El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

NORTEAMERICA  

 

La caída del dólar y datos contradictorios frenan el optimismo del mercado bursátil

 
 

(IAR-Noticias) 06-Diciembre-06

La debilidad del dólar podría haber comenzado a pasarle la cuenta al mercado bursátil estadounidense.

Por Peter A. McKay -
The Wall Street Journal

Los dos normalmente no se mueven al unísono, pero el Promedio Industrial Dow Jones, referencia primordial de las bolsas mundiales, cayó 158 puntos, un 1,3%, el pasado lunes cuando el dólar alcanzó su valor más bajo de los últimos 20 meses con relación al euro. El Dow Jones cerró la semana con un declive de 86,04 puntos, un 0,7 %, a medida que la divisa proseguía su descenso.

Aunque aún registra un alza del 14% en lo que va del año, ubicándose en 12.194,13 puntos, el Dow se sitúa a casi 150 puntos de la máxima que alcanzó hace apenas dos semanas. El dólar, que acumula una baja del 11% este año, vale unos 75 céntimos de euro, su nivel más bajo desde marzo de 2005.

"La debilidad del dólar es, ciertamente, un factor que está afectando a las acciones ahora mismo", reconoce Elizabeth Weymouth, especialista de inversión global de J.P. Morgan Private Bank. "La buena noticia es que no pensamos que [la situación] empeorará mucho a partir de aquí". Weymouth agrega que su firma prevé que el dólar no caerá muy por debajo de los 0,74 céntimos de euro en los próximos meses.

La preocupación acerca de las tasas de interés y el crecimiento económico han impulsado las acciones y el dólar. Ante el dinámico crecimiento en Europa, los bancos centrales han elevado las tasas de interés, las cuales reducen la oferta de sus monedas en circulación y aumentan el valor con relación al dólar. Las tasas de interés más altas en Europa y el debilitamiento del dólar también restan atractivo a la inversión en EE.UU. "Para un inversionista promedio en Francfort o París, un declive tan rápido y pronunciado del dólar genera interrogantes acerca de la viabilidad de invertir en acciones de Estados Unidos", afirma Ashraf Laidi, analista jefe de mercados cambiarios para CMC Markets, en Nueva York.

Mientras tanto, a medida que el crecimiento pierde fuerza en EE.UU., aún no hay indicios claros acerca de la dirección de las tasas de interés. Una baja de las tasas es considerada positiva para el mercado bursátil, porque los menores costos de financiamiento benefician a las empresas y los consumidores. La Reserva Federal (Fed) estaba en una campaña de subir las tasas, que hace dos años se encontraban en niveles sumamente bajos, pero realizó una pausa después de su último incremento en junio.

Ben Bernanke, presidente de la Fed, dijo la semana pasada que la economía estadounidense permanece tan saludable que el banco central podría volver a elevar las tasas en los próximos meses y reducir la cantidad de dinero que circula en el sistema financiero para frenar la inflación. Pero una ola de datos económicos sin una orientación definida mantuvo el nerviosismo entre los inversionistas sobre lo que pueda suceder a continuación.

Un informe sobre el crecimiento durante el tercer trimestre superó las expectativas, pero por primera vez en tres años y medio, una medida clave de la actividad manufacturera descendió a un nivel que indica una contracción, lo cual históricamente ha sido seguido por recortes de tasas de la Fed.

"Últimamente, hay un indicador al alza, otro a la baja. ¿Qué es lo que todo esto quiere decir? No lo sé", dice Michael Cuggino, presidente y gerente de portafolio de Permanent Portfolio Family of Funds.

Cuggino opina que esta clase de indicios contradictorios aparece cuando la economía está en un punto de inflexión, es decir que el crecimiento puede repuntar o se encamina a una recesión. Como resultado, piensa que las grandes compañías tendrán un mejor desempeño que las pequeñas en los meses venideros, puesto que cuentan con suficientes reservas en efectivo y operaciones diversificadas para capear cualquier clase de escenario.


La semana pasada, los inversionistas no parecían interesados en las compañías grandes ni pequeñas. El Standard & Poor's 500 cayó un 0,3%, para quedar en 1.396,71. El Índice Compuesto Nasdaq, donde predominan las empresas tecnológicas, cerró con una baja del 1,9% para terminar en 2.413,21. Y el promedio Russell 2000, de acciones de capitalización baja, descendió 1,4%. Sin embargo, los principales índices estadounidenses acumulan alzas en el año: un 16% para el Russell, un 12% para el S&P 500 y un 9,4% para el Nasdaq.

Un dólar débil puede tener consecuencias diversas para las compañías estadounidenses. Por ejemplo, los exportadores podrían registrar mayores ganancias porque sus productos son más competitivos en los mercados internacionales. Otros podrían sufrir porque tienen importantes operaciones en el extranjero cuyo mantenimiento se vuelve más costoso.

Además, el debilitamiento del dólar encarece el precio de las materias primas, entre ellas el petróleo. Debido a que los commodities se negocian a nivel mundial en dólares, cuando cae el valor de la moneda estadounidense, se necesitan más dólares para comprar la misma cantidad de recurso naturales. Los precios del crudo subieron drásticamente la semana pasada, algo que los analistas atribuyeron principalmente a temas vinculados a la oferta y la demanda.

En el Mercado Mercantil de Nueva York, los futuros de crudo para entrega en enero avanzaron más de 7% a US$63,43 por barril la semana pasada. Esta clase de alzas afecta negativamente al mercado bursátil porque los mayores costos de la energía tienden a socavar el poder adquisitivo de los consumidores y a reducir las ganancias corporativas.

La relación actual entre el dólar y las acciones podría ser un fenómeno efímero. La firma de investigación Thomson Financial calcula que la correlación entre el S&P 500 y las monedas europeas, retrocediendo hasta 1981, es inferior al 6%, lo que significa que rara vez se desplazan en la misma dirección y magnitud. Una correlación del 100% significa que los dos mercados se desplazan al unísono.
 

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1