El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

EUROPA  

 

Las claves del envenenamiento
La guerra de Putin con el lobby sionista ruso: La KGB y las pistas del asesinato del ex espía Litvinenko

 
 

(IAR-Noticias) 05-Diciembre-06

Wladimir Putin, una vida marcada por las intrigas y la lucha despiadada por el poder.

Luego de la muerte de Litvinenko los dedos acusadores señalaron al servicio de seguridad estatal ruso, FSB (que sustituyó a la KGB tras la desintegración de la Unión Soviética), porque Litvinenko se había convertido en uno de sus principales críticos.

Informe especial -

El profesor universitario italiano Mario Scaramella, que se reunió con el ex espía ruso Alexander Litvinenko horas antes de que éste enfermara, está contaminado con polonio 210, según confirmó el viernes un portavoz del centro médico.

Scaramella, que se encontró con Litvinenko en un restaurante de Londres el día en que éste cayó enfermo, dio positivo en las pruebas de contaminación radiactiva, informó la cadena británica BBC.

La noticia se conoció luego de que los médicos de Yegor Gaidar, ex primer ministro ruso, informaron que éste también fue envenenado durante un viaje a Dublín, cuando cayó enfermo.

Gaidar, de 50 años, ex integrante de los llamados "oligarcas", fue el arquitecto de las reformas de apertura al capitalismo en Rusia tras la caída de la URSS, y ocupó brevemente el cargo de primer ministro en los años 90 bajo la presidencia de Boris Yeltsin.

Luego de la muerte de Litvinenko los dedos acusadores señalaron al servicio de seguridad estatal ruso, FSB (que sustituyó a la KGB tras la desintegración de la Unión Soviética), porque Litvinenko se había convertido en uno de sus principales críticos, acusándolo, por ejemplo, de haber tratado de asesinar al empresario multimillonario Boris Berezovsky, ahora también exiliado en Londres.

Litvinenko incluso acusó al FSB de poner bombas en edificios de apartamentos moscovitas en 1999, matando a más de 300 personas, con el objetivo de obtener apoyo para una guerra contra Chechenia.

Pero el punto de las "sospechas" se centra en que el FSB (que reemplazó a la KGB) ejecutó por envenenamiento a  Litvinenko luego de que este se negara a asesinar a Boris Berezovsky, y fuera reclutado por éste para su propio servicio de espionaje.

Berezovsky es un magnate ruso-judío que se convirtió (junto con otros "oligarcas") en multimillonario durante las reformas capitalistas  en carácter de "asesor en las sombras" de Boris Yeltsin, cuando éste era presidente de Rusia.

El Gobierno de Yeltsin, con Putin de primer ministro, consolidó las "reformas" y el ingreso al poder de los "oligarcas" entre los cuales brillaban con luz propia Boris Berezovksy y Mijaíl Jodorkovski (dueño de la petrolera rusa Yukos, hoy encarcelado, que aspiraba a la presidencia). Ambos eran señalados como cabezas emblemáticas de lo que se conocía  como el "lobby sionista" de la Rusia pots-soviética.

Luego de asumir como  presidente interino por la enfermedad de Yeltsin, Putin (con su entorno conocido como la "camarilla de la KGB") inició una purga feroz contra el "lobby sionista" de los oligarcas que se profundizó cuando llegó a la presidencia de Rusia por elecciones, convertido en el nuevo "líder fuerte" del país.

Desde esa posición de poder, Putin y su camarilla iniciaron una persecución contra el poder de los oligarcas "sionistas", en primer lugar contra los dos multimillonarios Berezovksy y Khodorjovksy, hoy exiliado en Londres uno, preso el otro, acusado de evasión y fraude contra el Estado.

Luego de acceder al poder con Yeltsin, Putin y la camarilla de la ex burocracia soviética refugiada en la KGB atacaron en dos frentes:

1) A la oligarquía y el lobby sionista ruso con terminal en el lobby judío de Washington y Wall Street que (infiltrada el  gobierno de Yeltsin) propiciaba la sociedad de consumo y el "libre mercado" para apoderarse de  la economía rusa tras la caída de la URSS.

2) La guerrilla fundamentalista chechena  infiltrada por la CIA que había colaborado con la mafia rusa y los oligarcas para desestabilizar y derrocar al régimen soviético, y que ya actuaba para el sionismo ruso con terminal en Washington-Wall Street.

Una vez que Putin (y tras ejercer el gobierno interino por enfermedad de Yeltsin) asumiera la presidencia en el 2000, restauró la burocracia soviética convertido en "nacionalismo ruso" con un fuerte control sobre las FFAA y el aparato de seguridad y con la hipótesis de "guerra contra el terrorismo checheno" infiltrado por la CIA.

