Contrainformación en tiempo real

HOME | Titulares | Diarios | Radios | TV.| Buscadores | Economía | Agencias | Alternativos |  Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Asia

Africa

Autores

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

DIARIOS
del Mundo


I Argentina I Brasil I
I
Estados Unidos I
I
España I Europa I
I
América del Sur I
I
América Central I
I
América del Norte I
I
Africa I Asia I
I
Oceanía I
I
Medio Oriente I
I
Internacionales I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Recomendar
 este sitio

 
 
 
 
 
 
 
 

CONTRAINFORMACION

 

INTERNACIONAL  

Quién es quién en las "revueltas árabes"

El polvorín libio: Kadafi mete bala y la CIA opera para derrocarlo

 

 (IAR Noticias) 22-Febrero-2011

Hay un escenario diferencial para leer los procesos de movilización callejera y de represión militar que se están desarrollado en África  y en Medio Oriente, y  que la prensa internacional y los centros del poder imperialista mundial manipulan y definen interesadamente como "revueltas populares en el mundo árabe". La intención, como siempre, es mezclar los intereses y los objetivos en juego diametralmente opuestos que dinamizan esas movilizaciones masivas contra los regimenes de gobierno vigentes.  

Informe especial
IAR Noticias/

En las llamadas "revueltas del mundo árabe" los patrones operativos, los objetivos y los intereses estratégicos en juego no son los mismos.

No es lo mismo Egipto, Túnez, Yemen, donde la CIA, el Mossad israelí y los servicios británicos  operaron (y operan) para sustituir a dictadores prosionistas  gastados y en desuso, por "procesos democráticos" digitados por Washington, que Bahrein, una base estratégica de la Quinta Flota USA, donde Irán, a través de la rebelión de la mayoría  chiíta intenta derrocar a la monarquía aliada de EEUU.

Ni es lo mismo Libia,  donde Muammar Kadafi, un "líbero" experimentado, aliado inestable del eje USA-UE, que negocia por conveniencia con el "mundo occidental", está bajo presión de un golpe de Estado para voltearlo desde adentro.

A diferencia del resto de los procesos de "protesta popular en el mundo árabe islámico" infiltrados por la CIA y las inteligencias "aliadas", Libia se inscribe en los patrones operativos de las "revoluciones naranja" en el espacio soviético, o en los "golpes budistas" del  Tibet o Birmania,  o en la rebelión "reformista" para derrocar a los ayatolas en Irán,  encuadrados en la nueva "guerra fría" por áreas de influencia (militar y comercial)  que mantiene el eje capitalista Rusia-China con el eje capitalista USA-UE-Israel.

En este escenario diferencial, hay que leer esos procesos que la prensa internacional define en masa como "revueltas populares en el mundo árabe"

Hoy, los decibeles más altos y peligrosos de esas operaciones multidireccionales (y con objetivos y patrones diferentes) se registran en Libia.

Allí se verifica la presencia de actores conocidos y operaciones que se repiten como un calco. Por un lado Kadafi y su régimen de más de 40 años cerrando sus fronteras a la prensa internacional y reprimiendo con la fuerza militar a los grupos "opositores" armados y financiados por la CIA y los "servicios occidentales".

Y por el otro, el bloque "democratizador" con  EEUU, la UE, la ONU y las ONG de la CIA, creando las condiciones internas e internacionales para terminar con Kadafi e instalar un "gobierno democrático" controlado por Washington.

Viejas estrategias, viejas operaciones, y viejos actores conocidos. El objetivo estratégico siempre es el mismo: Control del gobierno, control de los recursos estratégicos y control de los mercados.

En Libia, la estrella del intento del derrocamiento de Kadafi es el petróleo.

Y el interés geopolítico militar pasa por sustituir al régimen de Kadafi, un líder histórico no confiable que coquetea con el "eje del mal", por un régimen "democrático" que alinee sin fisuras a Libia en el dispositivo del poder imperial en el corazón petrolero de África.

Con un agregado apuntado por los expertos: Kadafi es un hueso duro de roer. Y su  decisión de terminar a sangre y fuego con el golpe de la CIA, sube la apuesta militar represiva a grados impredecibles.

