El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Agencias| Alternativos| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Autores

Internet

Especiales

Contrainformación

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

INTERNACIONALES  

 

Síntesis Contrainformativa

 

(IAR-Noticias) 13-Febrero-08

En un año marcado por la guerra electoral
El espionaje USA "resucita" a Bin Laden y a Al Qaeda como el "mayor peligro"

Miércoles 13 de Febrero,
IAR Noticias
/

En un año de elecciones presidenciales en EEUU, no resulta para nada sorprendente  que la CIA y las agencias de inteligencia estadounidense hayan hecho "reaparecer" a Bin Laden en Pakistán mientras sitúan nuevamente al "terrorismo" de Al Qaeda como el "mayor peligro" que acecha a la seguridad de EEUU.

La semana pasada la BBC británica  y el resto de las cadenas internacionales revelaron que la inteligencia norteamericana  tiene información de que Osama Bin Laden, líder de la "organización terrorista Al Qaeda", y el jefe del movimiento Talibán, Mohamed Omar, se encuentran en Pakistán.

De acuerdo con fuentes de inteligencia estadounidenses, los jefes de Al Qaeda y del movimiento talibán no han buscado refugio en el territorio pakistaní, sino que participan activamente en la organización de operaciones subversivas de las dos organizaciones.

La información fue simultánea a un informe del director nacional de Inteligencia, Michael McConnell, señalando que tras  la mejora en la situación de seguridad en Irak durante 2007, la "red terrorista Al Qaeda", y particularmente su base central en Pakistán, continúa siendo la mayor amenaza para EEUU, tanto dentro como fuera de su territorio

"Aunque el grupo sufrió importantes derrotas, particularmente en Irak el año pasado, ha logrado exitosamente mantener su unidad y mejorar su habilidad para atacar a EEUU, en parte identificando, capacitando y ubicando incluso a occidentales capaces de perpetrar esos atentados", señaló McConnell, quien presentó el martes de la semana pasada a la comunidad de inteligencia su "examen anual de amenazas" ante el Comité de Inteligencia del Senado.

"Mientras las crecientes medidas de seguridad dentro y fuera del país han hecho que Al Qaeda vea a Occidente, especialmente a EEUU, como un objetivo más difícil, hemos constatado una afluencia de nuevos reclutas occidentales a las áreas tribales (en Pakistán, fronterizas con Afganistán) desde mediados de 2006", dijo a los legisladores.

McConnell, quien apareció junto a los directores de las principales agencias de inteligencias del país, incluyendo la CIA, reiteró que la mayor conclusión de la Evaluación Nacional de Inteligencia, realizada en julio pasado, es que Al Qaeda, "regeneró sus capacidades operativas necesarias para atacar a EEUU", sobre todo -agregó- "gracias a su retención de las áreas tribales en Pakistán, que han servido como plataforma para los ataques del movimiento islamista Talibán, así como centro de entrenamiento para nuevos terroristas para ataques en Pakistán, Medio Oriente, África, Europa y Estados Unidos".

Según el informe, la organización terrorista Al Qaeda se encuentra fortalecida y es ahora más peligrosa que durante los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El informe de McConnell es la réplica de un documento clasificado de mayor extensión llamado "Estimación de la Inteligencia Nacional sobre la Amenaza Terrorista para Estados Unidos",  dado a conocer en julio del año pasado por Bush en el Congreso estadounidense.

Parte de esas estimaciones de inteligencia , fueron hechas públicas por Bush con la finalidad de alertar a la sociedad norteamericana sobre una "creciente amenaza de Al Qaeda".

Simultaneamnte el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, decía que tenía el "presentimiento" de que Estados Unidos se enfrenta al riesgo creciente de un atentado.

Las nuevas advertencias de la "amenaza terrorista" llegan cuando demócratas y republicanos se aprestan a comenzar sus campañas orientadas a disputar la presidencia de EEUU en noviembre, y  en el momento en que George W. Bush registra la caída de imagen más estrepitosa de toda su gestión.

Tras el Katrina, en septiembre de 2005, la administración republicana comenzó a desbarrancarse en las mediciones de opinión pública, no solamente en las realizadas por la usinas demócratas sino por los propios medios y sectores que apoyaron la reelección de Bush.

