El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

NORTEAMERICA  

 

La globalización y la Web alimentan una nueva necesidad de fibra óptica

 
 

(IAR Noticias) 21-Febrero-08

Cables de fibra óptica

Cables de fibra óptica.

Siete años después de que el auge y posterior declive de las telecomunicaciones creara un exceso de cables de fibra óptica y la pérdida de una riqueza bursátil de US$2 billones (millones de millones), otra ola de construcción empieza a cobrar fuerza.

Por Christopher Rhoads -
The Wall Street Journal

En los últimos 18 meses, más de una decena de empresas de telecomunicaciones ha comenzado a instalar miles de millones de dólares en cables submarinos, y los proyectos apuntan a zonas olvidadas una década atrás: las economías emergentes del sur de Asia, África y Oriente Medio, y regiones remotas como Groenlandia.

Cuatro cortes de servicio recientes en Oriente Medio —dos en la costa mediterránea egipcia y dos en el Golfo Pérsico— han interrumpido las conexiones a Internet de la región y lugares tan lejanos como India.

De hecho, los apagones anularon la comunicación exterior de Egipto en hasta un 70%, afectando las operaciones de bancos internacionales y la bolsa de valores. India, donde el enorme sector de tercerización de servicios depende de Internet, perdió la mitad de su capacidad.

Los cables de fibra óptica de larga distancia son el canal de la globalización. Incluso en la era "inalámbrica", es esta maraña de cables la que transporta el grueso del tráfico de Internet, tanto inalámbrico como de línea fija. La fibra óptica ha eclipsado la tecnología satelital como principal medio de comunicación de larga distancia, propiciando la interacción constante entre empresas, gobiernos y economías del mundo.

Para Amr Badawi, funcionario egipcio del sector de telecomunicaciones, los recientes cortes "demostraron que debemos proveer aún más diversidad a través de cables adicionales, con el fin de que la economía mundial pueda sobrevivir a catástrofes como esta".

Tras los cortes recientes, Telecom Egipto anunció un contrato por US$125 millones para construir 3.200 kilómetros de cable submarino entre Egipto y Marsella.

Otros nueve proyectos se están planificando para este país, liderados por empresas como Telecom Italia. Sin embargo, el frenesí ha generado temores de que la historia se repita.

El auge que tuvo lugar a fines de los años 90 fue impulsado por profetas entusiasmados que predecían una insaciable demanda de banda ancha en la era de Internet. Empresas como Global Crossing y Tyco plantaron miles de kilómetros de fibra óptica a través de Estados Unidos, Europa, el océano Atlántico y partes de Asia.

Pero la oferta excedió la demanda, empujando para abajo los precios y llevando a muchos constructores a la quiebra.

"Los pronósticos de crecimiento de Internet para el año 2000 no se cumplieron", dice Srinivasa Addepalli, vicepresidente de VSNL, la rama de telecomunicaciones del conglomerado indio Tata Group. "Pero sólo está ocurriendo ahora", agrega.

Gracias en gran medida a las redes sociales, sitios Web como YouTube y otros que no existían en los años 90, el uso de la banda ancha ha crecido mundialmente un promedio anual de 50% desde 2002. Y se está duplicando a cada 1,4 años, según cálculos de Telegeography, firma de investigación de Washington, DC.

La globalización de las empresas y la mayor disponibilidad de servicios en alta velocidad también están disparando la demanda.

VSNL anunció en diciembre un contrato por US$250 millones para construir un enlace de fibra óptica entre el centro financiero de Mumbai y tres capitales europeas a través de Egipto.

La estadounidense Seacom Ltda. avanza en un proyecto de fibra óptica de US$650 millones en la costa oriental de África. Y AT&T Inc. y Verizon Communications Inc. trabajan en nuevos cables en el Pacífico.

La demanda por nuevos cables está superando la disponibilidad de recursos necesarios para construirlos, lo que alarga las listas de espera. Los buques que se utilizaron para descargar la fibra en los años 90 han sido redirigidos hacia la industria petrolera para aprovechar su actual auge, y sus operadores se resisten a devolverlos al negocio de la fibra óptica.

"Por suerte, tenemos nuestra propia flota", dice David Coughlan, director general de Tyco Telecommunications, filial de la estadounidense Tyco Electronics.

En EE.UU. hay todavía mucha fibra en tierra, sobrante del auge anterior, y dada la certeza sobre las crecientes necesidades de capacidad del país, las compañías de telecomunicaciones vuelve a darles atención.

El océano Atlántico, epicentro de la oleada de fibra óptica de los años 90, esconde también kilómetros de fibra no utilizada. Según Telegeography, sólo el 28% de la capacidad de la ruta transoceánica se está usando.

Sin embargo, la situación es bien diferente en otros lugares. Groenlandia, por ejemplo, no contemplaba sino hasta hace poco la instalación de fibra óptica debido a que con apenas 57.000 habitantes, los costos no eran siquiera comparables con la pequeña demanda.

La provincia autónoma danesa usa desde los 70 enlaces satelitales para sus comunicaciones, pero el aumento del uso de Internet ha llevado a la telefónica Tele Greenland Inc., a firmar un contracto por US$145 millones con la empresa parisina Alcatel-Lucent SA para instalar cables submarinos entre Nuuk, capital groenlandesa, y las redes globales.

                             ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com

 
1