El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

IAFRICA  

 

Sudáfrica: Racismo, apartheid y banca

 
 

(IAR-Noticias) 28-Septiembre-06

La mitad de los sudafricanos carecen de cuentas corrientes, guardan el dinero debajo del colchón en sus chabolas de los "townships", y hacen las transferencias por carretera, con la ayuda de taxistas de confianza.

Por Rafael Ramos - La Vanguardia

Los británicos de "Barclays" han visto en tan rudimentario mercado una mina de oro para ampliar sus operaciones en el exterior, mediante la compra de la mayoría de acciones en el banco "Absa".

Pero no se trata de una operación cualquiera en la era de la globalización y las multinacionales, porque el "Barclays" tuvo que salir por piernas de la nueva Sudáfrica hace veinte años tras su identificación con el régimen del "apartheid", con el que colaboró abiertamente. Tanto es así que se le conocía popularmente como el "Boerclaysbank", el banco de los "boers", y fue víctima del boicot de millones de estudiantes universitarios del Reino Unido que cerraron sus cuentas.

Dos décadas después, con la reconciliación mágicamente consolidada, los negros con el timón del poder y los blancos al volante de las grandes finanzas, los sudafricanos han perdonado al "Barclays". El gobierno de Thabo Mbeki (Congreso Nacional Africano) ha puesto la rúbrica al regreso de los banqueros británicos, pero más significativo es que la inmensa mayoría de la población, que es de raza negra y padeció los abusos de la discriminación, está de acuerdo. "Ya es hora de enterrar el pasado y dejar de lamernos las heridas –es la respuesta más común en las encuestas efectuadas por los periódicos y cadenas de televisión-. Además, los ahorros no tienen nada que ver con la política".

La operación "Regreso a Sudáfrica" ha sido encargada a Robert East, que se ocupó de integrar al Banco Zaragozano en el imperio Barclays y de aspectos importantes de la penetración en España, que ha desembarcado en Johannesburgo al frente de un ejército de medio centenar de ejecutivos. Llega a un país y un mercado muy diferentes del de hace veinte años, donde ha surgido una importante clase media negra pero las condiciones de vida de los "townships" (guetos) siguen siendo paupérrimas a pesar de mejoras importantes como la llegada del agua y la electricidad a millones de hogares. La mayoría de color se ha apoderado de la burocracia gubernamental y ejerce una forma de "acción afirmativa" (los negros tienen prioridad a la hora de obtener puestos de trabajo oficiales), pero la economía funciona gracias a las inversiones extranjeras, y son los blancos quienen viven en las grandes mansiones de Constantia y los barrios costeros de Ciudad del Cabo. Consciente del peligro de una fuga devatadora de capitales, el régimen juega con mano izquierda y ha frenado hasta ahora todos los intentos de expropiación de las granjas al estilo Zimbabue.

El emblema con el águila y las tres coronas sobre un fondo azul ha vuelto a Durban y Johannesburgo, pero "Barclays" es consciente de que las reglas del juego son muy distintas de los tiempos de P.W. Botha y compañía. Para empezar un diez por ciento de las acciones de cualquier empresa deben estar en manos de negros, y una cuota muy considerable de trabajadores ha de pertenecer a la raza mayoriaria. Además, y para gozar con el apoyo de la comunidad, es imprescindible adoptar programas de asistencia a las personas con el virus del sida (más de una quinta parte de la población y de la fuerza laboral), proporcionarles los tratamientos antivirales y amparar económicamente a su familia. El banco británico ha presupuestado cincuenta milones de euros anuales para esta partida.

"Barclays" vendió sus intereses en Sudáfrica por el equivalente de diez millones de euros hace casi veinte años, y ahora ha pagado la mitad por la compra de un sesenta por ciento de "Absa", uno de los principales bancos del país, con una clientela de más de siete millones de personas que hasta hace poco era 92 por ciento blanca, y ahora es 55 por ciento negra. La estrategia consiste en ampliar las operaciones a "townships" como los Cape Flats en Ciudad del Cabo y Soweto, persuadiendo de que abran cuentas a esa mitad de la población que guarda su dinero debajo del colchón, y aumentado la oferta de productos financieros. Se prevé la apertura de sesenta nuevas sucursales y cuatrocientos cajeros automáticos.

Un veinticinco por ciento de los ingresos de "Barclays" en el último ejercicio se generó fuera del Reno Unido, y el banco quiere ampliar ese porcentaje al cincuenta por ciento con la ayuda de las operaciones en Sudáfrica. Las acciones de "Absa" han aumentado un veinte por ciento su valor desde que se cerró el trato, calculándose que sus beneficios anuales se eleven a unos ciento ochenta millones de euros. Entidades como "HSBC", "Citigroup" y "Standard Chartered" se han planteado también el desembarco en uno de los grandes mercados emergentes.

Los sudafricanos son fanáticos del fútbol inglés, y siguen religiosamente por televisión las hazañas del Chelsea y las miserias del Manchester United. El arma secreta de "Barclays", como publicidad y para que se le perdonen los pecados del pasado, consiste en ser el patrocinador oficial de la "Premier League". El fútbol rompe todas las barreras.

                              ******

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2006  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1