El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

EUROPA  

 

Peligro de conflicto "a gran escala": EEUU, la UE y la OTAN llaman a parar los combates.

Georgia inicia una ofensiva militar contra provincia separatista y Rusia envía tanques

 
 

 (IAR Noticias) 09-Agosto-08

Imagen de la televisión rusa de un carro de combate georgiano en Tskhinvali. (Foto: AP)

Luego de que Rusia advirtiera este domingo del peligro de un conflicto militar "a gran escala" entre Georgia y su región separatista de Osetia del Sur -a la que apoya Moscú-, este viernes los combates se intensificaron tanto en Osetia como en sus alrededores, cuando las tropas de Georgia, apoyadas por aviones, lanzaron una ofensiva contra las fuerzas separatistas en un intento de retomar el control del territorio. Georgia denuncia la presencia de tanques rusos en su territorio, y tanto la UE como EE UU han llamado a las partes a frenar la escalada de violencia, que amenaza con incendiar el Cáucaso y con hacer estallar las ya tensas relaciones entre Moscú y la OTAN.

IAR Noticias
Agencias

Los temores de una guerra entre Rusia y Georgia se avivaron este viernes ante anuncios de que tanques rusos ingresaron a sectores de Tsjinvali, capital de Osetia del Sur, apenas horas después de que el gobierno georgiano dijera que sus tropas habían tomado la ciudad.

Georgia sostiene ahora que sus fuerzas controlan una parte de Tsjinvali y los rusos otra zona.

Tanques rusos ingresaron el viernes en Georgia, cerca de la convulsionada región separatista de Osetia del Sur, informó el Gobierno de Tiflis, que acusó a Moscú de iniciar un guerra en el territorio.

Antes de que se informara de los tanques rusos avanzando hacia Tsjinvali, el presidente ruso Dmitry Medvedev advirtió que Moscú "defendería a sus compatriotas".

"Yo debo proteger la vida y la dignidad de los ciudadanos rusos, estén donde estén. No vamos a dejar que sus muertes queden sin castigo", subrayó.

Rusia tiene fuertes vínculos con la región separatista y el 90% de los osetios del sur tiene pasaportes de

Los combates entre las fuerzas georgianas y los separatistas apoyados por Rusia se intensificaron en Tskhinvali, la capital de Osetia del Sur, después de que Tiflis enviara tropas a recuperar el territorio, que se separó en los años 90.

Marat Kulajmetov, comandante de las fuerzas de paz rusas en el territorio, dijo a la agencia Interfax desde Tskhinvali que "como resultado de muchas horas de bombardeos de armas pesadas, la ciudad está prácticamente destruida".

Andrei Chistyakov, un corresponsal de la cadena de televisión rusa Vesti-24, dijo que al menos 15 civiles habían muerto en Tskhinvali, donde miles de personas acudieron a refugios subterráneos: "Los cuerpos de esa gente fueron vistos en jardines y en las calles".

Previamente, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, dijo que su país defendería a sus ciudadanos en Osetia del Sur. Entretanto, el canciller ruso, Sergei Lavrov, habló de "limpieza étnica".

Por su parte, medios de comunicación georgianos aseguran que baterías antiaéreas del ejército de su país habrían derribado dos cazas rusas Su-24, algo que las autoridades rusas niegan.

Asimismo, se ha informado de la muerte de al menos diez integrantes de las fuerzas de paz rusas en la capital de Osetia del Sur.

Este viernes el presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili, acusó a Rusia de realizar una incursión en territorio georgiano, y ha señalado que vehículos armados han entrado en la región separatista de Osetia del Sur.

"Ciento cincuenta tanques rusos, transportes de personal blindados y otros vehículos han entrado en Osetia del Sur (...). Esta es una clara intrusión en el territorio de otro país. Tenemos tanques rusos en nuestro territorio, aviones en nuestro territorio a plena luz del día", señaló el mandatario citado por Reuters.

Saakashvili añadío que "las fuerzas georgianas han derribado dos aviones de combate rusos sobre el territorio de Georgia", aunque no ha dado más detalles.

Sin embargo, un alto funcionario de Seguridad, ha precisado que aviones rusos han bombardeado la base militar Vaziani, situada a unos 25 kilómetros de Tiflis, la capital georgiana.

