El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

NORTEAMERICA  

 

Presión competitiva produciría nueva ola de fusiones petroleras

 
 

(IAR-Noticias) 23-Diciembre-06

La industria petrolera se prepara para una nueva ola de consolidación tras la fusión de US$30.000 millones entre los gigantes energéticos de Noruega Statoil y Norsk Hydro.

Por Russell Gold -
The Wall Street Journal

La industria petrolera se prepara para una nueva ola de consolidación tras la fusión de US$30.000 millones entre los gigantes energéticos de Noruega Statoil y Norsk Hydro.

El gobierno noruego posee una participación importante en ambas empresas y quiere crear una única y gran compañía energética nacional. La lógica detrás de la fusión es que las empresas más grandes podrán competir mejor en los cada vez más atestados yacimientos petroleros del mundo. Esta misma lógica también ha impulsado la consolidación entre las grandes petroleras que cotizan en bolsa. Como las compañías energéticas enfrentan una competencia cada vez más intensa y crecientes dificultades para acceder a los campos de crudo y gas alrededor del mundo, buscan maneras de aumentar su tamaño y alcance global.

Si la industria experimenta una racha de fusiones, el resultado podría ser un menor gasto en exploraciones de petróleo y perspectivas más desalentadoras para los inversionistas en las acciones de estas compañías. Es decir, se podría repetir el escenario de fines de los años 90, cuando una ola de acuerdos incluyó los matrimonios de Exxon y Mobil y de Chevron y Texaco. Los gastos de capital en proyectos nuevos languidecieron por años a la espera que estas empresas se integraran plenamente.

Otros factores también apuntan a que 2007 será un año potencialmente movido para los bancos de inversión con operaciones en el sector de energía. Wall Street está presionando a las grandes petroleras a que mantengan su racha de crecimiento anual de las ganancias por acción. Las utilidades históricas de la industria se deben principalmente al aumento en los precios del crudo y el gas natural. Pero la cotización del crudo ha bajado en los últimos meses y es probable que caiga aún más o se estabilice, lo que dificultará que las empresas continúen anunciando los mismos resultados financieros. En el pasado, la respuesta de la industria ante estas presiones financieras ha sido fusionarse y reducir tanto la fuerza laboral como los costos generales.

"Me parece que el entorno está maduro para que las compañías consideren la consolidación", explica Dan Pickering, presidente de Pickering Energy Partner, una consultora de Estados Unidos especializada en el sector. "Una de las cosas que estas empresas saben hacer es reducir costos y consolidarse".

Pickering y otros analistas esperan que las grandes petroleras vuelvan a mostrar el camino. Entre las compradoras se podría incluir a ExxonMobil, Royal Dutch Shell y Chevron. La más pequeña de las tres, Chevron, tiene una capitalización de mercado que asciende a US$160.000 millones. Las tres están en una buena posición financiera para ir de compras: sus deudas son bajas y sus arcas están repletas de efectivo. Además, sus recientes recompras de acciones les permiten usar sus títulos para financiar adquisiciones.

Los analistas creen que las petroleras centrarán su atención en América del Norte. Los gobiernos de la cuenca de Asia-Pacífico probablemente no permitirán que sus empresas sean adquiridas por extranjeros. La tailandesa PTT, por ejemplo, no estaría en la mira porque se presume que el gobierno de Bangkok se opondría a cualquier tipo de acuerdo. Algunas compañías europeas de tamaño medio resultan atractivas, pero son consideradas demasiado caras para entregar retornos decentes.

A pesar de su madurez, América del Norte es vista como un lugar atractivo para las inversiones en energía. Es una de las pocas regiones productoras de petróleo en el mundo que tiene un entorno político estable y un régimen tributario favorable.

Además, las grandes petroleras están siendo marginadas en otras partes del mundo y enfrentan normas tributarias cada vez más estrictas en ciertas regiones, como es el caso de Venezuela. La mayoría de los campos de gas y petróleo en Norteamérica son demasiado pequeños para atraer el interés de las compañías más grandes. Pero hay tres excepciones: las aguas profundas y relativamente poco exploradas del Golfo de México; los vastos depósitos de arena asfáltica (que al procesarse genera crudo) en Alberta, provincia occidental de Canadá y campos de gas poco convencionales como Barnett Shale, cerca de Fort Worth, Texas.

Otro elemento que podría impulsar la consolidación del sector, al menos respecto a las compañías estadounidenses, es la creciente presión que el Congreso de ese país ejerce sobre las petroleras para hacer algo con todo el efectivo del que disponen. "Las grandes petroleras tienen demasiado dinero. Han devuelto parte a los accionistas mediante el pago de dividendos y la recompra de acciones, pero todavía les sobra efectivo", dice Claire S. Farley, presidenta ejecutiva de Randall & Dewey Partners LP, una firma de asesoría en fusiones en el sector energético.

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1