En noviembre de 2006 (y por primera vez sin las amenazas de ataque de Al Qaeda en las horas previas al comicio)  los republicanos perdieron ante los demócratas su mayoría en las dos cámaras del Congreso.

Durante el 2007 fue abrumante la caída de la imagen positiva de Bush reflejada por los sondeos, tal es así, que la columna vertebral de su política, la "guerra contraterrorista", comenzó, por primera vez, a perder gravitación y prioridad en la opinión pública estadounidense.

Además, la sociedad estadounidense ahora está dividida entre una mayoría abrumante que cree que las tropas de EEUU deberían retirarse de Irak sin más trámite, y una minoría que piensa que los soldados invasores deberían permanecer hasta que el país árabe supere la ola de "violencia política".

En este escenario, y durante un año electoral clave para la continuidad de los republicanos en el poder, la administración Bush ha resuelto situar  nuevamente el "peligro Al Qaeda" en el horizonte.


                                             *******

El nuevo frente de ataque
Vinculan a Chávez con el narcotráfico y lo
acusan de "drogadicto"

Miércoles 13 de Febrero,
IAR Noticias
/

En lo que los chavistas denominan "nuevo frente de ataque" contra Chávez, medios "opositores" ( habituales usinas mediáticas de la CIA y del Departamento de Estado norteamericano) han acusado al presidente venezolano de financiar su proyecto político con dinero del narcotráfico convirtiendo a Venezuela en un "lugar de tránsito" de la droga. Pero las imputaciones no se detienen ahí, ya que un dirigente opositor presentó una denuncia judicial mezclando al primer mandatario con el consumo de drogas. 

A las conocidas calificaciones de "comunista", "desestabilizador" y "dictador" que Washington le endilga al presidente de Venezuela  ahora se le suma el flamante mote de "drogadicto" que los medios opositores han  echado a rodar luego de un informe del Departamento de Estado norteamericano.

Según los dirigentes y medios bolivarianos, la campaña parece "coordinada" por la similitud de los argumentos y la sincronización de la denuncia.

El mismo día en que un dirigente opositor anunciaba que presentará ante la Fiscalía de Venezuela una denuncia contra Chávez por apología y consumo de drogas, un ex embajador estadounidense en Colombia aseguraba que los radares del Plan Colombia detectaron cientos de vuelos ilegales de drogas desde Venezuela hacia México, islas del Caribe y Estados Unidos, ante la cómplice indiferencia de las autoridades del país.

Medios de la oposición venezolana y el diario El País de España, “revelaron” una supuesta trama de colaboración para el narcotráfico y las finanzas entre el gobierno de Venezuela y las FARC.

En los mismos medios se sugiere que las fuerzas armadas venezolanas entregan fusiles AK 47 "construidos en el país" y municiones a los rebeldes colombianos.

Los medios bolivarianos destacan el "detalle" de que Venezuela no tiene fábricas de fusiles, y sólo ha firmado un acuerdo con Rusia para instalarla en el futuro.

Durante la presentación de un informe anual ante el senado de su país, el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Michael McConnell, hizo una advertencia sobre la influencia del gobierno de Venezuela en América Latina y mezcló a Chávez con el narcotráfico.

En el informe de 45 páginas, el espionaje norteamericano coloca a la red Al-Qaeda como principal amenaza para Estados Unidos, y se incluye una detallada evaluación sobre América Latina con Venezuela como el más extenso tópico de preocupación.

El informe acusa a Chávez de falta de cooperación en la lucha contra el narcotráfico y, en ese sentido, vincula al gobierno venezolano con el tráfico de cocaína hacia EEUU, un señalamiento que también hizo el mes pasado el director de la Oficina Nacional de Políticas de Control de Drogas de EE.UU., John Walters.

La nueva operación mezcla  a Chávez con el eje FARC-narcotráfico-Al Qaeda, como parte de la estrategia para apuntalar la "guerra antiterrorista" y los acuerdos con los gobiernos títeres y ejércitos regionales.

Los nuevos informes contra Chávez se corresponden con el objetivo de instalar la "guerra contraterrorista" global en América Latina mezclando a Chávez, Cuba y  las FARC con planes del "terrorismo internacional" orientados a vulnerar la seguridad nacional de EEUU y a desestabilizar toda la región.


