El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

NORTEAMERICA  

 

Mayor intervención estatal para salvar a bancos y empresas

Wall Street sigue en crisis por la debilidad estructural de la economía de EEUU

 
 

 (IAR Noticias) 26-Julio-08

Si bien por la (transitoria) baja del petróleo los capitales especulativos volvieron al mercado financiero, los decepcionantes y negativos datos sobre las vivienda volvieron a los índices bursátiles de Wall Street, mientras se reactivaban  los temores sobre la crisis hipotecaria y la debilidad estructural de la economía de EEUU. En un escenario cada vez más crítico, el Estado norteamericano está impulsando una nueva ola de regulación gubernamental para salvar del colapso a la economía y los negocios de la primer potencia imperial del capitalismo.

Informe especial
IAR Noticias

Wall Street operó el jueves en signo negativo ante la reiteradas advertencias de que el sector inmobiliario de EEUU se encuentra en su mayor crisis desde hace más de cincuenta años.

La principal plaza financiera del mundo entró así en una fase bajista, una definición que los analistas adoptan cada vez que los índices acumulan un retroceso superior al 20% con relación a sus máximos.

Las negativas cifras de ventas de viviendas de segunda mano, los preocupantes datos de desempleo semanal y los crecientes pérdidas de Ford Motor, aportaron más nubarrones sobre la golpeada catedral financiera del Imperio.

El Promedio Industrial Dow Jones, el cual disfrutó de un alza de 165 puntos durante las dos sesiones pasadas, borró en la jornada del jueve  todas estas ganancias, afectado por profundas pérdidas en todos sus componentes financieros.

El indicador cerró a 283,10 puntos, 2,4% a la baja en 11.349,28, su cierre más bajo desde 16 de julio. Esto devuelve al Dow al umbral del territorio del mercado a la baja, 19,9% alejado de su récord de octubre.

El S&P 500 cerró 2,3% a la baja a 1.252,57. Todos sus sectores terminaron en descenso, principalmente el financiero

Wall Street abrió a la baja y continuó cayendo después que la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR) registró una caída mayor de lo esperado en junio de las ventas de casas existentes.

La desaceleración también puso presión sobre los precios, los cuales cayeron 6,1% frente al mismo lapso del año anterior, la quinta mayor caída en la historia, según la NAR.

Los principales medios y analistas opinan  que el mercado bursátil norteamericano no podrá mantener un auge sostenido y se mantendrá volátil (con pérdidas superando las ganancias) hasta que los precios de las viviendas se recuperen y los indicadores económicos se estabilicen.

La caída accionaria influye negativamente sobre el valor de los activos de las empresas  y sobre los valores hipotecarios que causan la debacle financiera y bancaria, de la cual el mercado norteamericano no se puede recuperar.

La crisis hipotecaria y la debacle bancaria  llevó la economía imperial USA al borde de la recesión. Las viviendas en EEUU aún son demasiado caras en relación con los ingresos, la renta y el crédito hipotecario disponible para comprarlas.

A esas variables de la crisis hay que sumar el aumento del desempleo o la inflación de los precios del petróleo que golpean a los presupuestos y hacen que ya no se puedan pagar las casas alejadas de los puestos de trabajo, y los costos del mismo traslado al empleo.

Esto genera un creciente nivel de amortizaciones en los bancos, más quiebras de firmas financieras y un crecimiento económico en desaceleración cada vez más acentuada, sin que  se encuentre un piso para el declive.

A nosotros nos parece que al menos la mitad del declive del techo al piso ya ha ocurrido, y que deberíamos ver un piso claro o bien hacia fines del año próximo, o en la primera parte del 2010", escribieron los economistas de Wachovia Mark Vitner y Adam York en un informe para los clientes citado por Reuters.

La caída en el mercado accionario significa que las compañías tampoco pueden acceder al mercado de capital para obtener liquidez.

Si bien la enfermedad generalizada es una burbuja de la deuda, el síntoma más debilitante de su descomposición son las bajas de los precios de las casas, según analistas.

Ben S. Bernanke

Mayor intervención estatal

Según The Wall Street Journal, la Casa Blanca y los gobiernos federales de EEUU se están movilizando para controlar y neutralizar las consecuencias de colapsos de empresas, caídas de los precios de las viviendas, pérdidas de valor de hipotecas y altos precios de la energía.

La crisis inmobiliaria y financiera que golpea a EEUU está impulsando una nueva ola de regulación gubernamental sobre los negocios y la economía de la primer potencia imperial del capitalismo.

La Reserva Federal está intensificando un seguimiento de los bancos de inversión en Wall Street, implantando funcionarios dentro de las grandes firmas financieras y evaluando sus requerimientos de capital, luego de adoptar la medida inusual de ofrecer miles de millones de dólares en préstamos de emergencia.

La Reserva Federal también acordó prestar dinero a Fannie Mae y Freddie Mac, lo que le permite tener una mayor supervisión de los dos gigantes hipotecarios. Al mismo tiempo, las comisiones estatales de servicios públicos están recuperando el control que cedieron durante la desregulación.

El jueves, se debatió en el Congreso estadounidense si la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) debería regular a las empresas matrices de los bancos de inversión.

Según un sondeo de julio de Wall Street Journal/NBC News, la opinión pública también está influyendo en la respuesta: por un margen de 53% a 42%, los estadounidenses quieren que el gobierno "haga más para resolver los problemas".

Hace doce años, los entrevistados se opusieron a una acción gubernamental por un margen de dos a uno. Al mismo tiempo, según reporta la National Opinion Research Center (Centro Nacional de Investigación sobre Opinión Pública), la confianza en el Congreso está en su nivel más bajo desde que empezó a hacer la pregunta en 1973.

El mayor papel del gobierno está siendo impulsado por la crisis del sector de viviendas y su efecto negativo sobre el sistema financiero.

.Los problemas que han enfrentado las instituciones financieras han requerido del tipo de intervención rápida y de gran escala que sólo la regulación estatal puede proporcionar, subraya el Journal .

                            ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

La opinión de los autores no coincide obligatoriamente con IARNoticias

contactos@iarnoticias.com