El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

INTERNACIONAL  

 

Una nueva ola de proteccionismo prolongaría la crisis global

 
 

 (IAR Noticias) 14-Enero-09

Sede de la OMC en Ginebra

Varias industrias están presionando a sus gobiernos para que las protejan de sus rivales.

Por Bob Davis -
The Wall Street Journal

Varios sectores empiezan a hacer cola en Beijing, Bruselas y Washington en busca de protección contra las importaciones. Eso también ha ocurrido en otros períodos de desaceleración, pero esta vez las restricciones pueden ser más perjudiciales debido a la naturaleza global de la crisis económica.

En los años 80, Japón podía darse el lujo de no desquitarse contra las cuotas que Estados Unidos impuso sobre su acero y autos porque su economía iba viento en popa. La crisis actual no tiene claros vencedores, lo que hace mucho más difícil que un gobierno ponga la otra mejilla.

La predilección actual por lanzar grandes paquetes de estímulo fiscal también puede ir asociada al proteccionismo, a medida que cada país busca asegurar el beneficio de sus industrias. Los demócratas en el Congreso de EE.UU. y sus aliados tratan de imponer cláusulas que sólo permitirían la inversión en firmas estadounidenses. Esta postura ya empieza a generar reclamos de parte de las autoridades europeas. "El libre comercio no existe", dice Daniel DiMicco, presidente ejecutivo de la siderúrgica Nucor Corp. y un defensor de las medidas que favorecen a las empresas estadounidenses. "Todo comercio es manejado".

La protección comercial puede agudizar los problemas económicos y ahogar un potencial motor de crecimiento en momentos en que el consumo y la inversión están en franco declive a nivel global. El Banco Mundial prevé que el comercio global se contraerá 2,1% este año, el primer declive desde 1982.

Aunque los acuerdos de libre comercio han reducido ampliamente los aranceles, no han hecho mucho para combatir el proteccionismo. Bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio, los países establecen niveles arancelarios formales, que suelen ser bastante altos, y luego aplican aranceles más bajos. Esa estrategia les da margen de maniobra para elevar los aranceles sin violar las reglas de la OMC.

Ecuador, por ejemplo, anunció un alza generalizada de aranceles en varios sectores, aumentando los impuestos sobre algunos tipos de carne importada de 25% a 85,5%. India aumentó los aranceles sobre el acero, mientras Rusia, que no es miembro de la OMC, elevó los aranceles sobre los autos importados.

Las industrias también han empezado a recurrir a acciones legales contra sus competidores que cuentan con determinados tipos de subsidios de sus gobiernos o que practican el dumping, o sea, que venden sus productos por debajo de los precios de mercado. Cuando un gobierno aprueba una queja, impone aranceles prohibitivos. Las represalias, a menudo, no se dejan esperar.

La idea era que la integración de la economía global dejara obsoletos los casos de dumping. Si una siderúrgica tiene plantas en EE.UU., India y Brasil, dice la teoría, no participaría de casos de dumping por temor a que alguna de sus fábricas fuera afectada. En la práctica, sin embargo, puede ocurrir lo contrario. Según un funcionario de la OMC, los casos de dumping se han vuelto potencialmente más fuertes ya que esa misma siderúrgica ahora puede entablar quejas en los tres países contra un rival.

Según la última encuesta de la OMC, 16 países iniciaron 85 procedimientos antidumping durante el primer semestre de 2008, comparado con 61 investigaciones en 2007. La cifra debería registrar un aumento acentuado porque la crisis económica se profundizó en el segundo semestre del año pasado. Casi la mitad de las quejas tienen que ver con China.

Otros países han hallado otras formas de bloquear las importaciones. Indonesia exige que los importadores obtengan licencias especiales como una forma de controlar la importación de vestuario, calzado y electrónicos. México ha amenazado con prohibir el ingreso de algunos tipos de carne de EE.UU., una medida que los productores estadounidenses consideran una represalia contra las nuevas reglas que exigen que la carne importada a EE.UU. lleve un sello que identifique el país de origen.

"Lo más sorprendente es la cantidad de espacio dentro del marco legal de la OMC que los países tienen para aumentar el proteccionismo sin que violen el acuerdo", dice Gary Hufbauer, experto del Instituto Peterson para la Economía Internacional, un centro de estudios proclive al libre comercio. Las normas de la OMC no exigen que los paquetes de estímulo de los gobiernos sean abiertos a todos los interesados. Sólo algunos países, además de la Unión Europea, han aceptado el código de la OMC que busca asegurarse de que los contratos gubernamentales estén abiertos a las firmas extranjeras. Incluso quienes firmaron el pacto pueden hacer grandes excepciones, como lo ha hecho EE.UU. con las compras del Pentágono y de gobiernos estatales y municipales. Buena parte del paquete de estímulo del presidente electo Barack Obama podría excluir a las empresas extranjeras sin violar las normas de la OMC. El Congreso, asimismo, es un defensor de ese plan. El rescate de las automotrices fue desarrollado de tal forma que excluye en gran medida a las automotrices extranjeras, lo que ha provocado las quejas de la Comisión Europea. Los legisladores están estudiando un programa de infraestructura de US$85.000 millones que requeriría que el acero, el hierro y los bienes manufacturados que se usen en los proyectos sean producidos en EE.UU.

La única forma de combatir el proteccionismo es a través de una respuesta global. La cumbre del G-20, el grupo de 20 países que incluye a las principales economías industrializadas y emergentes, es un buen foro para alcanzar una agenda común contra el proteccionismo. Cuando el grupo se reunió en noviembre, acordó "evitar la imposición de nuevas barreras" al comercio y la inversión durante 12 meses. Algunos días después, India aumentó los aranceles sobre el acero, el hierro y la soya. Cuando se reúna en marzo, el G-20 tendrá que esforzarse bastante más para defender el libre comercio. De lo contrario, los esfuerzos para sacar a la economía global de la recesión podrían ser infructuosos.

                              ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2009  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

La opinión de los autores no coincide obligatoriamente con IARNoticias

contactos@iarnoticias.com