"Nadie ha resultado herido, pero algunos edificios han sido destruidos", ha señalado el funcionario Kakha Lamaia, quien ha agregado: "ellos nos han declarado la guerra".

Fuentes del Ministerio del Interior georgiano han señalado, por su parte, que dos aviones rusos de combate han sido abatidos.

La Casa Blanca solicitó este viernes a las partes en conflicto que "pongan fin de inmediato a la violencia y entablen negociaciones para resolver pacíficamente la crisis".

Desde Pekín, donde se encuentra el presidente de EE UU, George W. Bush, para asistir a la apertura de los Juegos Olímpicos, el portavoz de la presidencia, Gordon Johndroe, ha sido el encargado de llamar a la pacificación.

La Unión Europea, por su parte, está "muy preocupada" por la evolución "dramática" de la situación en la región georgiana de Osetia del Sur, indicó hoy Cristina Gallach desde Bruselas, portavoz del Alto Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana.

"Lamentamos la pérdida de vidas humanas y el sufrimiento de la población civil", añadió Gallach, quien también recordó el mensaje de la Unión "a todas las partes" implicadas en el conflicto para que "cese inmediatamente" la violencia.

La Unión Europea mantiene, además, "contactos permanentes" con sus socios internacionales sobre la evolución de la situación, concluyó.

También la OTAN, por boca de su secretario general, Jaap de Hoop Scheffer, llamó a las partes a detener "inmediatamente" los choques armados y a utilizar el diálogo directo como solución. Scheffer también se mostró "seriamente preocupado por los sucesos que están registrándose en la región georgiana de Osetia del Sur" y, como el resto, asegura que la Alianza sigue de cerca la situación.

Ante el agravamiento de la situación, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) instó a las partes a negociar.

"La intensa lucha en esa zona puede escalar a una guerra", advirtió el ministro de Exteriores finlandés y presidente de turno de la OSCE, Alexander Stubb.


Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja ha pedido la apertura de un corredor humanitario para proceder a la "evacuación de la población civil de la zona de conflicto y para el paso de ambulancias para evacuar a los heridos".

Además, pide a georgianos, osetios y rusos que "respeten las leyes internacionales humanitarias, no apunten a los civiles y se aseguren de que el material y los transportes médicos puedan atender a los heridos".

Georgia lanzó el jueves por la noche un "asalto" a la república separatista de Osetia del Sur y tenía rodeada la capital regional, Tskhinvali, para "restaurar el orden constitucional", anunciaron los gobiernos georgiano e independentista.

"Está en curso un asalto, con combates en los alrededores de Tskhinvali", declaró a la AFP en la noche del jueves el portavoz del Ministerio del Interior georgiano, Chota Otiachvili.

En la imagen, tropas georgianas lanzan cohetes contra los separatistas de Osetia cerca de un campamento en Ergneti, a 95 km de Tiflis, el 8 de agosto. (Foto Reuters)

Horas más tarde, el ministro de Reintegración georgiano, Temur Iakobachvili, anunció a la AFP que "Tskhinvali está rodeada por las fuerzas armadas georgianas", subrayando que Tíflis no tiene como objetivo "asaltar Tskhinvali, sino neutralizar las posiciones de los separatistas".

Anteriormente, el presidente oseta, Eduard Kokoity, había anunciado, en declaraciones a la agencia  rusa Interfax, el estallido de "combates violentos" entre las fuerzas georgianas y osetas cerca de Tskhinvali y calificó la ofensiva como una acción "pérfida y vil" del gobierno del presidente georgiano Mijail Saakachvili.

Según el el jefe de las fuerzas georgianas de mantenimiento de la paz en esta región separatista, el general Mamuka Kurachvili, el gobierno georgiano ha decidido "restaurar el orden constitucional" en Osetia del Sur.

El presidente pro-occidental de (aliado del eje EEUU-UE) Georgia, Mijeil Saakashvili, dijo el viernes que sus fuerzas habían "liberado" gran parte de Tskhinvali, capital de la región, y acusó a Rusia de conducir una operación "a gran escala" contra Georgia
y aseguró que el Ejército ruso está bombardeando "ciudades pacíficas" del territorio georgiano, según informó la agencia de noticias Novosti-Georgia.  
Saakashvili ordenó una completa movilización de los reservistas militares.

