El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

EUROPA  

 

El cine, ese instrumento de control mental

 
 

(IAR-Noticias) 07-Diciembre-06

Entre los “culturetas” e intelectuales al servicio de Mátrix, hace poco se puso de moda reivindicar a Leni Rifensthal, la documentalista que sirvió de propagandista audiovisual del régimen hitleriano.

Por Rafapal - rafapal.blogspot.com

La corrección política hace que, en su condición de mujer, se hable positivamente de ella pero, al mismo tiempo, claro, de pasada se dice que estuvo al servicio… del MAL, con mayúsculas.

Lo que no he visto todavía es que ningún crítico del tres al cuarto se plantee cómo el cine, el cine norteamericano, mayormente, ha servido para lavar el cerebro de la Humanidad durante el siglo XX (y lo que va del XXI).

En sus últimos años de su vida, mi padre, que era fan de John Wayne y Gary Cooper (imagino que como el 99% de los seres del planeta nacidos antes de mediados del siglo XX) no comprendía cómo una película podía mostrar a los indios como LOS BUENOS. No le entraba en la cabeza, se ponía de mala hostia cuando los malos de la peli eran los yanquis y yo la verdad es que no le entendía porque, claro, yo nací en 1969, después del verano del amor, que cambió muchas cosas, aunque no nos dimos cuenta.

A partir de los años setenta, películas como “Las aventuras de Jeremiah Johnson” (con Robert Redford), “Caballo loco” o “Pequeño Gran Hombre” (con Dustin Hoffman), mostraron cómo la Historia había sido contada de una manera perversa presentando un GENOCIDIO como una empresa heroica.

Todavía hoy, (en España, por lo menos), críticos y directores de cine (como José Luis Garci) siguen debatiendo, con pose de estar haciendo un gran esfuerzo intelectual… ¡las virtudes artísticas de esas historias, el género del western, que reflejan a los genocidas como héroes!

Lo que demuestra que el llamado Séptimo Arte bien podría ser considerado el Arte del lavado del cerebro por antonomasia. (Todos deberíais leer el libro “Alce negro habla” (chamán primo de Caballo Loco, contando los últimos días de libertad de los sioux, de ediciones Olañeta).

Vayamos someramente con la historia del cine

Hoy sabemos que la extensión del hábito del tabaco ha estado INTRíNSICAMENTE ligada al dinero invertido por las compañías tabacaleras para que las estrellas de Hollywood (Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Marlene Dietrich, Greta Garbo y un larguísimo etcétera) aparecieran fumando en las películas y otorgando a esa acción (robada de los indios, precisamente, pero en un contexto sagrado), que tantos cánceres ha creado, un estatus de PODER. Millones de personas han muerto en todo el mundo a causa de ese gigantesco lavado de cerebro.

La guerra de Irak ha sido la primera de la Historia en la que el Planeta ha entrado sabiendo que las razones para llevarla a cabo eran pura y llanamente mentiras.

A cambio (todavía no entiendo cómo han salido cosas como éstas), también nos enteramos de que el Pentágono contrató guionistas de Hollywood para “contar mejor su información a la Prensa” (es decir, sus “historias”) y, de paso, nos hemos enterado de las FLUIDÍSIMAS RELACIONES ENTRE HOLLYWOOD Y EL PENTÁGONO A LO LARGO DE LA HISTORIA.

También sabemos, porque se ha filtrado, que la película “Black Hawk Derribado”, dirigida por el supuesto artista Ridley Scott, fue encargada por el Pentágono para crear animadversión hacia los musulmanes. Sabemos que la película “Top gun” fue un encargo para aumentar el número de reclutas.

Sabemos que, siempre que Hollywood quiere rodar una película en la que necesitan material militar, el guión ha de pasar “un filtro” de los asesores militares, que es como decir que ellos lo reescriben a su manera. (De verdad que deberíamos empezar a ver a gente como John Ford, Ridley Scott o, como veremos, Steven Spielberg o Roman Polanski, como meros propagandistas del sistema o artistas… de la mentira).

