El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

NORTEAMERICA  

 

Todas son "malas noticias" para el Imperio

Cumbre de la crisis: Bush y USA se plantan ¿De que refundación del capitalismo hablan?

 
 

(IAR Noticias) 14-Noviembre-08

Todas son "pálidas" encadenadas para el eje imperial USA-UE: La crisis financiera colapsa el crédito, y la contracción crediticia a su vez derrumba las ventas, procrea desocupación masiva con quiebras generalizadas, y pulveriza los números de la economía real. Las "malas noticias" se expanden como un virus contagioso por todo el planeta. EEUU y las principales economías de la UE (Alemania, Gran Bretaña y España) ya están en recesión, y las demás (incluidas las de Asia, América Latina y Medio Oriente) están en la cola de la crisis. No hay un sólo espacio para la "buena onda": El Imperio económico USA-UE estalla y se derrumba por los cuatro puntos cardinales. Al derrumbe financiero-bursátil ahora le sigue la debacle industrial-automotriz. Nadie se salva: Finanzas, servicios, industrias, medios, publicidad industria del "espectáculo", la mítica "sociedad de consumo" tambalea por la ausencia cada vez más acentuada del consumo. Las inyecciones y los súper-rescates cayeron en desgracia: Nadie cree en nada. El sistema capitalista judío (establecido como "mundo único") ya no planifica futuro y solo juega a la coyuntura. Comprar barato, vender caro y rápido, y guardar el efectivo debajo del colchón, sintetiza la filosofía sionista de moda en los "mercados sin liquidez". Se acabó la euforia del "crecimiento" (con ricos minoritarios y pobreza masiva), los engranajes claves del sistema están paralizados y la supervivencia está marcada por el "sálvese quien pueda". La crisis no solamente colapsa a los mercados y a las economías sino que también arrasa con las ideologías de "libre mercado" y  achica los márgenes de las utopías y de los mitos que sostienen y legitiman  al sistema dominante. El capitalismo está en bancarrota:. Se caen las cáscaras de la "civilización superior" (con "democracia", filosofía "pacifista" y "sociedad de consumo" incorporados) y lo único que parece quedar vivo (en medio del terremoto económico) son los banqueros y el dólar USA que siguen cosechando rentabilidad con la crisis. Se caen los paradigmas de la "multipolaridad" y la "oportunidad para todos", y solo queda en pie la verdad axiomática del capitalismo sionista de los judíos mercaderes: Comprar barato y vender caro. Los datos de la realidad superan a las interpretaciones: Se quebró la cadena de mandos y las potencias capitalistas debaten que hacer  con el mundo que inventaron a su imagen y semejanza. Todo nace, se transforma y muere en cuestión de segundos. Reinan la confusión y el caos: Los gobiernos y los bancos centrales imperiales perdieron la dimensión entre el "salvataje social" y el "salvataje de los negocios". Solo se salva el negocio: El sistema capitalista se "reestructura" y crea "rentabilidad" y nuevos horizontes expansivos con la crisis. El pez más grande se come al chico: Los gigantes financieros se devoran entre sí y solo queda en pie el más apto para seguir depredando. El capital se concentra y se vuelve cada vez más autista: Si la tendencia prende en los gobiernos imperiales, estamos en las vísperas de la tercera guerra mundial intercapitalista. Por ahora, en concreto, sólo estamos en el primer escalón del Apocalipsis económico, y las potencias de la UE (socias habilitadas de la rapiña imperial USA) quieren devorarse al Imperio regente por medio de una "refundación del sistema capitalista".

Informe
IAR Noticias

Proyectado en secuencia: El "lunes negro" de los mercados globales del 15 de septiembre pasado, que registró el mayor derrumbe de Wall Street desde el 11-S, trasformó la crisis hipotecaria en crisis crediticia e instaló oficialmente la crisis financiera con recesión proyectada desde las economías centrales a los países emergentes y periféricos del sistema capitalista a escala global.

