El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

MEDIO ORIENTE  

 

Presiona por "luz de verde" de EEUU

Israel ya tiene listo un plan ataque a las usinas nucleares iraníes, según diario británico

 
 

 (IAR Noticias) 19-Abril-09

Israel ya tiene un plan operativo para atacar a las principales centrales nucleares de Irán, listo para "ponerlo en marcha" una vez que EEUU apruebe la operación, según el periódico británico The Times, que cita fuentes de Defensa. La versión se difunde en un momento en que altos funcionarios y jefes militares norteamericanos e israelíes alimentan una nueva escalada belicista con sus declaraciones sobre un posible ataque de Israel como respuesta a los avances claves que acaba de anunciar el gobierno de Irán en su programa nuclear.

Informe
IAR Noticias
/

Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu.

De acuerdo con el medio británico, el Ejército israelí cuenta ya con un plan de ataque para bombardear las principales instalaciones nucleares de Irán, listo para ponerlo en marcha sólo "horas después" de que el nuevo gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu lo aprobara, y EEUU le confiriera luz verde.

Horas después de que Netanyahu a su vez, diera "luz verde" a la operación, el Ejército israelí procedería a atacar más de una docena de objetivos, entre ellos la central de Natanz, donde se cree que miles de centrifugadoras producen uranio enriquecido. También -según The Times- se bombardearían las instalaciones de Eshafan, y el reactor de agua pesada de Arak.

Poco más de 1.000 kilómetros separan a Israel de los objetivos más próximos. En una simulación realizada el año pasado por la Fuerza Aérea israelí, aviones F-15 y F-16 cubrían esa distancia ayudados por aviones de repostaje. El Times compara este ataque con el desencadenado por Israel contra la central nuclear iraquí de Osirak en 1981 y que devastó las instalaciones en menos de un minuto y medio.

El Ejército israelí -prosigue el diario- ya tiene preparados tres aviones AWAC y se han efectuado varios ensayos de operaciones de bombardeo, junto con simulacros para preparar al público ante cualquier tipo de represalia.

De acuerdo con una fuente del Ministerio de Defensa citada por el diario: "Israel quiere saber si sus fuerzas son capaces de atacar Irán en cuestión de días, de horas. Se están preparando a todos los niveles para esta eventualidad. "El mensaje que se quiere enviar a Irán es la amenaza de Israel es mucho más que un montón de palabras", añadió la fuente.

Fuentes de la Inteligencia israelí citados por The Times señalan que,"han tenido lugar una serie de movimientos sobre el terreno que demuestran la voluntad de Israel de actuar en esta cuestión". "No amenazaríamos a Irán sin contar con la fuerza necesaria para respaldar la amenaza", añade.

El diario puntualiza que fuentes del gobierno de Israel afirman que  el ataque jamás tendrá lugar sin la aprobación de EEUU, que formalmente ha emprendido una nueva estrategia de aproximación en las relaciones con Irán al mando de la nueva Administración Obama.

The Times cita al director adjunto del Instituto de Estudios de Seguridad, Efraim Kam, para quien es poco probable que Washington apruebe tal ataque "porque hay bastante inseguridad sobre la efectividad de la operación". En el mejor de los casos, el polémico programa nuclear iraní "sólo se vería retrasado de dos a cuatro años", añadió.

Por otra parte, según el influyente diario estadounidense The New York Times, el entonces  presidente, George W. Bush, se negó a fines del año pasado a proporcionar un modelo especial de bombas aire-tierra solicitadas por Israel para destruir el principal complejo nuclear iraní, argumentando que había autorizado ya una serie de operaciones encubiertas para sabotear el polémico programa nuclear que Teherán está desarrollando.

Esta operación consistiría en penetrar dentro de la ruta de suministro de material nuclear a Irán desde el extranjero, junto con el uso de tácticas avanzadas de sabotaje contra el sistema eléctrico e informático empleado por los investigadores nucleares iraníes.

El objetivo del ataque rechazado por EEUU a fines de 2008 habría sido la central de Natanz, el principal complejo energético nuclear y único centro de enriquecimiento de uranio de la república islámica, que está enzarzada en un conflicto internacional contra un grupo de potencias encabezadas por Estados Unidos, que acusan a Teherán de estar aprovechando su programa nuclear --según las autoridades iraníes, una iniciativa de carácter puramente civil y pacífico-- para desarrollar un arma de destrucción masiva.

Los funcionarios de la Casa Blanca consultados por The New York Times dijeron desconocer si Israel ya había aprobado el ataque antes de la negativa de Bush, aunque el rotativo especula también con la posibilidad de que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, hubiera realizado la petición con ánimo de que Bush se despidiera de la Presidencia con un acto contundente contra el régimen presidido por Mahmud Ahmadineyad.

