El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

CONTRAINFORMACION

 

LATINOAMERICA  

 

Cumbre psiquiátrica

Obama, Chávez, y el "doble discurso" de la Cumbre de las Américas 

 
 

 (IAR Noticias) 20-Abril-09

Chávez sonríe cautivado: Con Obama el Imperio es otra cosa.

Desde el punto de vista de la personalidad humana, el doble discurso es una discrepancia (falta de correspondencia) entre lo que se dice y lo que se hace. Una especie de "trastorno de identidad disociativo" que impide que la persona se haga cargo y ejecute lo que promete. Trasladado al plano del mensaje mediático, el doble discurso es una "técnica disociativa de la realidad" mediante la cual los presidentes, funcionarios y políticos del sistema, niegan inmediatamente con sus actos lo que afirman con sus palabras sin que nadie les pida explicación. Esta falta de correspondencia entre la "teoría" (lo que dicen a diario para conseguir votos y consenso social) y la "práctica" (lo que hacen a diario para servir a los intereses del Estado capitalista que los contrata) permitió que Barack Obama, el CEO de la empresa imperial USA (sometedora histórica de los pueblos de América Latina) fuese aplaudido por los presentes y se convirtiese por unas horas en el "primer defensor" de los intereses regionales en la llamada "Cumbre de las Américas".

Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas@iarnoticias.com
Informe especial

Probadamente, la realidad "comunicacional" de cualquier país del sistema capitalista a escala global se construye sobre la base funcional del "doble discurso" (o "doble rasero"): Lo que se dice o "informa" (el discurso mediático) no tiene porqué coincidir con la realidad (los intereses capitalistas que financian los medios de comunicación).

En los medios de comunicación del sistema (por razones de estrategia de dominio) el discurso "informativo" impuesto a escala global está generalmente disociado de los intereses estructurales y significantes del poder capitalista que representa.

Desde el punto de vista de la dominación política, esta disociación aceptada (separación del discurso de la realidad) no es para nada casual. El "doble discurso" político tiene como finalidad primaria mostrar lo que dice el empleado (el político) y esconder lo que en la realidad hace el patrón (el sistema capitalista que controla el Estado).

Como fenómeno emergente del "doble discurso" estandarizado, la prensa del sistema sólo analiza discursos (despojados de la realidad estructural totalizada del poder capitalista que paga por sus servicios), y los políticos sólo pronuncian discursos (sin correspondencia con los intereses del poder del Estado capitalista al que representan efectivamente).

No por casualidad el gran inventor e impulsor del modelo de "doble discurso" a escala global es EEUU, la primera potencia del sistema capitalista dominante, que habla como paladín mundial de la "democracia" y los "derechos humanos", pero gerencia efectivamente su poder imperial con el ejército y el arsenal nuclear más poderoso del planeta, cinco flotas con capacidad nuclear surcando las aguas del mundo y casi mil bases militares distribuidas por todos los puntos estratégicos del planeta.

Chávez intenta que Obama descubra las "venas abiertas de América Latina". Obama sigue la farsa.

Debajo de este paraguas de dominio hegemónico geopolítico-militar-nuclear, los gerentes de turno del Estado USA edifican sus discursos públicos sobre la base de la imposición de los "regimenes democráticos"  y la "gobernabilidad en paz" monitoreados desde Washington, como está claramente explicitado en los documentos del Departamento de Estado.

EEUU, que tras el 11-S conquistó a sangre y fuego Irak y Afganistán (donde las fuerzas ocupantes ya asesinaron a centenares de miles de personas, principalmente civiles) impuso simultáneamente en ambos países ocupados por sus fuerzas militares el "régimen democrático" con elecciones periódicas donde los conquistados votan gobiernos controlados por los invasores.

Debajo del Estado USA, la "realidad internacional" se construye sobre los parámetros establecidos del "doble discurso" capitalista, orientado a esconder la realidad del dominio imperial y la depredación planetaria realizada por los bancos y las empresas del sistema capitalista transnacionalizado.

Naciones imperiales como las potencias centrales europeas (que han fundado sus imperios en base a la ocupación militar, el sometimiento de pueblos y el esclavismo) se erigen como íconos universales de la "democracia" y de los "derechos humanos" e imponen las reglas de la virtud "civilizatoria" al resto de los países de la periferia subdesarrollada.

En este escenario, cualquier supermillonario de la revista Forbes (que acumuló su riqueza sobre la base de la generación de pobreza como emergente social más inmediato) puede poner una fundación para "combatir a la pobreza" sin que nadie lo cuestione ni analice sus actos como resultante de una conducta demente.