En resumen, la CIA desestabiliza, y Kadafi mete balas. Un polvorín de difícil diagnóstico.


En Libia "existe la amenaza de una guerra civil", según el hijo de Kadafi

Cadena BBC

Al final de una jornada en la que las manifestaciones antigubernamentales se intensificaron en el este de Libia y se extendieron a la capital, Trípoli, uno de los hijos de Muamar Kadafi, Saif al-Islam, advirtió que su país podría entrar en una guerra civil.

El hijo de Kadafi dijo que existe esa amenaza, ya que "todos" en Libia están armados e indicó que si la guerra empieza "se producirán cientos de miles de víctimas".

En un discurso televisado a la nación, en el que pasó de un tono conciliador a otro amenazante, al-Islam aseguró que el gobierno "luchará hasta la última bala" para permanecer en el cargo de la nación norafricana.

Las declaraciones se produjeron después de una jornada en la que se consolidó el avance de la oposición en la ciudad oriental de Bengasi y de que surgieran los primeros focos de protesta en la capital, Trípoli. En esa ciudad se oyeron intensos tiroteos y testigos reportaron que la policía cargó contra los manifestantes con municiones y gas lacrimógeno.

Los manifestantes exigen medidas democráticas en Libia y la salida de Muamar Kadafi, que está en el poder desde hace 42 años.

Las protestas que afronta su gobierno no tienen precedente y han sido reprimidas de forma violenta por las fuerzas de seguridad, según las informaciones que surgen pese al "apagón informativo" que se vive en el país.

"Reformas y democracia".

El hijo de Kadafi, que no tiene ningún cargo en el gobierno, admitió que los militares habían reaccionado de forma exagerada contra los manifestantes y reconoció que cometieron "errores" porque, según argumentó, no estaban capacitados para manejar disturbios civiles.

Sin embargo, acusó a grupos opositores, algunos de ellos residentes en el exterior, y a islamistas de tratar de romper Libia.

Además, al-Islam afirmó que en los principales enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en la ciudad de Bengasi no hubo más de 14 muertos, frente al recuento de más de 200 fallecidos hecho por las organizaciones de derechos humanos.

En ese sentido, acusó a los medios de comunicación extranjeros de "exagerar" los hechos.

El hijo del líder libio instó a sus compatriotas a "detener el derramamiento de sangre" y aseguró que existe una "posibilidad real de la reforma y democracia".

Al-Islam confirmó que los manifestantes tomaron el control de algunas bases militares y tanques en el este de Libia, y afirmó que algunos "borrachos y matones" estaban conduciendo tanques por las calles.

Además, sostuvo que la oposición pagó a "mercenarios africanos y árabes" para protestar, una acusación que los manifestantes han hecho contra el propio gobierno.

Para el corresponsal de la BBC en Medio Oriente, Jon Leyne, éste fue "uno de los discursos políticos más extraños" que ha oído, ya que al-Islam estaba "totalmente desligado de la realidad de su país".

"Para la mayoría de los libios (el discurso) ha sido sólo un galimatías sin ningún sentido. La idea de que de alguna manera se van a sentar para tener un diálogo nacional con un gobierno que trajo mercenarios extranjeros a disparar contra ellos es de risa", sostuvo Leyne.

Kadafi sigue en Libia

Por otra parte, al- Islam aseguró que su padre se encuentra en la capital del país, Trípoli, desde donde "dirige la batalla" y dijo que cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

"El ejército libio está con Kadafi hasta el último momento y es el que tiene la última palabra en este asunto", declaró.

Estas declaraciones se produjeron después de que circulasen rumores en los medios árabes sobre la posibilidad de que el mandatario hubiera abandonado el país y ante la falta de información sobre su paradero.

Kadafi es el líder más veterano del mundo árabe, ya que gobierna este país rico en petróleo desde 1969 cuando derrocó al rey Idris y condujo a la proclamación de la Yamahiriya, o Estado de las Masas.

Estas protestas se enmarcan en la ola de protestas a favor de la democracia de Oriente Medio, que fue impulsada por la caída de Hosni Mubarak el 11 de febrero en Egipto, y del presidente tunecino Zine al-Abidine Ben Ali, en enero.

 

 *****

  HOME

© Copyright 2011 iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com