El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

IRAK  

 

La tajada financiera de la conquista
Grupos financieros de Wall Street compran deuda iraquí de "alto rendimiento"

 
 

(IAR-Noticias) 17-Mar-06                                     

Por Manuel Freytas - manuelfreytas@iarnoticias.com

Comienza a funcionar el circuito de endeudamiento con el petróleo de Irak como garantía: En medio de la muerte y de la guerra civil Wall Street se apresta a recoger su tajada de la conquista militar. 

Durante las más de tres décadas de gestión de Saddam Hussein la economía iraquí permaneció "cerrada", o bloqueada tras la Guerra del Golfo en 1991,  por el padre del actual presidente Bush.

Antes de abandonar  apresuradamente Irak el 28 de junio de 2004, el jefe de la disuelta Autoridad Provisoria de la Coalición ocupante, Paul Bremer, dijo que uno de sus mayores logros fue transformar el país ocupado en una economía de mercado, con tasas de interés y aranceles bajos y leyes de inversión extranjera de corte liberal.

En mayo de 2003, Bremer señaló que Irak era un "país abierto a los negocios",  y durante su administración de trece meses dijo  haber promovido grandes cambios en el marco regulatorio y legal, firmando contratos de largo plazo y designando comisiones supervisoras por periodos de varios años.
 

El Instituto de Estudios Políticos, un centro de investigación académica con sede en Washington, calculó, en un informe publicado en 2004, que la administración Bremer aprobó unos 100 decretos que otorgaban a las corporaciones estadounidenses "un virtual reinado sobre la economía iraquí".

Paul Bremer junto al presidente George W. Bush.

Bush describió a Paul Bremer, su administrador en Irak, como el tipo que "convierte las ideas en realidades".  (Foto: AP)

La mayoría de los contratos para obras de la reconstrucción fueron asignados a consorcios norteamericanos, los que se aseguraron las áreas más rentables del mantenimiento y los proyectos de infraestructura, con poca inversión y ganancias faraónicas posibilitadas por la falta de controles regulatorios, bajísima tasa de impuestos y mano de obra  "africanizada" para tareas no especializadas.

El Instituto de Estudios Políticos señaló que los decretos puestos en marcha por la administración Bremer (que no fueron modificados por el actual gobierno) "excluyen a los iraquíes de los esfuerzos por la reconstrucción" de su propio país, la mayoría de cuyos pobladores "no han logrado cubrir sus necesidades básicas”.

Pero este viernes se conoció otra "variante" en ciernes de negocio financiero con la conquista.

Según el diario The Wall Street Journal, en busca de retornos altos y confiados en que las reservas petroleras son garantía suficiente para repagar la deuda, varios fondos mutuos han puesto un pie en el mercado de Irak.

Dichos grupos financieros de Wall Street están comprando tajadas de los US$2.800 millones en bonos que emitió el gobierno iraquí en febrero con el fin de reestructurar las deudas que dejó Saddam Hussein, señala el Journal.

T. Rowe Price Group Inc., con sede en Baltimore, tiene un fondo para bonos de mercados emergentes que asciende a los US$558 millones. La firma dice que invirtió US$16 millones del monto total en los nuevos títulos iraquíes.

Standish Mellon Asset Management Co., de Boston, dice que tiene casi US$2 millones en bonos iraquíes repartidos entre varios de sus fondos mutuos de mercados emergentes.

Hace poco, ING Group y Merrill Lynch & Co. aparecieron como oferentes por los bonos iraquíes en una red informática que sólo es utilizada por operadores de bolsa, según una persona con acceso al sistema.

Para el Wall Street Journal no está claro si estas firmas financieras estaban interesadas en realizar una operación para sus propios portafolios o para clientes específicos. Tanto Merrill como ING dijeron que no podían comentar respecto de su interés en Irak.

A John Peta, un gestor de portafolios de mercados emergentes en Standish Mellon, no le sorprende que el tema sea delicado. "A causa de lo que está sucediendo en Irak, la gente no quiere admitir que posee (deuda iraquí)", advierte.

El interés por Irak indica que los gestores de fondos están ansiosos por deuda de alto rendimiento que pueda satisfacer a los inversionistas en mercados emergentes, los que han tenido una buena racha, señala The Wall Street Journal.

Según la firma de investigaciones Morningstar Inc., en los últimos tres años los fondos de mercados emergentes han tenido retornos anuales que promedian un 36%.

