El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

MEDIO ORIENTE  

 

La guerra en el simulador

Operaciones cruzadas: Irán e Israel ensayan maniobras en gran escala

 
 

 (IAR Noticias) 24-Noviembre-09

En el terreno táctico (y mientras se retrasa el desenlace militar con las  negociaciones en el frente diplomático) Irán y el eje sionista USA-Israel se preparan para una meta esencial: Potenciar su defensa y cubrir todos los flancos débiles frente a operaciones de ataque y contraataque aéreo con misiles que podrían involucrar a otros tres frentes simultáneos: Siria, Líbano y Gaza. La guerra -como señalan los expertos- ya se encuentra en el simulador, mientras se agotan y complican las negociaciones en el frente diplomático con un nuevo rechazo de Teherán a la última propuesta nuclear de EEUU y las potencias. 

Informe especial
IAR Noticias
/

En un lapso de tres semanas de diferencia, Irán y el eje EEUU-Israel lanzaron lo que ellos mismos denominan su "más grande juego de guerra" preparatorio de defensa y contraataque en prevención de una posible resolución militar del conflicto nuclear que por ahora se dirime (y sigue fracasando) en el plano diplomático, en la ONU.

En la última semana de octubre pasado, Israel y EEUU iniciaron maniobras militares conjuntas en alta escala de sus fuerzas aéreas.

El simulacro duró cinco días, puso a prueba el sistema Arrow (Jetz) para la interceptación de misiles, el THAAD (un sistema de defensa aérea a gran altitud), una fragata con el sistema de defensa AEGIS, así como los sistemas antiaéreos Patriot y Hawk, según la información oficial.

Durante las maniobras se simularon ataques con misiles de largo alcance provenientes de Irán, Libano y Gaza, y posiblemente Siria) al Estado judío, y la realización de una prueba de interceptación "en vivo" de uno de esos artefactos, su detección y neutralización en vuelo, mediante radares y escudos defensivos.

"El objetivo de Juniper Cobra 10 es practicar la eliminación de misiles lanzados desde larga distancia", reveló la prensa israelí citando fuentes del ministerio de Defensa. Y añadió: "La capacidad que van a exhibir los radares estadounidenses nunca antes ha sido vista en Israel".

Este domingo, el Ejército iraní inició un simulacro de defensa aérea contra un hipotético ataque a sus instalaciones nucleares en unas maniobras que se desarrollarán durante cinco días en diversos puntos del país y que, según el Ejército iraní, es "el juego de guerra más grande de la historia de la República Islámica".

"Son 600.000 kilómetros cuadrados de escenario de combate", informó el general de brigada Ahmad Mighani a la televisión estatal.

"El objetivo es promover el poder de las Fuerzas Armadas contra cualquier ataque, demostrar la preparación iraní para el combate y sus potenciales militares", añadió Mighani.

"Políticas de defensa, operaciones psicológicas e innovaciones durante el ejercicio de guerra están entre los objetivos del ensayo", precisó.

"Las provincias de Bushehr, Arak, Isfahán y Yazd (donde se encuentra las principales instalaciones nucleares de Irán) están incluidas en estas maniobras", cuyo principal objetivo es el aumento de la capacidad de la defensa aérea iraní, señaló Mighani.

El jefe del cuartel de la Defensa aérea de "Jatam el Anbia" (el profeta de Islam) dijo que se trata de unos ejercicios anuales donde las fuerzas iraníes se enfrentan a supuestos enemigos mediante la realización de misiones de reconocimiento, la guerra electrónica y la reacción de los sistemas antiaéreos.

En estas maniobras participarán decenas de aviones-caza de la fuerza aérea, las unidades de misiles de los Guardianes de la Revolución, así como las unidades de la batería antiaérea y la artillería del ejército de Irán.

El comandante en jefe de la Fuerza Aeroespacial de los Pasdarán -como también se conoce a los Guardianes de la Revolución-, Amir Ali Hajizadeh, advirtió que ese cuerpo de elite posee maquinaria de guerra capaz de derribar cazabombarderos israelíes tipo F-15 y F-16.

"Podemos garantizar que cualquiera de esos aviones de combate que caiga en nuestro radio de acción será destruido. Y en caso de que puedan escapar, las bases de las que han salido serán atacadas con misiles tierra-tierra antes de que aterricen", explicó.

Los medios oficiales iraníes señalan que durante los ejercicios se ensayará el lanzamiento de misiles de medio y largo alcance, capaces de alcanzar Israel y las bases de EEUU en Irak y el Golfo Pérsico como ya ha sucedido en maniobras previas.

