El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

INTERNACIONAL  

 

El "eje del mal nuclear" fuera de control

EEUU y el G-8 inician una "ofensiva final" contra Irán y Corea del Norte

 
 

 (IAR Noticias) 29-Junio-08

Presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

En un mundo trasnacionalizado y altamente "interdependiente", donde las potencias y las empresas transnacionales controlan países, mercados, gobiernos y procesos políticos, la "variable nuclear" fuera de control en países como Corea del Norte e Irán saca de quicio a los amos del mundo, ya que precisamente los excluye de la certeza del dominio controlado. Y hay señales coincidentes: Presionada para dar garantías de "supervivencia" al Estado de Israel la alianza sionista quiere eliminar todo vestigio de duda sobre el "desarme nuclear" de Corea del Norte y culminar la operación diplomática para obligar a Irán a renunciar a su programa nuclear sin tener que asumir el desgaste de un ataque militar a sus usinas atómicas.

Informe especial
IAR Noticias

En primer lugar, hay que aclarar que el programa nuclear de Irán o las ojivas en manos de Corea del Norte, no preocupan a EEUU y sus socios sionistas por su capacidad masiva de destrucción sino por el nivel de "crisis nuclear" que puede desatar a escala planetaria.

Irán y Corea del Norte, a diferencia de la antigua disputa de las potencias en la "guerra fría" (EEUU, URSS, China) por la posibilidad de descargar un primer golpe (first strike) contra el enemigo, recrean el peligro de un estallido nuclear "fuera de control" que podría alcanzar a cualquier ciudad europea, estadounidense o israelí.

Es imposible, hasta para el experto más consumado, predecir el efecto que produciría en los mercados internacionales globalizados y en los gobiernos del mundo un estallido "nuclear fuera de control" (aunque sea de un solo misil) en cualquier ciudad estadounidense, europea o israelí.

Si bien los planes militares subyacentes contra Irán, Corea del Norte y Siria, se basamentan en razones estratégicas geopolíticas y económicas (el control del petróleo, por ejemplo), la cuestión nuclear ocupa un lugar preponderante en la agenda sionista EEUU-Unión Europea.

Eso explica porqué en un año crucial, donde termina el mandato de Bush, y por distintas razones, Irán y Corea del Norte están nuevamente "en la mira" de EEUU y las potencias sionistas del "club nuclear" que hegemonizan las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU.

EEUU, Israel, Francia, Alemania y Gran Bretaña, mientras siguen haciendo lobby para endurecer sanciones contra Teherán, continúan resaltando el "peligro nuclear iraní" y encabezan las presiones internacionales para obligar a Corea del Norte a presentar un "inventario" de su armamento atómico.

Ambos países del "eje del mal nuclear" están "bajo sospecha": Washington y el G-8 creen que Irán  está construyendo una bomba "en secreto" (eso sugirió un reciente informe de la OIEA) y que Corea del Norte, no obstante negociar su "desnuclearización" con EEUU, está escondiendo o ha trasferido su arsenal nuclear a otro país "terrorista", como lo consideran a Siria.

Vicepresidente Cheney: El gran lobbysta del ataque a Irán.

A pesar de que EEUU ya prometió retirarle de la lista de países "terroristas" del "eje del mal, y de que Corea del Norte presentó el jueves una lista de sesenta páginas consignando sus materiales, equipos e instalaciones nucleares, las potencias del G8 (los países más ricos) y Japón siguen dudando y descreen de las verdaderas intenciones del régimen de Pyongiang.

El principal punto de fricción, es la sospecha de que el régimen de Pyongyang está escondiendo sus verdaderos programas y número de armas nucleares, en tanto que EEUU busca obtener la información completa no sólo sobre el número de dispositivos, sino también respecto al lugar de su producción y almacenamiento.

Condoleezza Rice, señaló el sábado que el Gobierno norcoreano todavía "no ha respondido" a las sospechas estadounidenses y sigue desarrollando un programa de enriquecimiento de uranio para la creación de armas nucleares, precisamente un día después de que Pyongyang resultara eliminada de la lista estadounidense de Estados "patrocinadores del terrorismo internacional".

Durante una conferencia junto al ministro de Exteriores surcoreano, Yu Myung Hwan, Rice indicó que "hasta ahora no se tienen las respuestas necesarias", al tiempo que pidió a Corea del Norte que estuviera a la altura de las obligaciones impuestas por el acuerdo para que, al final, EEUU se asegure de que "se abandonan todos los programas, armas y materiales" relacionados con las actividades nucleares norcoreanas.

La retirada de la lista tuvo lugar después de que Corea del Norte entregara una declaración de sus actividades nucleares dentro del acuerdo alcanzado con la comunidad internacional y por el que se comprometió a detener estos proyectos a cambio de recibir ayuda económica y alimentaria para sostener su empobrecida economía.

El viernes, los ministros de Relaciones Exteriores del G8 urgieron a Corea del Norte a renunciar a todas sus armas nucleares y exigieron a Irán que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio y "actúe con más responsabilidad y de una forma más constructiva en la región".

El ministro portavoz de Japón, Nobutaka Machimura, había dicho el jueves que Tokio pedirá a Washington que interrumpa el proceso de retirada de Corea del Norte de la lista de países terroristas si la declaración nuclear presentada por Pyongyang resultara insuficiente.

EEUU y las potencias sionistas del "club nuclear" citan, por ejemplo, un supuesto proyecto de transferencia de tecnología nuclear a Siria, y sospechan que el régimen haya escondido la mayor parte de su arsenal nuclear.

