El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

EUROPA  

 

La hora de  "La Gacela" en Francia
Segolène Royal ganó la interna socialista y ahora es candidata presidencial 

 
 

(IAR-Noticias) 18-Noviembre-06

Segolène Royal

 

Segolène Royal, llamada "La Gacela",  fue electa candidata socialista a la presidencia de Francia para las elecciones nacionales de 2007, y ahora aspira a convertirse en la primera mujer jefa de Estado en la historia del país.

Royal, de 53 años, logró la nominación en las primarias del Partido Socialista francés del jueves 16, al vencer a sus dos principales adversarios internos con el 60,62% de los votos.

La Gacela se impuso sobre dos "elefantes" partidarios: el ex ministro de Economía Dominique Strauss Kahn y el ex premier Laurent Fabius. Según los resultados oficiales y con una participación del 80% de los afiliados, Royal se impuso con 60,62% de los votos sobre Strauss Kahn, con 20,83 por ciento y sobre Fabius, con 18,54 por ciento.

"Quiero representar el cambio y darle credibilidad y legitimidad", dijo Royal después de que las autoridades de su partido anunciaron que obtuvo el apoyo de más de la mitad de los afiliados partidarios y evitó así una segunda vuelta primaria.

"Hoy he recibido esa legitimidad", agregó.

La diputada, presidenta regional y ex ministra, se mostró jubilosa ante las cámaras y prometió construir junto con sus seguidores "algo extraordinario, una nueva página en la historia de Francia".

Nacida el 22 de septiembre de 1953 en Dakar (Senegal), donde estaba destacado su padre, militar de alto rango, Royal lleva varias décadas en política, aunque su rostro encarna la renovación de ideas y generacional del Partido Socialista.

En 1981, fecha de la victoria de François Mitterrand, Ségolène Royal ingresa en el Elíseo como colaboradora del gabinete presidencial. Después, en 1988, logra un puesto como diputada, y en 1992 es nombrada ministra de Medio Ambiente.

De hecho, las encuestas coinciden en que Royal es la única figura de izquierda con posibilidades de disputar la presidencia a la centro derecha, y su candidatura sugiere un cambio importante para el Partido Socialista local y tal vez para toda la política francesa.

El funcionario del partido socialista Stephane Le Foll anunció los resultados.

"Es una mujer, y eso es un cambio rotundo en relación con el pasado de los principales candidatos de los partidos fuertes", dijo el director general de IPSOS Francia, Pierre Giacometti, en diálogo con BBC Mundo.

Agregó que ella "nunca formó parte de la dirección del Partido Socialista y eso acentúa un poco la posición de renovación que representa Ségolène Royal".

El último sondeo de IPSOS, publicado esta semana de cara a la primera vuelta electoral de abril próximo, muestra a Royal en una disputa codo a codo por la presidencia con el ministro del Interior y precandidato de centro derecha, Nicolas Sarkozy.

El Partido Socialista sufrió su derrota más humillante en las pasadas elecciones presidenciales, en 2002, cuando con un escuálido 16,18% de los votos, quedó por detrás de la UMP comandada por Jacques Chirac y del ultraderechista Frente Nacional de Jean Marie Le Pen.

El centroizquierda no puede permitirse una segunda derrota de este calado y las posibilidades de victoria que los sondeos otorgan a Royal frente al favorito de la derecha, el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, influirán decisivamente en la decisión de los militantes.

Royal, la  favorita, por su parte, dijo el miércoles, cerca de Niort (centro), que la votación de este jueves será el "primer turno de la elección presidencial contra la derecha" y pidió un voto masivo que le permita evitar una segunda vuelta peligrosa para sus intereses.

En los últimos meses Royal supo utilizar esa circunstancia de popularidad para consolidar una imagen de outsider, más preocupada por los problemas de la gente común que por las disquisiciones doctrinarias socialistas.

Esta madre de cuatro hijos ha sorprendido con salidas poco ortodoxas, como cuestionar la semana laboral de 35 horas (una vaca sagrada de la política francesa) o someter a jóvenes infractores a supervisión militar.

Las encuestas muestran que los franceses la ven como a alguien que los comprende mejor que otros políticos.

Pero pese a que Royal ha negado ser una reformista como el primer ministro británico Tony Blair, muchos de sus correligionarios socialistas la acusan de carecer de suficientes credenciales de izquierda y tener ciertas actitudes populistas.

"Me parece que ella está en una lógica de diálogo directo con la opinión", dijo Marisol Touraine, dirigente del Comité Ejecutivo socialista que no votó por Royal. "Es un tipo de populismo, mucho más que un intento de renovación ideológica".

Por su parte, el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, dijo estar encantado del protagonismo que acapara Royal, pues así se ahorra cualquier desgaste mediático antes de la campaña: "Si la ganadora es Ségolène Royal, todo son ventajas para mí. El fenómeno 'todos menos Ségolène' evita el fenómeno 'todos menos Sarkozy' y me protege desde hace varios meses", señaló.

Royal, que ha defendido valores poco habituales en el discurso de la izquierda como la familia, la nación o la disciplina en las aulas, es vista por muchos militantes como una candidata "conservadora" y "populista".

"Yo soy la única candidata capaz de vencer a la derecha", advirtió Segolene."Represento el profundo cambio que la gente quiere. No le tengan miedo a las nuevas ideas".

                             ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1