La nueva versión del británico The Times, se produce cuando altos funcionarios y jefes militares norteamericanos e israelíes vienen alimentando una nueva escalada belicista con sus declaraciones sobre un posible ataque de Israel como respuesta a los avances claves que acaba de anunciar el gobierno de Irán en su programa nuclear.

Presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad

La semana pasada, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció  que la República Islámica domina ya el ciclo completo de fabricación de combustible nuclear, justo al día siguiente de que las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU, con EEUU a la cabeza, invitaran a Teherán a una nueva ronda negociadora sobre su plan nuclear.

Irán cuenta con unas 7.000 centrifugadoras en su planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, declaró por su parte el jefe del organismo iraní de energía atómica, Gholam Reza Aghazadeh, y agregó que "esta cifra alcanzará 50.000" en los próximos cinco años. Así, dijo, "Irán ha alcanzado "una nueva fase de adquisición de tecnología de enriquecimiento nuclear".

El anuncio iraní reavivó la "preocupación" en Washington y Tel Aviv, donde se incrementaron los rumores de preparativos de una escalada militar para obligar a Irán a dar marcha atrás en el "objetivo militar" de su programa nuclear.

Los nuevos anuncios sobre los avances nucleares iraníes fueron tomados por la Casa Blanca como un "nuevo desafío" de Irán a EEUU, que instó la semana pasada a Irán a renunciar a su proyecto atómico si quiere "recuperar su lugar en la comunidad internacional".

Según The Washington Post, luego del anuncio iraní funcionarios israelíes llamaron a EEUU a limitar el tiempo de los esfuerzos diplomáticos antes de apelar a medidas punitiva. En este pedido a la Casa Blanca coincidieron congresistas clave, tanto del opositor Partido Republicano como del gobernante Partido Demócrata, considerados cercanos al llamado "lobby israelí".

No faltaron -según el Post-  representantes de la Casa Blanca  blandiendo la amenaza de un ataque israelí como medio de ejercer presión a Teherán para que abandone la militarización de su proyecto nuclear.

Las más recientes declaraciones del jefe del Comando Central de Estados Unidos, David Petraeus, sobre un posible ataque de Israel a Irán generó un debate en el gobierno de Barack Obama sobre si la amenaza israelí puede ser utilizada para estimular futuras negociaciones con Teherán.

Las declaraciones del alto jefe militar del Pentágono desataron un debate en el gobierno de Barack Obama sobre si la amenaza israelí puede ser utilizada para estimular futuras negociaciones con Teherán.

El general Petraeus había manejado la idea de un ataque "preventivo"  israelí, en su testimonio ante el Comité de Servicios Armados del Congreso legislativo esta semana. "El gobierno israelí podría, en última instancia, verse tan amenazado por la posibilidad de un arma nuclear iraní que podría tomar acciones militares preventivas para desbaratarla o demorarla", afirmó.

El propio  jefe del Pentágono, Robert Gates pareció coincidir con Petraeus en declaraciones al periódico británico Financial Times, en las que deslizó que Irán podría ser atacado si cruzaba una "línea roja". Cuando se le preguntó directamente sobre la posibilidad, respondió: "Creo que voy a decir que me sorprendería… si (Israel) actúa este año".

Un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), a fines de noviembre del año pasado, que alertaba que Irán ya estaba "en capacidad de fabricar una bomba nuclear" sirvió de argumento para montar una operación internacional  en gran escala encabezada por Israel y EEUU, contra el programa atómico de Teherán.

Bajo la consigna de que hay que "parar a Irán" las potencias sionistas y los "socios" árabes del eje USA-UE lanzaron desde la ONU una campaña de presión internacional que podría derivar en un endurecimiento extremo de las sanciones económicas y en un proceso de aislamiento de Irán, cuyo resultante podría desembocar en una escalada militar a corto plazo en el Golfo Pérsico.

De acuerdo con The Washington Post, con la ultraderecha belicista controlando (con  Netanyahu) las decisiones del gobierno de Israel se incrementan de un ataque sorpresa a las usinas de Irán a modo de "hecho consumado" para obligar a EEUU a intervenir en las operaciones.

Según el Post, el estado mayor militar israelí  se juega a que un posible (y lógico) contraataque iraní, a su vez, podría consolidar al frente de los "aliados árabes" y las potencias de la OTAN dentro de una operación militar abierta contra Irán y sus instalaciones nucleares.

En este escenario, de creciente escalada belicista por parte de los altos jefes militares y funcionarios tanto de Tel Aviv como  de Washington, The Times británico lanzó este fin de semana la versión de que Israel se encuentra listo para bombardear las usinas nucleares iraníes previa "luz verde de EEUU".

Como dice los expertos: No existen casualidades, sino "causalidades".

 

*****

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2009  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com