sectaria",  definición que es tomada por los medios y periodistas del sistema a lo largo y a lo ancho del planeta.

En síntesis, Irak es un país invadido y ocupado por las tropas norteamericanas, donde a diario, las fuerzas regulares estadounidenses y sus cómplices iraquíes, por un lado, los escuadrones de la muerte de la CIA, por otro, y los marines paranoicos y en estado de pánico, asesinan y torturan para mantener la ocupación y posibilitar que las trasnacionales, bancos, armamentistas y petroleras le saquen el jugo de la ganancia capitalista al país ocupado.

En las antípodas, los grupos de la resistencia iraquí (los dueños del país ocupado) matan la mayor cantidad de soldados (invasores y colaboracionistas) y secuestran y/o asesinan a la mayor cantidad de extranjeros civiles que lucran con la sangre de los muertos y heridos por la invasión.

En definitiva, se trata de la vieja guerra asimétrica (a muerte) entre el invasor y el invadido, que solo va a desaparecer cuando uno liquide al otro.

Para la prensa imperial (integrante de los invasores) se trata sólo de "violencia irracional".

Y para el amable lector y/o televidente masivo, con el cerebro alienado y estallado por el consumismo, sólo se trata de un espectáculo cotidiano de muertos convertidos en sumas y restas,  que termina por aburrir.

Mejor juguemos con el celular y los mensajes de texto.

                              ******
 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1