El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

LATINOAMERICA  

 

Versiones sobre el traslado, un mes atrás, de la secuestrada, gravemente enferma.
Unos 300 guerrilleros llevaron a Betancourt, muy débil, a un hospital

 
 

(IAR Noticias) 30-Marzo-08

La hija de Ingrid  Betancourt , durante un acto celebrado en París en apoyo a su madre. (Foto: EFE)

Lo dijo un sacerdote que habló con gente del lugar. La rehén de las FARC, muy mal de salud.

Por Augusto Rojas - enviado especial
en Bogotá, Clarín

A fines del pasado mes de febrero, una columna con unos 300 guerrilleros de las FARC llegaron hasta la unidad de urgencias de un remoto centro de salud del departamento de Guaviare -en las selvas profundas del sur de Colombia- con un valioso encargo: la política colombo francesa Ingrid Betancourt, enferma de leishmaniasis, hepatitis B y depresión profunda, tras un secuestro de más de seis años.

La versión es del sacerdote católico Manuel Mancera. "Eran entre 200 y 300 guerrilleros, acordonaron el puesto de salud del (caserío) El Capricho para que fuera atendida", dijo Mancera, párroco del poblado La Libertad que pertenece al extenso municipio de San José del Guaviare, en conversación telefónica con Clarín.

"Yo fui advertido por los pobladores de la presencia por esos días de estas personas en El Capricho y de inmediato emprendí marcha para allá. Fueron como tres horas de camino y cuando llegué ya se habían ido, pero me encontré con muchos pobladores que me contaron que la persona que fue atendida dos días antes tenía las características de la señora. Fue entre el 20 y 25 de febrero", añadió Mancera.

Según el sacerdote, uno de los pobladores le informó, incluso, que ante el deteriorado aspecto de Betancourt se le acercó e intentó emprender un diálogo con ésta para "darle ánimo" pero que ella, sumida en una profunda depresión, se rehusó. "Esta persona me manifestó que la doctora Betancourt está muy pálida y por lo que me narró creo que ella vive una profunda depresión, que siente desgano y que no tiene más ganas de vivir", añadió.

"Según me cuentan, ella permaneció en el centro de salud por unas tres horas y luego fue internada en las selvas, hacia el sur. Es muy probable que se la hayan llevado río abajoÃ", enfatizó el prelado, tras recordar que la región se caracteriza por la abundancia de canales fluviales que dificultan el seguimiento de los rebeldes por parte de las tropas oficiales. Algunos medios trasladaron equipos periodísticos a la zona pero nadie en la región se atrevió a dar declaraciones que confirmaran o desmintieran la versión. Impera la ley del silencio ante el temor de las represalias.

La región donde según los testi monios fue vista Betancourt, es la misma en la que las FARC liberaron, entre el 10 de enero y el 27 de febrero, a 6 ex rehenes: Clara Rojas, Consuelo González, Luis Eladio Pérez, Gloria Polanco, Jorge Géchem y Orlando Beltrán, como gesto hacia el gobierno venezolano.

Según el diario Hoy, Betancourt habría sido llevada al Guaviare a recibir atención médica cuatro veces, la última el 27 de febrero pasado, cuando comenzaba la etapa final del operativo de liberación de Polanco, Géchem, Pérez y Beltrán, ocasión en donde el gobierno había suspendido los operativos militares.

En el artículo online de Hoy se dice que en épocas de bonanza cocalera, el pueblo al que fue trasladada Betancourt se convierte en lugar de concentración de hasta 8.000 vinculadas al negocio de la coca pero que en esos días en el caserío no había más de mil personas. Los guerrilleros, según esta versión, habrían ordenado apagar las radios de comunicación, el único medio de contacto del poblado con el exterior.

Los guerrilleros habrían prohibido además la circulación de lanchas de transporte y lanchas rápidas o voladoras por el río.

La versión del sacerdote Mancera y la del diario coincide con la denuncia hecha el jueves por el defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, que basado en informes de ese departamento aseguró que Betancourt, moribunda, recibió atención médica de urgencia en varios centros de salud de ese departamento. Ante las nuevas revelaciones se desató en Colombia y en el mundo una serie de pronunciamientos que buscaban presionar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al gobierno de Alvaro Uribe para que alcancen un acuerdo que permita la liberación de Betancourt.

"Estoy muy inquieta por el estado de salud de mi madre. Este es un llamado de atención tanto para el gobierno como para las FARC pues se enfrentarán a una posición muy peligrosa si ella muere. Las FARC deben comprender que son las primeras responsables si le ocurre algo a mamá", aseguró desde Nueva York, Melanie Delloye, hija de Betancourt. "Somos centro de toda clase de rumores. Todo el mundo rumorea pero nadie confirma", fue la respuesta del esposo de Betancourt, consultado por Clarín por las versiones.

Clara Rojas, ex compañera de fórmula de Betancourt y secuestrada junto a ella en febrero de 2002 y recientemente liberada le envió un mensaje por radio a Ingrid dándole ánimos. Rojas, quien fue madre en la selva de un niño, pidió a las FARC que digan dónde está la ex candidata a presidenta secuestrada para que el gobierno venezolano y la Cruz Roja pasen a recogerla, como pasó con los otros rehenes.

Mientras, el gobierno colombiano aprovechó para responsabilizar a los rebeldes sobre una eventual muerte de Betancourt en cautiverio. "Lo que tiene que quedar claro a todos los colombianos es que si algo le pasa a Ingrid Betancourt, como lo dijo el presidente Nicolás Sarkozy, las responsables absolutas son las FARC", según el vicepresidente Francisco Santos. Sin embargo, para Fernando Giraldo, analista de la Universidad Javeriana "la eventual muerte en cautiverio" de Betancourt, "traería graves problemas tanto a las FARC como al gobierno, a quien la comunidad internacional comenzaría a cobrar su renuencia a buscar una solución a tiempo que permitiera ya tener aquí a Betancourt", según dijo a Clarín.

                             ******

  HOME

RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600
La opinión de los autores no coincide obligatoriamente con IARNoticias

contactos@iarnoticias.com

 
1