                                             *******

Operaciones contra Bin Laden y los talibanes
Musharraf habría autorizado la intervención militar de EEUU en Pakistán

El nuevo capítulo de la alianza Bush-Musharraf incluiría la extensión de la "guerra contra terrorista" de Afganistán a Pakistán.

Lunes 11 de Febrero,
IAR Noticias
/

A fines del año pasado, el ex jefe de la inteligencia nacional de EEUU y actual segundo de Condoleezza Rice, John Negroponte, viajó a Pakistán para convencer a Musharraf de que levantara el "estado de excepción" (golpe de Estado) y restaurara el "Estado constitucional" en Pakistán, misión que finalmente parece haber culminado en un nuevo acuerdo de Washington con el general golpista que extendería la "guerra contraterrorista" de Bush a territorio pakistaní.

De acuerdo con trascendidos en medios norteamericanos, la reciclada alianza entre Musharraf y EEUU, mediante la cual el Imperio renunciaba a su objetivo de quitarle poder al general, incluía un capítulo relativo a un acuerdo para lanzar operaciones militares conjuntas en la frontera de Pakistán con Afganistán donde presuntamente los talibanes tienen sus principales refugios y búnkeres operativos.

Mediante el acuerdo cerrado con Negroponte, el gobierno de Musharraf habría accedido a una intervención militar de la OTAN en la frontera con el objetivo de exterminar los refugios talibanes, principalmente por medio de bombardeos aéreos.

Precisamente, uno de los puntos de fricción que promovió la "rebelión" de Musharraf con sus patrones de Washington fue su negativa sistemática a una intervención militar de EEUU en Pakistán exigida por Cheney y las usinas conservadoras de los halcones sionistas de la Casa Blanca.

En un momento que EEUU y las fuerzas de la OTAN se encuentran acorralados por la ofensiva talibán en Afganistán, con las potencias aliadas divididas y renuentes a enviar más tropas, la Casa Blanca apresura sus planes para terminar con los centros logísticos y operativos de los talibanes situados en la frontera con Pakistán.

En este proyecto de intervención militar a Pakistán, los halcones republicanos de la administración Bush cuentan con el apoyo de los demócratas que controlan las dos cámaras del Congreso, incluidos sus dos principales precandidatos presidenciales, Obama e Hillary Clinton, quienes apoyan el proyecto de "exterminar las bases terroristas" en la frontera.

Según analistas conservadores, los nuevos acuerdos con el gobierno de Musharraf incluyen un aumento de la partidas presupuestarias destinadas a la "guerra contraterrorista" en Pakistán que serian autorizadas por los demócratas en el Congreso en el curso de este año.

Analistas de la CNN y de la ABC señalaban este viernes que EEUU estaría preparando operaciones militares a gran escala en la frontera de Pakistán con Afganistán donde en las últimas horas se habría detectado la presencia del "jefe de Al Qaeda", Bin Laden, y del líder de los talibanes, el mulá Omar.

Según informó la cadena BBC el viernes, la inteligencia norteamericana indicó que Osama Bin Laden, líder de la organización terrorista Al Qaeda, y el jefe del movimiento Talibán, Mohamed Omar, se encuentran en Pakistán.

De acuerdo con las fuentes de la cadena británica, Osama Bin Laden y su asesor Aiman Zavakhiri se encuentra en una zona controlada por tribus en el occidente del país, cerca la frontera con Afganistán, mientras que Omar se encuentra en la localidad pakistaní de Kvetta.

La información señala que los jefes de Al Qaeda y del movimiento talibán no han buscado refugio en el territorio pakistaní, sino que participan activamente en la organización de operaciones subversivas de las dos organizaciones.

De acuerdo con la CNN, la "confirmación" por parte del Pentágono de la presencia de los dos "jefes terroristas" podría marcar (y justificar) el inicio de las operaciones militares en Pakistán con la colaboración del gobierno de Musharraf.

De esta manera, y tal como lo impulsan Bush y los halcones, la "guerra contraterrorista" de Afganistán se extendería oficialmente a Pakistán.