No hace falta ser muy listo para interpretar el aluvión de películas bélicas post-segunda guerra mundial como un ejercicio de lavado de cerebro para convencer a la opinión pública mundial de que esa guerra fue ganada por los buenos: ¿O es que alguien ha visto una película de esta guerra en la que los aliados hicieran cosas tan malas como LANZAR BOMBAS ATÓMICAS? No, ¿verdad? Pues eso. Los nazis fueron capaces de todo tipo de atrocidades pero los aliados no, porque la segunda guerra mundial la ganaron los buenos….

Mención aparte es el tema del Holocausto, un argumento repetitivo hasta el hartazgo a lo largo de nuestra memoria audiovisual colectiva; películas como “La lista de Schindler” (Spielberg) o, más recientemente, “El Pianista” (Polanski) nos recuerdan una y mil veces que hay un pueblo que ha sufrido más que ningún otro, y contribuyen a que el mundo vea a los judíos con simpatía.

¿Cuántos de nosotros (ahora que se habla tanto de los abusos a los niños), no seguimos admirando a ese pederasta judío llamado Woody Allen? Si no fuera judío, una persona condenada por pederasta ¿seguiría haciendo películas?

Tal es su poder que, en la última versión de Oliver Twist, el personaje del avaro (judío) de la novela de Charles Dickens, fue dulcificado, según el director (judío) Roman Polanski, porque podía generar antisemitismo. ¿Es casualidad que Spielberg sacara la película “Munich” en el momento en el que el mundo ve con menos simpatía a los judíos?

Lo cierto es que podemos ver nazis, comunistas, negros, hispanos y, últimamente, musulmanes, como malos de las películas, pero JAMÁS VEREMOS A UN JUDÍO EN ESE PAPEL. Haz memoria; ¿mafiosos judíos? ¿asesinos judíos? ¿villanos judíos? (Los de Woody Allen no valen porque sólo son “traviesillos”). [La película turca “valle de lobos” en la que los malos son judíos ha sido retirada de los cines norteamericanos.

Por cierto, que uno de los elementos que a muchos nos convencieron de que estaban creando Al Qaeda fue ver que en las películas de James Bond los malos dejaban de ser comunistas para pasar a ser los hijos de Alá, y repito que fue antes de que el nombre de Al Qaeda saliera a la luz por primera vez (año 1998, no hace tanto tiempo).

Y ya que hablamos de espías, ¿no es cierto que el agente 007 (al servicio de Su Majestad, la reina de Inglaterra, no lo olvidemos) ha sido un excelente reclamo para crear un aura especial alrededor de la profesión de asesino por encargo, también conocida como ”espía”?

¿Y qué me decís de lo glamuroso que convirtió a la homosexualidad el señor Pedro Almodóvar? ¿No es cierto que el periódico El País, generador de lo “moderno” en España, convirtió, desde sus inicios, cada estreno de tan superficial director en un acontecimiento nacional? HABÍA QUE VER LA ÚLTIMA DE ALMODÓVAR!!!!

¿Y la moda de las películas de terror de vampiros y de satánicas? ¿No es cierto que ahora no hay en la cartelera más que tres tipos de películas: tontas historias de amor, historias de terror o de catástrofes? ¿qué pretenden quienes financian ese tipo de películas? ¿qué idea del amor y del enamoramiento nos han metido en la cabeza las poquísimas personas en todo el mundo que -hasta ahora, porque ahora se puede hacer una película con poco dinero, es más difícil estrenarla- tienen el Poder de financiar una película? (Recomiendo ver la historia de cómo Orson Welles hizo la película “Ciudadano Kane” sobre el magnate de los medios, William Randolph Hearst, y cómo éste intenta extorsionar a los presidentes de las grandes compañías cinematográficas, JUDÍOS TODOS, con organizar una campaña en su contra si no paraliza el estreno de Ciudadano Kane).

Os dejo con algunos acertijos:
-¿Con qué propósito se hicieron la interminable saga de “Loca academia de policía”?
-¿Y las películas de hermandades universitarias tipo “Porkys” o “Desmadre en la Universidad”.
-¿Cómo permite el Sistema una película como “Borat”? ¿qué esconde?
-Y Michael Moore, ¿por qué permitieron el éxito de su película?
-¿En qué se inspiró Spielberg para crear su personaje de ET?
-¿Y Tim Burton para su “Mars Attack? (Como estas dos preguntas últimas son difíciles, os dejo una pista: “Milton William Cooper, ver vídeos en www.rafapal.com ).

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1