El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

 

NORTEAMERICA  

 

La "cara negra" del candidato demócrata

La mujer de Obama en la mira de la "derecha blanca" estadounidense

 
 

(IAR Noticias) 14-Junio-08

Barack Obama y su esposa Michelle, acusada de "antiblanca fundamentalista" por la ultraderecha republicana.

Las usinas mediáticas de la campaña demócrata (con CNN y The New York Times a la cabeza) ya lanzaron a la mujer de Obama, Michelle, como la "víctima" de una operación de la derecha racista norteamericana que busca mostrarla como una "antiblanca fundamentalista" en las antípodas del discurso integrador y "conciliador" del candidato que deberá disputar la Casa Blanca con el republicano McCain.

Para los medios y analistas estadounidenses que impulsan la candidatura de Obama, la derecha republicana ya inició una campaña para demonizar a Michelle como la "cara negra" que dice lo que calla el candidato sobre los blancos.

La cadena CNN afirma en su página web, que Michelle se perfila como "probable" objeto de ataque de la maquinaria republicana de cara a las elecciones generales del próximo 4 de noviembre.

Similar opinión comparte la columnista del diario The New York Times, Maureen Dowd, quien señalaba el martes que los republicanos están listos para "demonizar" a Michelle.

Según The New York Times, las usinas de la derecha republicana la  presentan a Michelle como la "versión femenina" del pastor negro Jeremiah Wright, que fuera removido de la campaña de Obama por sus opiniones "extremas" contra los blancos.

El pastor de Chicago, que casó a los Obama y bautizó a sus dos hijas, desató un auténtico revuelo hace unos meses después de que se retransmitiesen segmentos de sus sermones condenatorios al "racismo blanco".

En algunos de esos sermones Wright instaba a los afroamericanos a entonar "Dios maldiga América", en lugar del tradicional himno "Dios bendiga América", producto según él del racismo aún predominante  en el país.

Obama se distanció rápidamente de esos comentarios y abandonó la iglesia a la que acudió durante dos décadas.

Pero su larga vinculación con la congregación fue utilizado por los republicanos para mostrarlo como un negro "radicalizado" ante los votantes blancos.

Obama, como se sabe, es mitad negro y mitad blanco, y su campaña es apoyada y financiada por los grupos más concentrados del sionismo financiero de Wall Street que lo eligió como alternativa a Hillary Clinton que fue derrotada por el candidato "blanquinegro", a quien la prensa demócrata hace pasar por "negro".

Un vídeo difundido el mes pasado por el Partido Republicano de Tennessee podría ser, según el periódico Los Angeles Times, una muestra de la campaña que preparan los cruzados racistas conservadores contra la mujer de Obama.

El vídeo incorporaba imágenes de ciudadanos de a pie que aseguraban haberse sentido orgullosos de su país toda la vida, y que se intercalaban con las declaraciones de Michelle diciendo que era la primera vez que se sentía orgullosa de que un negro y no un blanco pudiera acceder a la presidencia de EEUU.

Los republicanos interpretaron el comentario diciendo que la mujer de Obama  estaba poniendo a EEUU como un país con un largo pasado racista, que su marido (un negro) viene a corregir.

Los asesores de Obama intentaron zafar afirmado que "lo que quiso decir (Michelle) es que se siente muy orgullosa en este momento porque, por primera vez, miles de estadounidenses que no habían participado en la política se están sumando en cifras récord en la construcción de un movimiento de base a favor del cambio".

Usinas conservadoras como la revista National Review, comenzaron a describir a Michelle como la otra "mitad negra de Obama" y la versión femenina del reverendo Jeremiah Wright.

La oficina de campaña del candidato demócrata salió el jueves en defensa de su esposa, Michelle, al que señala como víctima de los ataques de distintos grupos conservadores del país que la han convertido en su blanco predilecto.

The New York Times afirma que sitios como
TheObamaFile.com e influyentes comentaristas radiofónicos como Rush Limbaugh han propagado el rumor de que existe una cinta de Michelle utilizando la palabra "whitey", un término despectivo para referirse al hombre y la sociedad blanca.

Obama prometiendo "lealtad" a Israel en la AIPAC, la máxima organización judía de EEUU.

Un página web demócrata (www.fightthesmears.com) publicada el jueves, anuncia que se dedicará a desmontar los rumores falsos que circulan en la red sobre los Obama.

Así como los demócratas tienen a Michael Moore y a la mayoría de  Hollywood y de las cadenas mediáticas sionistas norteamericanas a favor de sus candidatos presidenciales, los candidatos republicanos (que sólo cuentan con la minoría de Hollywood y de los consorcios mediáticos) cuentan con la inestimable colaboración del grupo ultraconservador Citizens United.

Este grupo es liderado por David Bossie y apadrinado por el ultraconservador ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, que en la década de los noventa se había convertido en el azote del gobierno liberal-sionista de Clinton.

Durante la campaña para elegir a los candidatos demócratas en las presidenciales de noviembre, el grupo ultraconservador y racista  Citizens eligió como blancos de sus ataques a Hillary Clinton y a Hussein Barack Obama, a quienes calificó como "antiamericanos" y defensores de negros e inmigrantes.

Pero los laureles (en contra) se los llevó -según los demócratas-  Obama por su doble condición de "negro" y "musulmán".

El grupo ultracoservador Citizens United anunció haber recaudado  un millón de dólares para iniciar la filmación de una pelicula mostrando "lo peor" de Obama. "La gente no sabe nada de Obama excepto que habla bien", asegura David Bossie, el jefe de los Citizens. "Nosotros les vamos a abrir los ojos. Después de esta película no lo podrán votar ni los de su familia", desafía.

Ciizens United que reúne todos los componentes de la derecha ultraconservadora cristiana (racista, guerrerista y anti-inmigrante) socia del lobby judío sionista de derecha, se define como una organización que trabaja "con el fin de devolver el control del gobierno al pueblo y reafirmar los tradicionales valores estadounidenses".

El grupo representa cabalmente a los halcones asociados al lobby sionista ultraconservador que controla la Casa Blanca administrada por Bush, y sus integrantes sienten un particular odio y desprecio por los "liberales" del lobby sionista demócrata que ha manejado la Casa Blanca con Clinton, a los que considera como "entreguistas" de los valores tradicionales del Estado nacional norteamericano.

El líder intelectual del grupo es el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, el más ferviente y autorizado vocero del ala ultraconservadora republicana y de la derecha cristiana.

Los republicanos "moderados" señalan que el "efecto propagandístico" de Citizen solo se multiplica entre los sectores de la derecha cristiana y del sionismo conservador, sin conseguir incidencia en la masa mayoritaria de votantes estadounidenses.

Luego del triunfo de Obama en la interna demócrata Citizen oficialmente todavía no habló, pero se cree que sus líderes están detrás de la ofensiva contra la mujer de Obama.

No se sabe que efecto pueda tener la campaña racista y "antislámica" contra Obama, no obstante que algunos analistas conservadores la consideran de importancia clave para volcar a la masa de votantes blancos a favor de McCain.

                            ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com