                                                *******

La farsa electoral-mediática
Gane quien gane: Demócratas y republicanos sólo gobiernan para el Imperio

Clinton celebra los resultados en su sede electoral, en Nueva York. (Foto: Reuters)

Sábado 09 de Febrero,
IAR Noticias
/

A tono con el carnaval brasileño las grandes cadenas internacionales sionistas  lanzaron el "supermartes" electoral de los candidatos presidenciales del Imperio norteamericano con una cobertura impresionante de títulos, imágenes y corresponsales, convirtiendo el acontecimiento en una instancia crucial para el destino del mundo. Como siempre, sólo se trató de un show mediático destinado a hacer creer a las mayorías mundiales que la primera potencia capitalista, empantanada en Irak y Afganistán y al borde de una recesión económica de efectos imprevisibles, se puede regenerar a sí misma y generar nuevas expectativas y cambios de política a nivel mundial con la nueva administración que asuma en enero de 2009. Sólo se trata de ilusionismo para incautos.

Primera conclusión probada en forma histórica y estadística: En EEUU, la potencia locomotora del capitalismo sionista a escala global, no gobiernan los presidentes o los partidos, sino la élite económica-financiera (el poder real) que controla la Reserva Federal, el Tesoro, Wall Street, el Complejo Militar Industrial y Silicon Valley.

Segunda conclusión probada en forma histórica y estadística: La política exterior y la política interna de EEUU (los niveles de decisión) no la dirigen los presidentes o los partidos sino el establishment económico-financiero que controla la Casa Blanca y el Congreso a través de sus "lobbyes" y operadores que actúan sobre los partidos, los legisladores, los funcionarios y condicionan las decisiones presidenciales.  

Tercera conclusión probada: Terminada las luces artificiales de la campaña electoral, demócratas y republicanos dejan de agredirse y se complementan en un diseño de política estratégica de Estado en defensa de los intereses de las grandes corporaciones económicas que marcan el accionar de las políticas internas y de la conquista de mercados encubierta en las "guerras preventivas" contra el "terrorismo".

El 11-S no solamente instaló un nuevo sistema de control social por medio de la manipulación mediática con el "terrorismo", sino que además inauguró un "nuevo orden internacional" (sustitutivo de la "guerra fría") basado en la "guerra contraterrorista" que sirve de justificación a las nuevas estrategias expansionistas del imperio norteamericano y de las trasnacionales y bancos sionistas.

Según la teoría y el mito oficial: los demócratas (históricamente tan militaristas e invasores como los republicanos) serían la cara "progresista" de EEUU, y los republicanos la cara "militarista e invasora" del Imperio norteamericano.

Ambos partidos, en cambio (y como está demostrado históricamente), son las versiones "alternativas" ("liberal" y "conservadora") del mismo Imperio que se turnan periódicamente para administrar la Casa Blanca y ejecutar sin miramientos las políticas de conquista imperial (militar o "democrática") que requieren los intereses del capitalismo trasnacional sionista asentado en Wall Street.

Demócratas y republicanos se turnan en la administración del Imperio: Cuando asumen la presidencia los republicanos (como ahora), los demócratas juegan de "oposición crítica", y viceversa, sin que varíen para nada las matrices funcionales del sistema capitalista estadounidense basamentado en la conquista imperial de mercados y de recursos estratégicos, ya sea por la vía militar (invasiones) o por la vía "democrática" (gobiernos sometidos).

Tomemos dos ejemplos "alternativos" inmediatos: El "malo" Bush (republicano) invadió y conquistó Irak y Afganistán, y el "bueno" Clinton (demócrata) su predecesor, bombardeó y conquistó Yugoslavia (hoy Serbia) y ejecutó los primeros bombardeos contra Irak, preparatorios de la invasión posterior.

Falsa antinomia

La guerra político-electoral de los demócratas contra Bush es falsa por tres razones fundamentales:

A) Desde el 11-S para adelante, los demócratas avalaron expresamente las invasiones a Irak y Afganistán y votaron (sin oposición) en el Congreso todos los presupuestos presentados por Bush para financiar las invasiones y asegurar el despliegue de tropas  y el mantenimiento de las bases militares del Imperio por todo el planeta.

B) Pese a su declamativa "oposición" actual (por razones electorales) a la ocupación de Irak y a las políticas "militaristas" de Bush, o al recurrente pedido del retiro de tropas, el Congreso con mayoría demócrata acaba de votar  el presupuesto de guerra (el más grande de la historia de EEUU) y los agregados presentados por la administración Bush para financiar la ocupación militar de Irak y Afganistán, y sostener el despliegue imperial de sus fuerzas militares en el mundo.