Irán ha protagonizado varios ejercicios de guerra en el pasado, incluyendo el lanzamiento de misiles de largo alcance Shahab-3, que tienen un rango de 2.000 kilómetros, lo que dejaría a Israel o a bases estadounidenses vulnerables a un posible ataque.

El anuncio se hizo simultáneamente a un nuevo fracaso de las negociaciones por el plan nuclear iraní en la ONU, y con el inicio de una gira de visita de Ahmadineyad a sus aliados estratégicos de América Latina, donde -según la prensa internacional- buscará acuerdos para enfrentar las nuevas y duras sanciones con que amenazan las potencias.

Por otra parte, la respuesta de Irán a la propuesta de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) para calmar las dudas sobre su programa nuclear no fue "positiva", afirmaron el viernes 20 la seis superpotencias  que debaten el programa atómico iraní en la ONU (EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania).

El miércoles, Irán anunció su rechazo a trasferir al extranjero su uranio levemente enriquecido y convocó a una nueva reunión con las grandes potencias en Viena, manifestando así su rechazo al proyecto de acuerdo propuesto por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) el 21 de octubre.

Según vienen advirtiendo medios árabes, judíos y estadounidenses la plana mayor israelí  busca desactivar la capacidad nuclear de Irán antes de que consiga la bomba e impedir que Hezbolá siga incrementando sus arsenales militares en Líbano y que Hamás vuelva a solidificarse en Gaza.

Por medio de advertencias constantes, el estado mayor israelí lanza señales claras de que está dispuesto a lanzar un "hecho consumado" (operaciones simultáneas y sincronizadas) contra el eje Irán, Siria-Libano-Gaza, para implicar a Washington en el conflicto.

De acuerdo con el régimen de Teherán, la sociedad sionista entre el Estado judío y el Imperio USA tienen una obsesión en común: Neutralizar y/o terminar con Irán y su radio de influencia islámica en la región, objetivo que empieza por el retardo (objetivo de mínima) o la destrucción (objetivo de máxima) de su capacidad para fabricar una bomba nuclear.

Las maniobras militares en alta escala, coinciden con con un incremento de la tensión entre Irán y las potencias occidentales, después de que Teherán anunciara el 25 de septiembre  la construcción de una segunda planta de enriquecimiento de uranio.

Para Tel Aviv y Washington, el desarrollo del poder económico- nuclear-militar de Irán es directamente proporcional a una amenaza a la existencia del Estado de Israel y a la supervivencia de los intereses capital-imperialistas-militares de EEUU y el eje sionista en la región del Medio Oriente y en todo el planeta.

La hora y la fecha del desenlace militar no es un juego de "acierto conspirativo", sino un emergente (lógico y matemático) de los tres frentes en los que se desarrolla el conflicto.

Según analistas de Washington y Tel Aviv, los temores de EEUU y del estado mayor militar judío no se centran tanto en el contraataque sino en la capacidad defensiva de Irán.

Moscú, además de ser un socio estratégico (militar y comercial) de Irán, tiene la llave que abre o cierra el "éxito" o el "fracaso" de un ataque militar militar sionista contra blancos nucleares y militares iraníes.

Un nuevo escenario para un contraataque iraní se plantea a partir del ingreso en escena de los cinco sistemas de misiles S-300 que Irán compró a Rusia y cuya entrega permanece en el misterio.

El carácter estratégico (en el marco de un ataque sionista a Irán) que revestiría dicho sistema de defensa en manos iraníes, genera presiones constantes a Moscú por parte de EEUU, Israel y la Unión Europea para evitar que los misiles S-300 neutralicen el accionar de los cazas y bombarderos sionistas en un hipotético raid contra las usinas nucleares y las instalaciones militares de Irán.

Mientras tanto, los ejercicios militares y exhibición de armamento sofisticado por parte de Irán, EEUU e Israel, la presencia de los tres grupos aeronavales con capacidad nuclear de EEUU frente a las costas de Irán; los movimientos de tanques y tropas sirias en la frontera,  las distintas operaciones aéreas y terrestres relámpagos de Israel en Siria, Líbano y Gaza, son parte de una "guerra psicológica" disuasiva que ambos frentes en conflicto ejecutan para ganar tiempo y posicionarse con ventaja en el tablero del desenlace final con la "guerra militar".

Además, los ejercicios y simulacros militares (con compras de armas y advertencias de ataque)  de Irán, Siria e Israel, son simultáneos a los movimientos y las "señales" militares-nucleares de EEUU en el Golfo -registrados minuto a minuto por las grandes cadenas internacionales-  y se orientan a poder llegar al "desenlace militar" en la posición más ventajosa posible.

Como afirman los expertos, la guerra está en el simulador, a la espera de que se agoten las alternativas diplomáticas en la ONU.

 

*****

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2009  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com