En 2005, los inversionistas depositaron cerca de US$10.100 millones en fondos de bonos de mercados emergentes, más del doble que en 2003, según la firma investigadora Emerging Portfolio Fund Research.

De acuerdo con The Wall Street Journal, los gestores de dinero estadounidense buscan lugares cada vez más arriesgados. En su momento consideraban que Nigeria era exótica, pero ya no.

Países como Kazajstán, Líbano o Serbia comienzan a ser lugares atractivos para invertir. Pocos países, parece, están fuera de alcance, asegura Don Phillips, director de Morningstar. "Si existen oportunidades de retornos, los gerentes de fondos van a sentirse atraídos", dice.

Los nuevos bonos de Irak, que no han sido evaluados por las grandes agencias calificadoras de riesgo, vencen en 2028 y fueron emitidos con un interés de 5,8%.

Este es el rendimiento más elevado de cualquier deuda soberana denominada en dólares, según Emerging Portfolio Fund Research.

El rendimiento de los bonos estadounidenses que vencen en 2028 es de 4,91%, añade The Wall Street Journal.

La "tajada" financiera

En el año 2004 medios  especializados consignaban  que instituciones financieras de estudios internacionales, que sirven de fachada a Washington para la aplicación de sus políticas, comenzarían a operar en Irak tras la asunción de John Negroponte como súper-embajador en ese país, asumiendo la riendas del poder real que antes detentaba Bremer.

La "apertura" económica (legado de Bremer)  iniciada en 2004 no se trató nada más que de una fachada legal detrás de la cual EEUU y sus corporaciones transformaron a Irak en un coto cerrado de sus fechorías económicas.

El experto en asuntos iraquíes de la Universidad de Michigan, Juan Cole, señalaba por la misma fecha  que el nuevo embajador de Estados Unidos, John Negroponte, tendría bajo su  control los 18.300 millones de dólares en asistencia al país árabe.

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, "controlará la fuerza militar de la coalición”, por lo que ”no habrá mucho espacio real para la soberanía”, agregaba Cole.

Según Svetlana Tsalik, la experta que investigaba el uso de los fondos iraquíes en el Instituto Sociedad Abierta, la Autoridad Provisional controlada por Bremer dejó un legado presupuestario de cientos de ”expertos y asesores” estadounidenses en los 29 ministerios y en otros departamentos gubernamentales, quienes ejercen una influencia decisiva sobre todas las áreas.

”Sabemos que esos asesores permanecerán en los ministerios, pero considero difícil saber cuánto poder detentarán. No constituirán un poder oficial, sino extraoficial, reforzado por el hecho de que Estados Unidos mantendrá 140.000 soldados en Irak”, concluyó la experta.

La idea de Washington -según los expertos- estaba centrada  en la inclusión de Irak en en el circuito de explotación financiera  por medio de la deuda externa, creando nuevos planes de endeudamiento y créditos para la reconstrucción digitados por los consorcios financieros norteamericanos, y  con instituciones dependientes del Tesoro norteamericano como el FMI y el Banco Mundial.

Al asumir Negroponte la embajada (el poder real en Irak)  se estimaba que la deuda iraquí ascendía a 120.000 millones de dólares, de los cuales El Club de París (que representa a países ricos principalmente europeos), era acreedor de 40.000 millones de dólares, correspondiendo 21.000 millones a capital,  y el resto a intereses. El resto correspondía a países árabes y a acreedores privados.

Con la nueva administración, controlada en forma efectiva por John Negroponte, se estimaba que el polo del nuevo endeudamiento iraquí (y su consiguiente obtención de beneficios por pago de intereses y capital) sería concentrado  por megagrupos y bancos de inversión estadounidenses con sede en Wall Street, aunque sus tentáculos y vasos comunicantes se extiendan por  todo el planeta.

De esta manera -y avalando lo señalado por  el experto Juan Cole- se consumarían  los dos presupuestos complementarios de la conquista militar de Irak: el control político y la explotación económico-financiera del territorio conquistado.


La información difundida este viernes por The Wall Street Journal avala estas proyecciones realizadas en junio de 2004.

En medio de la sangre, de las masacres diarias de iraquíes por los escuadrones de la muerte, y sin que importe el fracaso de Bush y de la estrategia militar del Pentágono, Wall Street se apresta a cobrar su tajada de la conquista de Irak.

Lo que revela por sí mismo la verdadera naturaleza de las guerras imperialistas desatadas en el planeta por las administraciones de turno en Washington.

 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1