C) En caso de ganar la presidencia en el 2008, la administración demócrata que asuma se verá frente a las mismas disyuntivas y deberá implementar la misma política que Bush para preservar los intereses capitalistas imperiales de EEUU y sus transnacionales en Irak, Medio Oriente, y en todo el mundo.

Resumiendo: El show electoral-mediático para generar una expectativa de "cambio de rumbo" de la primera potencia imperial, es un entretenimiento para incautos y cerebros embrutecidos por las grandes cadenas televisivas.

Gane quien gane (sea un demócrata o un republicano): La herencia es la "guerra contraterrorista" y la administración de la crisis global generada por las políticas depredadoras del Imperio norteamericano y sus socios sionistas de las potencias europeas.

Obama, Clinton o McCain son apenas "más de lo mismo": El que se suba al  sillón de la Casa Blanca deberá administrar para las petroleras, las armamentistas y los bancos y trasnacionales que diseñan entre bambalinas las grandes operaciones de conquista de mercados y de apoderamiento de recursos estratégicos que no pueden detenerse en ningún momento.

Como lo determina la lógica implacable del sistema capitalista que necesita seguir invadiendo y depredando para sobrevivir.

¿Las elecciones presidenciales de noviembre?: Apenas una ilusión óptica para entretener. La procesión va por otro lado.

                                                *******

Advertencia del jefe de los espías
Para EEUU, Chávez y Al Qaeda conforman el "gran peligro" regional en América Latina

Viernes 08 de Febrero,
IAR Noticias
/

En los últimos cuatro años las agencias de espionaje USA han mostrado con frecuencia "evidencias" de reuniones entre el mando de las FARC y la red fundamentalista islámica de Bin Laden para coordinar organización y logística orientadas a ataques terroristas contra blancos situados dentro de EEUU y del territorio latinoamericano. A ese "cóctel conspirativo" siempre se le agrega la presencia de Cuba y Venezuela como instigadores de la "desestabilización regional".

La estrategia (según se desprende de los propios informes periódicos) busca instalar la "guerra contraterrorista" global en América Latina mezclando a Chávez, Cuba y  las FARC con planes del "terrorismo internacional" orientados a vulnerar la seguridad nacional de EEUU y a desestabilizar toda la región.

Reciclando la metodología, el miércoles, durante la presentación de un informe anual ante el senado de su país, el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Michael McConnell, hizo una advertencia sobre la influencia del gobierno de Venezuela en América Latina.

En el informe de 45 páginas, el espionaje norteamericano coloca a la red Al-Qaeda como principal amenaza para Estados Unidos, y se incluye una detallada evaluación sobre América Latina con Venezuela como más extenso tópico de preocupación.

El informe acusa a Chávez de falta de cooperación en la lucha contra el narcotráfico y, en ese sentido, vincula al gobierno venezolano con el tráfico de cocaína hacia EEUU, un señalamiento que también hizo el mes pasado el director de la Oficina Nacional de Políticas de Control de Drogas de EE.UU., John Walters.

De esta manera, se liga a Chávez con el eje FARC-narcotráfico-Al Qaeda, como parte de la estrategia para apuntalar la "guerra antiterrorista" y los acuerdos con los gobiernos títeres y ejércitos regionales.

Completando el panorama "terrorista", en el documento se señala que el presidente venezolano, Hugo Chávez, "seguirá buscando unir a Latinoamérica, bajo su liderazgo, en una agenda radical de izquierda y anti-estadounidense y a contemplar a Cuba como un aliado ideológico clave".

El jefe de los espías USA dijo que bajo la influencia venezolano-cubana "los líderes de Bolivia, Nicaragua y, en menor grado, Ecuador están persiguiendo agendas que buscan prolongar mandatos presidenciales, debilitan los medios de comunicación y libertades civiles".

Poniéndolos como ejemplo paradigmático de la "guerra contra el terrorismo", el informe alaba el esfuerzo de los gobiernos de Uribe y de Calderón, los "cachorros" más sumisos del Imperio, cuyos ejércitos operan en coordinación directa con el Comando Sur de EEUU.