"Puedo declarar ante todo el mundo que Georgia es víctima de una agresión militar a gran escala", repitió en un mensaje televisado a la nación. "En los últimos minutos y en las últimas horas se ha sometido a bombardeo el territorio georgiano por parte de Rusia. No es sino una agresión internacional clásica", añadió.

"Quisiera dirigirme a la comunidad mundial, quisiera pedir que la Federación de Rusia ponga término de inmediato a los bombardeos de las ciudades pacíficas de Georgia", destacó el líder georgiano. "No tenemos nada que temer. Es nuestra patria y defendemos Georgia y nuestro futuro. La victoria será la nuestra porque defendemos nuestra patria", concluyó Saakashvili.

A su vez, según agencias rusas, Moscú informó que varios soldados rusos de la fuerza de paz han muerto como consecuencia de un bombardeo del Ejército georgiano contra sus bases en la capital de la región separatista de Osetia del Sur.

"Las tropas georgianas abrieron fuego directamente contra las bases de emplazamiento de las tropas rusas en Tsjinvali", indicó un portavoz del comando, quien precisó que varios proyectiles de artillería y misiles impactaron contra los cuarteles.

"Los líderes de Georgia han recurrido a acciones muy agresivas en Osetia del Sur, de hecho comenzaron una potente ofensiva utilizando armamento pesado y artillería", dijo el primer ministro ruso Wladimir  Putin en Pekín, donde se encuentra de visita.

"Hay víctimas, incluidos pacificadores rusos", añadió, hablando en una reunión con el presidente kazajo, Nursultan Nazarbayev. "Esto es muy triste y desencadenará una respuesta", dijo, sin dar más detalles.

La agencia de noticias rusa Interfax informó que tropas georgianas habían entrado en Tskhinvali tras mantener intensos combates durante la noche.

El portavoz del Ministerio del Interior Chota Otiachvili dijo que las fuerzas georgianas habían también luchado contra dos convoys de "mercenarios" que habían entrado en Osetia del Sur desde Rusia, camino a Tskhinvali.

La situación se agravó en los últimos meses en ambos territorios, tras la decisión de Moscú en abril de estrechar sus vínculos con los dirigentes independentistas, lo que refuerza las sospechas del Gobierno de Georgia, que acusa a Rusia de querer anexionarse ambas regiones.

Rusia considera que Georgia, para su indignación aspirante a entrar en la OTAN, quiere retomar por la fuerza el control de Abjasia y Osetia del Sur.

El embajador especial ruso Yuri Popov anunció que este viernes se producirá "un encuentro en torno a las 13H00 (09H00 GMT) bajo mediación rusa" en Tskhinvali entre el ministro de Reintegración georgiano, Temur Iakobachvili, y el viceprimer ministro suroseta, Boris Chochiev.

El presidente de la también república separatista georgiana de Abjasia, Sergei Bagapch, prometió "apoyo" a su homólogo oseto. Un millar de voluntarios abjasios se dirigen hacia Osetia del Sur para ayudar a los osetos, dijo Bagapch a la agencia Interfax.

El presidente de la república rusa de Osetia del Norte, Taimuraz Mamsurov, también anunció que "centenares de voluntarios" parten hacia su vecina del sur. "No podemos detenerles... Yo mismo salgo para Tskhinvali", aseguró a Interfax.

La tensión en Osetia del Sur, poblada por 70.000 habitantes, y en otra región separatista georgiana, Abjasia, ambas apoyadas por Moscú, se agravó durante los últimos meses y tiene como telón de fondo las rivalidades ruso-georgianas por el control de la región.

Osetia del Sur, que proclamó su independencia en 1992 tras el desmoronamiento de la URSS, quiere adherirse a la Federación de Rusia, de la que ya forma parte Osetia del Norte.

El conflicto se inscribe en el marco general de la nueva "guerra fría" por áreas de influencia que mantienen Rusia y el eje EEUU-Unión Europea en el espacio postsoviético.

De la cual también forma parte la crisis Rusia-EEUU por la instalación de un escudo nuclear norteamericano en Polonia y la República Checa.

                            ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

La opinión de los autores no coincide obligatoriamente con IARNoticias

contactos@iarnoticias.com