Después de decenas de denuncias de "golpes de Estado" promovidos por EEUU, y a sólo horas de denunciar un nuevo "intento de asesinato" por parte del Imperio, Evo Morales le cuchichea sonriente al oído al presidente del Imperio.

De la misma manera, los bancos y transnacionales capitalistas (que han acumulado sus activos empresariales sobre la base de la explotación histórica de países y de la depredación sistemática de los recursos naturales y el  medio ambiente) financian ONGs y distintas organizaciones mundiales para "combatir la destrucción del medio ambiente".

Organizaciones internacionales del sistema capitalista, como el Banco Mundial o el FMI (recurrentemente utilizadas como gendarmes y supervisores del macro-robo financiero a través del endeudamiento de los países más débiles) son designadas a su vez como baluartes internacionales de la "ética solidaria" y del combate estructural contra la pobreza en el mundo.

En este contexto mundial de "doble discurso" estandarizado, resulta "normal" que un presidente en ejercicio de cualquier Estado capitalista de América Latina (o de cualquier país sometido del planeta) pronuncie discursos destinados a resaltar los intereses del "pueblo" que lo votó, y luego gerencie su Estado para los intereses capitalistas que lo controlan.

En la lectura de esta realidad emergente (y preexistente) del "doble discurso" capitalista aceptado como norma, se explica el desarrollo de la llamada "Cumbre de las Américas" en Trinidad y Tobago, de la cual (salvo Cuba) participaron los presidentes de los 34 Estados americanos.

Por ejemplo, que Chávez haya edificado su poder político sobre
la base del discurso "antiimperialista" y "anticapitalista" no es impedimento para que lo elogie, le regale un libro, le extienda la mano y lo palmee afectuosamente llamándolo "amigo" a Barack Obama, el actual gerente del Imperio USA y máximo representante político del capitalismo a escala global.

Que Cristina Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa o Daniel Ortega traten cotidianamente de "potencia invasora" a EEUU, se peleen discursivamente o expulsen a los embajadores USA, o edifiquen sus discursos políticos sobre la base de la "lucha antiimperialista contra la pobreza", no impidió que durante toda la Cumbre miraran constantemente a Obama con gesto sumiso y servil, casi con admiración, esperando que el presidente imperial los llame para inmortalizarlos en un "cruce de la palabras" o en un saludo afectuoso ante las cámaras televisivas mundiales.

Obama-Lula: El Imperio y el pretendiente al trono del Sub-Imperio en América Latina.

Que los 34 gerentes políticos latinoamericanos que participaron de la Cumbre tengan (en la realidad) sus países atados a los condicionamientos del FMI y del Banco Mundial, y sus sistemas económicos productivos y comercios interiores y exteriores controlados por los bancos y empresas trasnacionales del Imperio, no es impedimento para que pronuncien encendidos discursos sobre el triunfo de la "igualdad" con EEUU y lo consideren a Obama como "uno más" del grupo.

Que Barack Obama haya decidido, apenas días antes de la Cumbre, profundizar la ocupación militar enviando más tropas a Afganistán, "perdonar" y justificar a los torturadores de la CIA de la era Bush, e imponer (a través del G-20 y el FMI) un plan para hacer pagar la crisis bancaria imperial a los pueblos de América Latina mediante un nuevo endeudamiento y salvataje de bancos con dinero de los impuestos pagados por toda la sociedad, no es impedimento para que sea elogiado sin excepción por todos sus "pares" de la Cumbre como el presidente "democrático"  de las "buenas intenciones" diferente a Bush.

Que Barack Obama sea el presidente de la potencia imperial que tiene aprisionada a América Latina dentro de un "cerrojo militar" compuesto por una cadena de bases militares, aviones, buques y submarinos nucleares posicionados alrededor de sus principales fuentes de recursos estratégicos, no es impedimento para que sus "pares" de la Cumbre de las América lo elogien y califiquen como el presidente USA  que vino a restaurar la "democracia y la paz" en el continente.

En el  "doble discurso" público hay una disociación clara entre la expresión conceptual (la teoría) y la conducta de realización (la práctica) que no distingue ni identifica las fronteras entre lo que es verdad y lo que es mentira como resultante de la confrontación razonada entre la teoría y la práctica.

En consecuencia, la afirmación discursiva de los presidentes o funcionarios no tiene necesariamente que coincidir con lo que luego hacen en el ejercicio de su conducta o de sus funciones.

Esto explica porqué Chávez, el gran constructor de la revolución "antiimperialista y anticapitalista" latinoamericana le dio la mano, se deshizo en elogios y se despidió con una palmada afectuosa de Barack Obama, el CEO de turno de la gran empresa capitalista imperial USA.

Como diría Clinton: Es el "doble discurso", estúpido. 

 

*****

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador y analista, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias

 

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2009  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com