El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

CONTRAINFORMACION

 

NORTEAMERICA  

 

Obama con turbante: Lo mejor que le puede pasar a McCain y a los republicanos

¿Un musulmán presidente del Imperio "antiterrorista"?

 
 

(IAR Noticias) 28-Febrero-08

Barack Obama vestido con ropas tradicionales musulmanas durante una visita a Kenia en 2006.

Obama venía bien: A pesar de que  no hay mucha diferencia de delegados entre ambos, sus victorias consecutivas arrasaron en pocos días con la "imagen ganadora" de Hillary Clinton y lo proyectaron a la "popularidad" mientras las grandes cadenas sionistas lo tomaron como "alternativa ganadora" a la senadora y comenzaron a fabricarlo como "futuro Presidente". Hasta que apareció una foto del senador blanquinegro vestido como musulmán, y puso un interrogante a su fulgurante y arrasadora campaña electoral. Los medios y analistas estadounidenses señalaban este miércoles que una foto de Obama con ropas musulmanas es un "plato demasiado fuerte" para pasar desapercibido en la canibalesca guerra por la candidatura presidencial demócrata. Y si "pasa" la interna demócrata y se consagra candidato presidencial, queda una verdadera prueba de fuego: MacCain y los republicanos, que se frotan las manos (y se salen de las casillas) por preguntarle a la sociedad estadounidense si votaría a un "Presidente musulmán". Y la guerra parece que recién comienza.

Barack Obama con típica vestimenta musulmana

Una foto que se difundió en Internet de Barack Obama vestido con ropas tradicionales musulmanas durante una visita a Kenia en 2006 agitó más aún las aguas de la feroz contienda por la nominación presidencial demócrata.

La imagen muestra a Obama vestido con el traje típico de los musulmanes somalíes de una zona rural del noreste de Kenia.

Se trata de una camisa roja con una túnica blanca que le cubre las piernas y que termina anudada en forma de cruz sobre el pecho. Y, tal vez lo más llamativo, un turbante blanco. El fallecido padre de Obama era keniano y el senador por Illinois visitó ese país africano en 2006, donde tuvo una recepción multitudinaria.

El sitio web de noticias y chismes The Drudge Report colocó la foto en su portal el lunes y afirmó que fue difundida por "personas del equipo de Hillary Clinton", la rival demócrata de Obama para las presidenciales de noviembre en EEUU.

El jefe de la campaña de Obama, David Plouffe, acusó al equipo de Hillary de armar "la más penosa y repugnante maniobra para crear temor".

Rápidamente, los asesores de la ex primera dama salieron a desmentir la operación. "No he visto esta fotografía con anterioridad", dijo el vocero de Clinton, Howard Wofson. "No tengo conocimiento de que alguien en este equipo de campaña tenga algo que ver con eso", remarcó.

La foto no hubiera pasado de ser una anécdota, si la asociación de Obama con el islamismo (fogoneada por el equipo de Hillary y los propios republicanos) no hubiera cobrado cada vez más importancia en la campaña.

Hace un mes circuló el rumor de que Obama  es musulmán, porque su segundo nombre es Hussein, mientras rápidamente el propio candidato salía públicamente a asegurar que es "cristiano".

La cuestión no es un detalle menor: Desde el 2001, después del 11-S, EEUU lideró e impuso a escala global  la guerra contra el "terrorismo musulmán" convertida en una nueva hipótesis de conflicto mundial.

Y mientras la imagen de Bush, después de dos turnos en la Casa Blanca, se ha desmoronado a un mínimo histórico, las últimas encuestas señalan que la adhesión a la "guerra contraterrorista" ha crecido entre la sociedad estadounidense.

Un último sondeo de Gallup indica que más de un 60% de la sociedad norteamericana sigue apoyando la "guerra contra el terrorismo",  mientras un 65% considera a Irán y al "fundamentalismo islámico" como la "mayor amenaza" para la seguridad y la existencia de EEUU.

¿Como encaja en esta sociedad la foto de Obama vestido con turbante?

Y otro dato: Después de la "furia islámica" contra  la publicación de las caricaturas de Mahoma en el 2006, con quema de embajadas occidentales, incendios y disturbios en todo el mundo, encuestas en EEUU revelaron que más de un 70% de la sociedad estadounidense apoyaba un "ataque preventivo" a Irán, números que se repetían en Europa.

¿Como puede impactar la foto de Obama con turbante y ropas musulmanas en la sociedad estadounidense?

Como siempre: Todo depende de la manipulación mediática que se haga alrededor de esta fotografía.

De acuerdo con la opinión de algunos analistas estadounidenses, el mayor beneficiario de esta foto no es Hillary, sino el virtual candidato republicano MacCain, a quien le conviene tenerlo a Obama de adversario.