Desde allí Putin inició la purga y la cacería de los sionistas pro-Washington, cuyas representaciones más emblemáticas eran los oligarcas potentados Berezovksy y Mijaíl Jodorkovski, el dueño de Yukos, el gigante petrolero comprado y nacionalizada por el gobierno ruso en el 2004.

El arresto de Jodorkovsky sacudió al mundo financiero de Europa y de Wall Street, y el sionismo mediático lanzó una ofensiva internacional para conseguir su liberación.

La prensa británica llegó a especular sobre una posible conexión entre Jodorkovsky y Jacob Rothschild, cabeza emblemática del sionismo británico.

Jodorkovsky, según la prensa británica, habría solicitado apoyo a un grupo neoconservador de EEUU conectado con el lobby judío que controla la Casa Blanca.

Roman Abramovich y Boris Berezovsky, se exiliaron en Reino Unido luego de trasladar parte de sus fortunas a Londres.

Se cree que la permanencia compulsiva del "caso Litvinenko" en la primera plana de las grandes cadenas mediáticas controladas por el lobby judío norteamericano, es una "factura" que el sionismo de Wall Street le pasa a Vladimir Putin y a la burocracia nacionalista rusa por haber defenestrado a sus aliados.

Antes de morir envenenado, Litvinenko habría sido cooptado por la CIA y el lobby sionista mediante  Berezovksy, y habría estado actuando como contacto con la guerrilla "terrorista" chechena.

En el 2004, Putin aprobó la reforma de los servicios secretos que dotaba al  FSB, el heredero del KGB, de más poderes y apuntaba a la creación de un todopoderoso Ministerio de Seguridad Estatal en Rusia.

La reestructuración consolidó al FSB, bastión de Putin, en la cúspide de la pirámide del poder ruso, y desde allí decidió terminar con lo que quedaba del antiguo poder oligárquico controlado por el "lobby sionista".

La prensa rusa señaló que la reestructuración de los servicios de inteligencia devolvía el protagonismo del espionaje a los tiempos de la Guerra Fría, y vaticinó un aumento de las actividades de los espías rusos en el exterior y un reforzamiento de la presión en el interior.

En este escenario se situaría la actuación hasta el 2000 (año en que asumió Putin) del teniente coronel Litvinenko como espía del FSB, y sus posterior asesinato por envenenamiento.

Según el diario británico The Daily Telegraph, Litvinenko compartió la historia de su vida, durante seis horas, en una entrevista con Julia Svetlichnaja y James Heartfield, en el hotel Hilton de Park Lane.

Allí contó que a mediados de los 90 una nueva clase de "oligarcas" estaba tomando el control de los principales recursos del país, especialmente petróleo y gas, mientras se convertían en "fabulosamente ricos" y como oficial del servicio secreto ruso se vio cada vez más obligado a "ajustar cuentas" para sus superiores.

Según el ex espía, en 1997 (ya con Putin como "cerebro gris" detrás del trono del presidente Yeltsin), su departamento, definitivamente encargado de la lucha en contra del crimen organizado fue "responsable de ejecuciones extrajudiciales" de hombres de negocios, políticos y otras figuras públicas vinculadas al poder de los oligarcas.

Pero cuando se le ordenó asesinar a uno de los diez hombres de negocios más poderosos -y controvertidos- de su país, Boris Berezovsky, algo cambió, según el expía citado por The Daily Telegraph .

"Me dijeron que era porque tenía demasiado dinero y poder". Preguntado Litvinenko por qué desobedeció la orden de matar a Berezovsky rechazó responder. "La gente me pregunta cuál es mi relación con Berezovsky -dijo- Sí, somos amigos y me ayudó económicamente, cosa que le agradezco".

Al desobedecer las órdenes del FSB, Litvinenko desencadenó los acontecimientos que le harían huir al Reino Unido.

Luego publicó un libro sobre los misteriosos bombardeos de los bloques de viviendas rusos (según se dice una operación diseñada por Putín cuando era primer ministro) que desencadenaron la guerra de 1999 con Chechenia.
Litvinenko, que había desertado al Reino Unido en 2000, donde se le concedió asilo y luego la ciudadanía, habría sido envenenado el 1 de noviembre pasado.

El 17 de noviembre fue internado en un hospital londinense, y su condición se deterioró hasta la muerte después de sufrir un ataque cardíaco.

Hasta su último aliento de vida acusó a Putin y al FSB de su envenenamiento.

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1