                                             *******

Se resquebraja la alianza imperial
LA OTAN dividida y sin saber que hacer en Afganistán

Viernes 08 de Febrero,
IAR Noticias
/

Tras los atentados del 11-M, en el 2001, la administración Bush invadió Afganistán contando con el apoyo de la OTAN, lo que -a diferencia de Irak donde esta organización no actúa- supuso a posteriori para la alianza Atlántica una involucración directa en la "guerra contraterrorista" de Bush en el país ocupado. Junto con la imagen de Bush, hoy la alianza Atlántica entró en crisis y las potencias europeas no quieren seguir pagando el costo político que les genera la muerte de sus soldados.

Como está sucediendo con la resistencia iraquí, a lo largo de casi 7 años de ocupación las tropas conjuntas de la OTAN y EEUU no pueden controlar a la guerrilla talibán que en los últimos meses viene sosteniendo una feroz contraofensiva que ya causó enormes bajas y daños a las fuerzas ocupantes, mientras las potencias intentan "despegarse" de la misión imperial de Washington.

Nacida con la finalidad de proteger a los países occidentales contra el bloque soviético, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debería haber desaparecido con el fin de la Guerra Fría, y sin embargo no fue así.

Desaparecida la URSS y la guerra por aéreas de influencia con el bloque soviético, la organización imperialista occidental amplió su estructura y se inventó un nuevo enemigo para justificar su existencia: "el terrorismo internacional", caracterizado por EEUU tras el 11-S como el nuevo "enemigo estratégico" que venía a sustituir al "comunismo internacional".

El 1 de julio de 1991, con la disolución del Pacto de Varsovia (la fuerza oponente de la OTAN desde el bloque soviético) se ponía fin a la razón de ser oficial del Tratado del Atlántico Norte. No obstante, y reciclada dentro de la nueva hipótesis de conflicto con el "terrorismo", la OTAN continuó en pie y en plena fase de ampliación con nuevos miembros.

Certificando el fracaso de la alianza, admitiendo el fracaso militar y la profunda decadencia moral de las tropas ocupantes,  el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, advirtió el miércoles que el futuro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está en riesgo debido a diferencias en torno a Afganistán, y que podría convertirse en una alianza de dos niveles.

Gates sostuvo que si no se reparte mejor el esfuerzo de la "contrainsurgencia en Afganistán", la voluntad de aquellos involucrados en tareas de combate desaparecería.

La mayoría de las operaciones de combate en la volátil zona sur del país están siendo llevadas a cabo por Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Holanda, quienes se encuentran con sus tropas desgastadas y cansadas.

Según medios alemanes, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, envió una "inusualmente dura" carta a su homólogo alemán, Franz Josef Jung, exigiéndole que envíe tropas al peligroso sur del país, generando una respuesta igualmente dura de Alemania.

La semana pasada, el gobierno estadounidense envió cartas a estados europeos insistiendo en que enviaran tropas al sur de Afganistán.

Todos los 26 países miembros de la OTAN han contribuido con tropas a la misión en Afganistán, pero varios aliados de EE.UU., incluyendo a Alemania, Francia, España, Turquía e Italia se han negado a enviar números significativos de tropas de combate al sur.

El martes, un centro de investigación imperial británico, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), advirtió que Afganistán corría el riesgo de convertirse en un "estado fallido" si las operaciones de la OTAN no tenían éxito.

Este jueves las grandes cadenas internacionales de Europa y de EEUU titulaban que las tensiones dentro de la misión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán parecen estar al "rojo vivo".

El resquebrajamiento de la OTAN en Afganistán tiene lugar poco después de que la organización humanitaria británica Oxfam enviara una carta a los mandatarios de los países cooperantes en el país, exhortándoles a "un cambio de estrategia importante, con el objetivo de reducir el sufrimiento y evitar un desastre humanitario".

Un organismo estadounidense, el Atlantic Council of the United States, comenzó un informe con las palabras: "No se deje engañar, la OTAN no está ganando en Afganistán".

Para la mayoría de los medios y analistas norteamericanos, EEUU se está quedando solo en Afganistán y la deserción progresiva  de las potencias aliadas quita legitimidad a la guerra de ocupación. 


                                             *******

  HOME

 RECOMENDAR ESTA NOTA

© Copyright 2008  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com