Desde entonces, y ante la impotencia de la Casa Blanca y del establishment del poder estadounidense, la "burbuja financiera" del capitalismo especulador sin fronteras de Wall Street, la reproducción del dinero por el dinero  mismo, estalló y se desmorona sobre las mismos cimientos de la red global que inventó.

Malos resultados empresariales a nivel mundial y la noticia de que Alemania y Gran Bretaña se enfrentan a una recesión aumentaron la presión sobre los líderes mundiales antes de la cumbre del G20 este fin de semana en Washington.

El miércoles, Wall Street cayó en picada luego de que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, indicara que las autoridades están cambiando el foco de un masivo plan de rescate financiero nacional, dejando de lado planes para comprar títulos e hipotecas "tóxicas".

Los precios del petróleo se hundieron a menos de US$ 53  en Londres luego de que el Banco de Inglaterra anunciara que el país ya estaría oficialmente en recesión y expertos alemanes anticiparan que la mayor economía europea probablemente no crezca el año próximo.

Alemania anunciaría este jueves que está oficialmente en recesión.

Un grupo de expertos independientes indicó que el crecimiento económico de Alemania se detendrá el año próximo. Criticaron medidas para estimular la economía como "un popurrí de proyectos aislados diseñados para dar la impresión de que el gobierno está haciendo algo".

"La economía probablemente entró en recesión en la segunda mitad de 2008 y posiblemente la producción se contraiga aún más", indicó el Banco de Inglaterra (central) en su último informe trimestral.

La tasa de desempleo británica subió a su mayor nivel desde 1997, un 5,8%, en el tercer trimestre, según otras cifras oficiales.

Las "malas noticias" llegaron de todos los rincones del mundo.

La confianza de los consumidores japoneses registró un récord a la baja, y la producción industrial de la zona euro cayó fuertemente en septiembre.

La primera pérdida trimestral en la historia del grupo de banca y seguros ING destacó otra vez el daño causado por la crisis financiera, y el primer banco de Italia, Unicredit, anunció también un desplome en sus ganancias.

El secretario de Estado español de Economía, David Vegara, indicó que el gobierno podría revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para 2009, de 1%, debido a la crisis mundial. La economía española se contraería un 0,2% en el tercer trimestre, en relación al trimestre anterior, señaló.

Con un escenario continuado de "mercados nerviosos", con bolsas que suben un día y bajan el otro, con un marco de situación "volátil", tan efímera y cambiante como el ánimo de las autoridades mundiales del sistema que no consiguen dar en la tecla para "normalizar" al rubro financiero colapsado, ahora Sarkozy, Merkel y los principales líderes del centralismo europeo han llegado a la conclusión de que tienen que empezar por el principio del problema: Terminar con el reinado del dólar.

Una consigna temible, que comienza a recorrer cada vez con más fuerza la espina dorsal tanto de las economías centrales como de las periféricas de Asia, África y América Latina. 

El sistema financiero internacional está "dolarizado", un 80% de las transacciones comerciales internacionales, un 70% de las importaciones mundiales, y la casi totalidad del comercio petrolero se realizan en dólares, y las bolsas y los mercados mundiales del dinero operan mayoritariamente con la divisa estadounidense a través de las acciones y bonos desparramadas a escala global por los grandes bancos y fondos de inversión que tiene su central operativa en Wall Street, EEUU.

En este escenario, la UE ya lanzó hace varias semanas la primera piedra de una "refundación" del sistema capitalista nacido en Bretton Woods, que implica tácitamente terminar con la globalización del dólar como moneda patrón.

Según informó el miércoles la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que este fin de semana será el anfitrión de la cumbre sobre la crisis financiera mundial, instará a "solucionar los problemas" actuales en lugar de desmantelar el sistema existente, informó  el miércoles la Casa Blanca.

Como ya lo viene advirtiendo, USA, el Imperio hegemónico, prefiere seguir con el "modelo" vigente: "Controlado" (financieramente) desde Wall Street y "garantizado" (militarmente) por el poder nuclear y convencional de EEUU. Para Bush y la Casa Blanca, en ese terreno, no hay "nada que innovar".