Hillary Clinton y Barack Obama, en segundo plano

Hay un contexto geopolítico internacional marcado por una escalada del conflicto de EEUU con Irán y el "fundamentalismo islámico" del Medio Oriente y todo indica focos de desenlace en el 2008, en plena campaña electoral estadounidense.

En este escenario, una mínima "sospecha" sobre las "raíces musulmanas ocultas" de Obama, por más absurda que parezca desde el punto de vista de la lógica y el sentido común, puede ser dinamita en la opinión de la sociedad estadounidense.

Lenin decía que la estupidez "es lo más difícil de combatir",  y la estupidez de "Obama con turbante" puede llegar a ser lo más difícil de combatir para el Partido Demócrata en sus ambiciones de llegar a la Casa Blanca.

Por cierto, el blanquinegro Barack Hussein Obama es sólo un signo de los tiempos decadentes y corruptos del Imperio sionista estadounidense.

Obama, desde el discurso y la realidad, es un político híbrido, anodino, intrascendente, sin ninguna posición estratégica ante el mundo, y, salvo el discurso superficial y vacío, representa el fin del liderazgo fuerte que representaron los Kennedy, Reagan, Clinton, Bush, entre los más cercanos presidentes de EEUU.

Obama, en otras palabras, no hace ninguna diferencia con la media del político norteamericano actual ni con el nivel promedio estadístico de la sociedad estadounidense parametrada por la superficialidad consumista como única meta.

Y en este escenario de derrumbe de la lógica y del sentido común, en este "Sodoma y Gomorra" del capitalismo sionista a escala mundial,  tampoco sorprendería que Obama fuera el candidato de los demócratas y que le ganara las presidenciales al republicano McCain en noviembre.

Como dice un experto: Obama es lo que hay, es lo más representativo del estado mental y psicológico de la clase dirigente imperial norteamericana y un espejo de su sociedad opulenta y decadente que derrama grasa hasta por las neuronas.

Pero sí sorprende que el senador blanquinegro que se catapultó (o lo catapultaron) a la fama sea en sí  mismo el "producto" más irrelevante que haya dado el poder y el marketing político norteamericano de los últimos tiempos.

Ante la "nada" y la hibridez de Obama, cualquier otro político con un poco de garra podría brillar con "luz propia", pero los números (y las proyecciones) indican que el senador, con solo dos años en el Congreso, puede noquear a la experimentada Hillary Clinton, y alzarse con la candidatura demócrata.  ¿Y porqué no?, con la presidencia de EEUU.

Pero Obama, antes que nada, es un producto emergente del poder y del marketing político que lo catapultó a la "popularidad" fabricada desde las grandes cadenas y pantallas de TV, con la bendición de un sector del establishment sionista liberal (el de los Kennedy).

Y también está claro para una mayoría de analistas que Obama recién fue tenido en cuenta como alternativa a partir de sus victorias que se fueron retroalimentando con la sorpresiva caída de Hillary Clinton, el producto más "genuino" del lobby sionista liberal estadounidense.

Hillary representa al lobby judío liberal que gobernó con la "dinastía Clinton", que en la década del 90 invadió Yugoslavia (hoy Serbia)  y preparó la secesión de Kosovo, además de iniciar los bombardeos "preventivos" contra Irak.

Detrás de Obama está el grupo liberal sionista liderado por el  ex consejero de Seguridad de Carter, y uno de los fundadores de la Comisión Trilateral,  Zbigniew Brzezinski, que impulsa la tesis de abrir negociaciones con Irán, Siria y el mundo musulmán con el objetivo de neutralizar la influencia militar y la estrategia comercial de Rusia con el islamismo.

En la interna del lobby sionista liberal la "dinastía Clinton" representa el ala "halcona" de los demócratas, y la de Brzezinski recoge el legado histórico del ala "paloma" encarada originalmente por la administración Carter.

Brzezinski fue el sostén doctrinario del derrotado candidato presidencial John Kerry, y su apoyo a Obama al principio, solo contaba con un sector minoritario del capitalismo sionista central de Wall Street que apostaba mayoritariamente a Hillary.

Las derrotas (con la consecuente caída de imagen) de la esposa de Clinton produjeron una diáspora en el establishment sionista y las grandes cadenas mediáticas del lobby comenzaron a virar de la "fabricación" de Hillary a la "fabricación" de Obama que predomina en el presente.

Pero el contraataque de la "dinastía Clinton" con la foto de "Obama con turbante" podría revertir este statu quo.

Hay que esperar la decisiva contienda del 4 de marzo en Texas, donde se disputa una cantidad decisiva de delegados: Si Hillary se impone, es muy posible que sea la candidata de los demócratas.

Si gana Obama, habrá que ver como consigue "quitarse el turbante" antes de que los halcones republicanos  lo conviertan en el delegado de Bin Laden en el Imperio norteamericano.

¿Un presidente musulmán en EEUU? Suena demasiado fuerte. Y los republicanos lo saben.

                            ******

  HOME

 RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1