"Era un reactor activo en el que se fabricaba plutonio", aseguró la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, quien aseguró que ese plutonio fabricado en Yongbyon fue utilizado, entre otros, en las pruebas nucleares que el país asiático efectuó en octubre de 2006. "Por eso era importante sacar a Corea del Norte del negocio del plutonio", añadió.

Sumándose a la dudas de los aliados de EEUU dijo que Corea del Norte "debe desmantelar todas sus instalaciones, entregar todo su plutonio procesado y resolver las dudas sobre sus actividades de proliferación y enriquecimiento de uranio".

Durante su encuentro en Kioto, los ministros del G8 pusieron paralelamente sobre la mesa el conflicto con el programa nuclear de Irán, que sigue negándose enfáticamente  a suspender su enriquecimiento de uranio.

Bajo presión de los EEUU los países miembros de la Unión Europea acordaron el lunes 23 adoptar nuevas y más duras sanciones contra Irán, entre ellas la congelación de activos de su mayor banco, por negarse a cumplir las demandas internacionales sobre su programa nuclear.

En Japón, los ocho ministros urgieron a Irán a suspender sus actividades de enriquecimiento y a "actuar de forma más responsable y constructiva en la región", en particular, en Irak, Afganistán y en el proceso de paz israelo-palestino.

Fuerza aeronaval de EEUU  frente a las costas de Irán.

En un escenario enrarecido, el fin de semana pasado una información publicada por The New York Times consignaba que Israel realizó un ensayo de guerra con ejercicios militares orientados a enviar un mensaje a la UE y a  EEUU acerca de que Israel está decidido a atacar a Irán en caso de que no prosperen las negociaciones diplomáticas para frenar su programa nuclear.

En el discurso de apertura de la reunión de la AIEA en Viena, su director, ElBaradei, afirmó que Irán podría estar ocultado información relativa a armamento nuclear y que desafía las exigencias de Naciones Unidas de poner fin al enriquecimiento de uranio.

En un documento preparatorio, el director adjunto de la AIEA, Olli Heinonen, expresó su "alarma" por el hecho de que Irán tenga en su posesión un documento que describe el proceso de fabricación de lo que podría ser el corazón de una bomba nuclear.

Todas estas señales convergen en una dirección: Presionar a Irán para que renuncie al enriquecimiento de uranio, que el régimen de Teherán ha dejado en claro que proseguirá no obstante las presiones y las sanciones.

En EEUU, no son pocos los analistas que ya hablan de una "ofensiva final" contra Irán y Corea del Norte orientada a terminar con sus programas nucleares antes de que Bush deje la Casa Blanca en enero próximo.

Según The Washington Post, Israel está presionando a la Casa Blanca para que defina un desenlace de las  negociaciones diplomáticas con Irán y Corea del Norte (a los que considera por igual como una amenaza para su supervivencia), y si no se consiguen los objetivos pasar a la acción militar directa.

The New York Times habla de un "apresuramiento" que Bush y su administración le han imprimido a las cuestiones nucleares de Irán y de Corea del Norte para resolverlas antes de que expire su mandato.

En las últimas semanas, hay señales inequívocas de que el lobby sionista, con Bush-Cheney en Washington, y Merkel-Sarkozy en la Unión Europea, están impulsando una radicalización y endurecimiento de las presiones diplomáticas contra Irán de acuerdo con los deseos de Israel.

Todo parece coincidir con los planteos de Israel de darle un desenlace al frente diplomático y pasar a la siguiente fase del frente militar.

En el área de la propaganda las operaciones contra Irán y Corea del Norte también coinciden.

El mes pasado, la CIA acusó a Siria y a Corea del Norte de mantener una asociación para desarrollar un "arsenal nuclear" sirio, y, simultáneamente, un informe  del Departamento de Estado "reactualizaba"  el "peligro terrorista" con Irán a la cabeza y Al Qaeda como la "principal amenaza".

Muñeco del presidente norcoreano Kim Jong-il quemado por manifestantes surcoreanos.

Todo este movimiento de la "inteligencia" estadounidense, coincidió a la vez, con una nueva ofensiva del  lobby sionista neoconservador que funciona en la Casa Blanca y en el Congreso orientado -así lo interpreta un sector de la prensa norteamericana- a fundamentar un ataque militar a Irán antes de que finalice el mandato de Bush.

Los planes militares en existencia para atacar Irán, fueron revelados por la mayoría de los más influyentes medios norteamericanos así como también los denunciaron los principales medios y analistas europeos que describieron, incluso, un comité especial del Pentágono para ejecutarlo.

El  propio jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, el almirante Mike Mullen, volvió a reinstalar la cuestión de un conflicto militar con Irán afirmando que el Pentágono tiene listos planes opcionales para lanzar una guerra contra la nación islámica.

Pero si bien está lo suficientemente probado que existe un "plan" (o varios alternativos)  para atacar militarmente a Irán, lo que también existe probadamente es un "plan permanente" de operaciones psicológicas orientado a crear el clima internacional y el consenso social para lanzar acciones militares contra esa nación islámica.

Según una percepción generalizada en la prensa norteamericana, la actual obsesión de Bush y de Cheney es no abandonar el poder sin antes atacar a la "cabeza de la hiedra" conformada por Irán y Siria, y terminar el "peligro nuclear" de Corea del Norte considerada como el complemento del triángulo que amenaza la existencia de Israel.

No son pocos los expertos que sostienen que Bush-Cheney, y su equipo de halcones sionistas, no van abandonar la Casa Blanca sin antes terminar con el "eje del mal nuclear" simbolizado en Irán y Corea del Norte.

Esa es la idea central que alimenta la hipótesis de un desenlace militar en el 2008.

                            ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com