Bush viaja este jueves a Wall Street para ofrecer sus "puntos de vista" sobre los mercados financieros y la economía global de cara a la reunión de los líderes del G-20 en Washington.

La cumbre se celebrará el viernes y el sábado y se prevé que inicie una revisión de la arquitectura financiera global.

Los gobiernos ya han inyectado cientos de miles de millones de dólares en los mercados en un intento por activar los mercados crediticios, calmar a los nerviosos operadores, y evitar que la economía mundial se siga hundiendo en una recesión.

"Deberíamos solucionar los problemas que tenemos en lugar de desmantelar un sistema que ha mejorado las vidas de cientos de millones de personas de todo el mundo", declaró el portavoz de la Casa Blanca Carlton Carroll, anticipando los comentarios de Bush.

Según la Casa Blanca, el presidente imperial (seguramente sin ruborizarse) "subrayará que el capitalismo de libre mercado, especialmente el libre intercambio, es aún el mejor sistema para lograr crecimiento económico y sacar a la gente de la pobreza".

Los líderes del G20 (países más ricos y emergentes) se reunirán a partir el viernes de noche en Washington para intentar restaurar la confianza y la estabilidad en los mercados y comenzar a reformar el sistema financiero mundial.

Funcionarios estadounidenses indicaron que la cumbre desembocará en un "plan de acción" que incluye pasos a corto plazo para ayudar a la economía mundial. Países como Francia presionan para que la cumbre adopte medidas concretas.

La cumbre del G-20, a la que acudirá España, reunirá a países emergentes claves como China, India, Brasil y Sudáfrica con el denominado Grupo de los Siete (G-7) países industrializados para examinar las causas de las turbulencias y proponer soluciones.

Los líderes cenarán el viernes por la noche en la Casa Blanca y el sábado llevarán a cabo dos sesiones plenarias. Sin embargo, hay dudas sobre si las diferencias existentes entre los participantes del G-20 permitirán alcanzar avances tangibles.

La reunión será la primera de una serie de encuentros, y responsables estadounidenses prevén que la próxima tenga lugar durante el primer trimestre de 2009, probablemente después de que Bush deje el cargo y sea reemplazado por el presidente electo, Barack Obama.

Desde que el proyecto de "refundación" impulsado desde Francia comenzara a circular, la Casa Blanca salió a "bajar las expectativas" de apoyo de EEUU a cambios radicales al actual sistema globalizado de la economía que tiene al dólar como moneda patrón de las transacciones económicas-financieras y como moneda de reserva internacional.

Previo a la cumbre, Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso,se reunieron con Bush  en la residencia presidencial de Camp David, en las montañas de Maryland (este de Estados Unidos), y el presidente USA les mostró su oposición a la "refundación" propuesta por los líderes del Eurogrupo.

Los líderes de la Unión Europea quieren una reforma real y completa, una suerte de nuevo Bretton Woods, el conjunto de acuerdos que gobiernan desde 1944 (tras el final de la Segunda Guerra Mundial) el sistema económico-financiero del capitalismo hoy nivelado a escala planetaria.

Bush, que deja el cargo en enero, dijo que "se necesita tiempo" para que se vean los efectos de las intervenciones de los gobiernos para detener la crisis.

Esto es, Bush y la Casa Blanca delimitan claramente el "rescate financiero" coordinado USA-UE de una reforma estructural del sistema en la que las potencias del euro podrían intentar desplazar a Washington de las decisiones centrales económicas y financieras del sistema.

Por lo tanto Bush, sostienen analistas estadounidenses, no se compromete a una reforma más allá del sistema estadounidense, lo cual, de todos modos, recaerá en su sucesor desde enero de 2009, en tanto los europeos proponen una "forma de supervisión mundial de los mercados" que implementaría el Fondo Monetario Internacional.

Obama, que no participará en la cumbre del G20, está concentrando su investidura, prevista para el 20 de enero, en cómo enfrentar la crisis que, según todos los pronósticos,  ya empuja a Estados Unidos y al mundo hacia una larga y profunda recesión.

                           ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com